Para todos aquellos negacionistas que aún cree que la violencia machista no existe y que la que se produce en el seno de la familia “no tiene género” como claman algunos diputados y diputadas desde la tribuna del Congreso de los Diputados, ahí van unos datos estadísticos esclarecedores: 35 menores han sido asesinados en los últimos ocho años por sus padres o las parejas de sus madres. En este mismo periodo de tiempo, desde el que se tienen registros estadísticos oficiales, los asesinos machistas han dejado a un total de 289 huérfanos menores de 18 años después de asesinar a sus madres. Sólo en los cinco primeros meses de este año 2020, la cifra de huérfanos menores asciende ya a 11, incluidos dos meses y medio de confinamiento domiciliario obligatorio por el estado de alarma.

El número de casos de violencia de género activos seguidos por el sistema Viogén se ha incrementado casi un 6% respecto a 2019

El Boletín Estadístico Mensual sobre Violencia de Género correspondiente al mes de mayo, editado por Ministerio de Igualdad, a través de la Secretaría de Estado de Igualdad y Contra la Violencia de Género y la Delegación del Gobierno Contra la Violencia de Género, revela que la violencia machista es una realidad plagada de datos estadísticos tan abrumadores y contundentes que desmienten cualquier interpretación negacionista que se precie, por muy rebuscada y conspiranoica que sea.

A día de hoy, un total de 30.421 mujeres requieren vigilancia policial, sólo en este pasado mes de mayo se han registrado en el teléfono 016 un total de 8.414 llamadas pertinentes, más de 900.000 desde septiembre de 2007 en que se puso en marcha este servicio. También destacan las 106.157 altas registradas desde 2005 hasta mayo pasado en el servicio telefónico de atención y protección para víctimas de violencia de género (Atenpro).

Respecto a los dispositivos aplicados en el seguimiento de la violencia machista, el número de instalaciones de dispositivos del sistema de seguimiento por medios telemáticos de las medidas de alejamiento en el ámbito de la violencia de género desde el año 2009 y hasta el pasado 31 de mayo ha sido de 8.006. En estos momentos, 1.871 dispositivos se mantienen activos, experimentado un aumento del 51,5% respecto a mayo de 2019 y es el mayor de toda la serie. El Ministerio de Igualdad destaca que en los últimos meses “se vienen experimentando aumentos interanuales considerables”, siendo el de este pasado mes de mayo el segundo más elevado.

En el mes de mayo pasado se han instalado 88 dispositivos, lo que supone un 66% más con respecto a abril de 2020 y un 13,7% menos con respecto a mayo de 2019. En cuanto a las desinstalaciones, durante el mes de mayo de 2020 se han desinstalado 42 dispositivos, lo que supone un 7,7% más con respecto a abril de 2020 y un 39,1% menos con respecto a mayo de 2019.

Solicitudes de protección rechazadas

Respecto a las denuncias registradas, de enero a diciembre de 2019 se han recibido en los juzgados un total de 168.168 denuncias por violencia de género, lo que supone un incremento del 0,7% con respecto al año 2018, alcanzándose en 2019 el máximo valor de la serie que se inicia en 2007.

Durante el pasado 2019 también se han incoado 40.720 órdenes de protección y medidas, lo que supone un incremento del 3,9% con respecto al año 2018, alcanzándose en 2019 el tercer valor más alto de la serie que se inicia en 2007, aunque los jueces siguen rechazando aún un alto porcentaje de estas solicitudes de protección, por encima del 30% del total de las solicitadas.

El Sistema de Seguimiento Integral de los casos de violencia machista (Viogén) tiene hasta el pasado mayo un total de 61.301 casos activos en seguimiento, lo que supone una disminución del 0,1% con respecto a abril de 2020 (61.417) y un incremento del 5,8% con respecto a mayo de 2019 (57.935).

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre