sábado, 4febrero, 2023
19.1 C
Seville

Dar ejemplaridad es lo único válido para salvar el futuro

José Repiso Moyano
José Repiso Moyano
Escritor español de larguísima trayectoria nacido en Cuevas de San Marcos, Provincia de Málaga, que ha publicado miles de obras en 50 años (literarias, de conocimiento,etc), y ha obtenido premios y reconocimientos por su participación en concursos, periódicos, revistas, recitales, programas de radio, acciones humanitarias y eventos literarios en todo el Mundo.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Si en un país manda la mentira, no te conformes. Si manda la doble moral o la corrupción o la falsa justicia, no te conformes. Si manda la incoherencia o la hipocresía hasta tal punto que hacen pasar cualquier mal por bien, o cualquier sinrazón por correcta razón, no te conformes y, además, no apruebes ningún respeto del cual presumen, ni ninguna lección de moral que hagan, ni ninguna educación que miserablemente se atribuyan.

No les des facilidades por mucho “bla-bla” buenista que algunos te vendan tan pillos y aliados con los poderes fácticos (que tú precisamente los tendrás en tu contra), no les des apoyos (como ser colaborador, consentidor o SEGUIDOR) por muchas amenazas (como viles-sutiles revanchas y linchamientos) o por muchos maltratos (como el cerrarte una y otra puerta) que recibas de ellos.

En rigor, no les des la obediencia, la atención o el silenciamiento que te piden. Más bien lo contrario por dignidad misma del bien o por rebeldía puesta en un “BASTA YA”, o sea, de una vez en un “acusarlos de inmoralidad” frontalmente o en un “frenarlos a imprescindibles descalificaciones” en sus ya realizados (pero impunes) males.

¡Por Dios!, no les des jamás de los jamases una adulación o una falsa o inconsecuente calificación, ¡jamás!, aunque te silencien o te desacrediten cobarde y cínicamente, aunque te pisen hasta el aliento, ¡jamás!, aunque te vendan que tienen muy buenas intenciones o que tienen un fondo angelical (¡qué fácil es ya el aparentarlo!) o, para más inri, te biendigan que cumplen las leyes así u otros cuentos sucios o estúpidos.

En determinación, ¡siempre!, lo que hay que hacer es no ceder a sus amenazas (al bien) o a sus procedimientos de errores, no ceder nunca y, aun, ni siquiera entrar en sus juegos de ceguedad y de maldad, ya pase lo que pase y ya te quiten los derechos que te quiten, ¡eso es!

Y lo que hay que decir, en exactitud, es, ni más ni menos, todo grito o razón acusatoria (sí, que los acuse de pisotear siempre a la ética) que sea necesaria; ya pase lo que pase, sin miedos.

En claridad, el ser humano que es ejemplar no se deja corromper, ¡es obvio!, no se deja confundir por Redes Sociales o por medios de comunicación convencionales que equivocan siempre, no se deja arrodillar por algún nazipoder o no se deja convencer por tantos intelectuales llenos de seudointelectualidad o llenos de complicidad con más y más sinrazones. Así es.

La ejemplaridad en suma requiere que de verdad lo sea, sí, sin que deje pasar algún consentimiento con lo que es falso o cobarde (en hacer el bien) o irracional. Más claro, requiere que no tenga ni sostenga alguna apariencia o FORMA (sí, de hecho toda forma es “nazi” usada tan únicamente como forma) que no la apruebe el correspondiente fondo ético que en conciencia generará ya el mismo bien.

La ejemplaridad, ¡siempre!, no ha de producir nunca preparados o intereses de poder, sino solo conciencia o efectos de un distinguirse bien las injusticias; y no ha de producir nunca formas, sino siempre conscientes contenidos individuales que actúan, sí, que ya desarrollan más contenido consciente a la sociedad; y, además (es necesario señalarlo ya de una vez), la ejemplaridad no ha de producir nunca leyes-normas, ¡no!, sino solo cumplimientos-deberes exigibles de racionalidad que dignificarán siempre-siempre a cualquier bien.

Así es.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

10 COMENTARIOS

  1. Me parece que ejemplaridad está mal empleado, porque ejemplaridad no se puede dar. En todo caso, se puede dar ejemplo. Lo digo porque en la reseña de este autor se dice que es escritor de larguísima trayectoria.

  2. Te equivocas infinitamente. Solo, solo y solo o únicamente estoy hablando de EJEMPLARIDAD (camino a seguir de bien, válido racionalmente para todos, en claro: CAMINO VÁLIDO RACIONALMENTE PARA TODOS, porque se basa en la racionalidad o en la probación racional).
    DAR EJEMPLO no lo he mencionado ni trato de eso; en claro dar ejemplo es seguir, imitar o iniciar tú un camino tuyo en donde pones en práctica tus opiniones o tu parecer sobre un bien, o sea es UN CAMINO TUYO que tú quieres que sea referente para otros, pero no deja de ser TU CAMINO.
    Saludos

  3. La EJEMPLARIDAD ÉTICA es una directriz de cualquier bien posible o de todos los mejores EJEMPLOS. Por eso está sustentada solo en la CONCIENCIA y en la verdadera RACIONALIDAD.

    En cambio, un DAR EJEMPLO (de libertad, de solidaridad o de lo que sea) es un poner en práctica lo que predica alguien o un volver a poner en práctica lo que predicó alguien, sin garantizarse si era o no un verdadero bien. Por ejemplo, Napoleón dio un ejemplo de patriotismo e Hitler dio también EL SUYO. El problema está en que tales ejemplos no son la verdadera EJEMPLARIDAD.

  4. Creo que te estás liando. La ejemplaridad es una cualidad de una persona o cosa, que se manifiesta en su capacidad para servir de ejemplo. Por ejemplo, valga la redundancia, Desarrollaba su oficio con tanta ejemplaridad que daba continuos ejemplos a sus compañeros de como realizar bien el trabajo. Es decir, la ejemplaridad se tiene, y el ejemplo se da. Un saludo.

  5. Estás aún INFINITAMENTE EQUIVOCADO.
    ¿Cómo se va a tener la EJEMPLARIDAD? (¡nunca!, hasta que no asumas o entiendas la razón o deberes éticos). Eso es, jamás de los jamases, ¡no sabes lo que dices! Eres en obviedad muy irracional y he de decirlo.
    Te lo repito OTRA VEZ:
    YO HABLO SOLO DE EJEMPLARIDAD, demostrando la que es la ÚNICA EJEMPLARIDAD QUE FAVORECE AL BIEN (la ética), jamás de DAR EJEMPLO (que es como un capricho) u otras subjetividades, jamás de tus confusiones (que te han contagiado) y manipulaciones.
    Así es. ¡A mí no me dan lecciones ignorantes!

  6. Se puede DAR UN EJEMPLO de perversidad o de buen torero. Pero la que es la verdadera EJEMPLARIDAD no admite que des así ningún EJEMPLO hasta que te sujetes o entiendas lo es y supone la verdadera EJEMPLARIDAD, ¡y no admite el que seas torero siquiera!
    ¡A ver si te enteras ya DE MILAGRO!

  7. Jajaja,… no te enfades hombre. Las cualidades se tienen o no se tienen. Por ejemplo, tú no tienes humildad, sino mucha soberbia. No tienes buena redacción, y utilizas minúsculas y mayúsculas intercaladas en el texto, lo que no es correcto. Las frases no están bien redactadas y son incongruentes con el mensaje, no hay concordancia de genero en algunos casos y te comes palabras. En fin, no me explico como has escrito miles de obras en 50 años, como dices en tú reseña, con lo joven que pareces en la foto. Un poco de educación y respeto hacia el que te da una opinión no estaría de más, figura.

  8. Jajaja,… no te enfades hombre. Las cualidades se tienen o no se tienen. Por ejemplo, tú no tienes humildad, sino mucha soberbia. No tienes buena redacción, y utilizas minúsculas y mayúsculas intercaladas en el texto, lo que no es correcto. Las frases no están bien redactadas y son incongruentes con el mensaje, no hay concordancia de genero en algunos casos y te comes palabras. En fin, no me explico como has escrito miles de obras en 50 años, como dices en tú reseña, con lo joven que pareces en la foto. Un poco de educación y respeto hacia el que te da una opinión no estaría de más, figura.

  9. ¡Estás COMO UNA CABRA! He leído la primera línea de lo que has escrito y … ¡basta para mandarte a tu lecho-condición vil!
    Tú NO ARGUMENTAS, sino te metes en la vida personal de los demás; solo por personas como tú existe terrorismo e injusticias en el mundo.
    ¡No vale la pena NI TU EXISTENCIA! Así es.

  10. A partir de ahora solo contestaré a lo que no esté desequilibrado. Da asco siempre el mismo asco de ti y de tantos. ¡Estás COMO UNA CABRA! He leído la primera línea de lo que has escrito y … ¡basta para mandarte a tu lecho-condición vil!
    Tú NO ARGUMENTAS, sino te metes en la vida personal de los demás; solo por personas como tú existe terrorismo e injusticias en el mundo.
    ¡No vale la pena NI TU EXISTENCIA! Así es.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído