La crisis en Oriente Medio ha estallado tras el asesinato de Soleimani. Así, Irán ha cumplido su amenaza de vengarse por el asesinato, a manos de Estados Unidos, del general Qasem Soleimani. Más de una veintenade misiles balísticos iraníes han impactado durante la madrugada de este miércoles contra dos bases militares en Irak en las que están destacados soldados estadounidenses.

Se trata de las bases de Ain al Asad, situada en la zona de Al Bagdadi, al oeste de la capital de la provincia de Ramadi, y de Erbil, capital de la Región Autónoma del Kurdistán. Según el gobierno iraquí, en total han caído 22 misiles, cinco en Erbil y 17 en Al Asad, dos de los cuales no han estallado. Las bases estaban en máxima alerta desde el viernes, cuando Soleimani murió en un bombardeo norteamericano.

La Guardia Revolucionaria iraní ha asegurado que 80 “terroristas americanos” han muerto en los ataques, que habían destruido igualmente helicópteros y equipo militar.

El portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman, ha asegurado que aún se estaban evaluando daños.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. No sé que se propone el terrorismo americano, pero está consiguiendo que, augmentar la riqueza de sus fábricas de armas nos cueste la vida y, posiblemente el mundo. Un gran país: Por su extensión. Donde sus gentes mueren de inanición y la vida de sus ciudadanos vale lo que su cartera pueda pagar, gasta una ingente masa económica en llevar millones a los ricos traficantes de armas. Su terrorismo ara historia si es que vivimos como para contarlo.Está blanqueando y mucho a Irán. Los Hyadistas resultan mucho menos peligrosos que los terroristas americanos.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre