Estoy seguro. Has jugado mil partidas, eres un experto en el tres en raya. Has jugado casi mil veces, y ves que eres muy bueno, pero te diré una cosa: si jugamos al tres en raya, te ganaré. Juegues como juegues, porque las matemáticas están detrás de mi estrategia, y es algo que no vas a poder evitar.

Os contaré el cómo, que es muy fácil, y sólo así entonces, usando las matemáticas, podréis ganar a quién sea. El proceso es fácil, empezamos poniendo nuestra ficha en una esquina cualquiera. Si el contrario pone su ficha en otra esquina, la tenemos que poner en la esquina que no sea la opuesta a la ficha inicial. Tras ello, forzaremos la jugada del oponente de poner su ficha entre las nuestras. Y ya está. Haga lo que haga, podremos asegurarnos la victoria. 

Ahora bien, si el oponente nos cubre el centro, no debemos preocuparnos. Debemos de intentar colocar nuestra ficha en las dos esquinas opuestas para que al poner en una tercera esquina el oponente no pueda impedir nuestra victoria. Y lo mismo, da igual lo que ocurra después, que siempre ganamos, o empatamos, pero nunca perdemos. 

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre