sábado, 22enero, 2022
8.7 C
Seville

Creer en la cultura; crear cultura

La Fundación Cajasol mantiene su firme compromiso con la actividad cultural, combinando eventos adaptados y protocolo COVID-19 y una oferta expositiva de primera calidad en sus diferentes sedes en Andalucía dentro de los nuevos horarios establecidos

- Publicidad -

análisis

El gas y Europa. Rusia hizo un movimiento de ajedrez inesperado

Año 2014  Para quizás  entender un poco más los últimos acontecimientos geopolíticos, nos remontamos al año 2014 (Año que coincide con las autoproclamada  República popular ...

El Repaso del 21 de enero: Situación entre EEUU-UE y Rusia, el papelón de España, y el posible origen del Covid del laboratorio de...

En El Repaso de hoy seguimos informando sobre la actualidad en el conflicto entre EEUU y Rusia, donde la situación de Europa cada vez...

Interinos: La Martingala europea

Una de las cosas que más sorprende a los interinos es que esta Europa no está diseñada para el ejercicio de derechos sino para...

Señora Margarita, a España no se le ha perdido nada en Ucrania

Lo de Rusia con Ucrania se está poniendo feo. Da la sensación de que Biden y Putin dan por cerrada la vía diplomática, entrando...
- Publicidad -
- Publicidad-

La Fundación Cajasol tiene un fiel compromiso con la cultura andaluza en todas sus expresiones, con un papel predominante en su programación, que ha tenido que adaptarse al protocolo que requiere la crisis sanitaria del COVID-19, pero que mantiene su compromiso dentro de sus posibilidades, combinando ciclos y actividades fijas. Los proyectos expositivos constituyen un excelente vehículo para la difusión de las Artes Plásticas en los lugares de implantación de su Entidad. Estas exposiciones aportan un elevado valor social, ya que se convierten en elementos dinamizadores de la cultura en cada localidad, intentando ofrecer una visión integral mediante tres pilares básicos: exposición, difusión y formación.

Actualmente, en estos tiempos de pandemia, la oferta expositiva de la Fundación se mantiene firme, con dos muestras abiertas al público en su sede de Sevilla, ‘Carmen Laffón en la Colección Cajasol’ y ‘Las mujeres de Goya’, que permanecerán hasta principios del año 2021; en Huelva el público puede visitar ‘Los Nuestros. Un puente de palabras’ hasta el 27 de noviembre; y en Cádiz la exposición Poderío cierra sus puertas el próximo 18 de noviembre. Hasta el 23 de noviembre el horario de visita a todas ellas es de 11 a 18 horas, de forma ininterrumpida, de lunes a sábado; domingos y festivos, cerradas. Dadas las circunstancias y la evolución de esta situación, la Fundación Cajasol continúa abierta a la sociedad, cumpliendo con todas las medidas de seguridad y limitaciones horarias, y se irá adaptando y ajustando a las indicaciones del Gobierno en cada momento.

Antonio Pulido, presidente de la Fundación Cajasol, destaca el compromiso de la Entidad que preside con la Cultura en estos tiempos tan difíciles: «En estos momentos de incertidumbre y grave crisis económica, nuestra institución mantiene su esfuerzo y su compromiso y continúa acercando a nuestra tierra exposiciones de gran prestigio, unos contenidos culturales de primera calidad que ayuden a reactivar esta importante industria tan golpeada por la pandemia».

Exposición de «Los nuestros, un puente de palabras» en la Fundación Cajasol de Huelva.

‘Carmen Laffón en la Colección Cajasol’

La exposición ‘Carmen Laffón en la Colección Cajasol’ presenta un total de 13 obras de la artista, que forman parte de la colección de la Fundación Cajasol, a las que se han sumado otras cinco piezas que han sido cedidas para la ocasión. Esta exposición forma parte del proyecto ‘Semestre Laffón’, organizado por la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, en el que también participan el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo y el Museo de Bellas Artes, con sus correspondientes exposiciones.

En la muestra ‘Carmen Laffón en la Colección Cajasol’, comisariada por Juan Bosco, el visitante puede disfrutar de obras inéditas, nunca antes expuestas, muchas de ellas restauradas para este proyecto a cargo de la restauradora, Maite Béjar. Se trata, pues, de un verdadero tesoro, un legado que desde la Fundación Cajasol tienen el honor de custodiar y que supone una importante contribución a este brillante otoño cultural que Sevilla y Andalucía le dedican a la gran pintora y académica.

La exposición parte de cuatro obras iniciales de Carmen Laffón. Fechadas entre 1956 y 1958, son cuadros de muchachas sin nombre, pintados tras una estancia en Italia y un largo viaje a París. A estas obras se añade Caridad (colección privada, Madrid), óleo de 1961, donde ya aparece la idea de realismo de Carmen Laffón. Idea que alientan los dos dibujos, fechados en torno a 1970.

La carta, cuadro de 1961, recoge un tema reiterado por la autora. La carta, en pintura, es un objeto paradójico: el sobre la oculta y a la vez la carga de afecto. Esta unión de lo oculto y lo manifiesto, lo expresivo y lo reservado es clave en la poética de Laffón. También hay un objeto cerrado en La muerte del Coli (1964), es el cajón de un torero. El Coli, Manuel Leyton, fue un banderillero jerezano fatalmente corneado en Madrid un 15 de agosto. Alrededor del cajón, unas flores con ecos de Zurbarán. El cuadro pertenece a la Maestranza de Caballería de Sevilla.

El bodegón es un género que Carmen Laffón estudia desde muchas perspectivas: lo contrasta con la luz, con la espesura del jardín, con el paisaje. Los bodegones de la colección Cajasol sintetizan tal indagación. La estructura, reducida a un triedro, se simplifica y las figuras no ocultan el pigmento que las forma. Son ante todo pintura.

Covid19 ©miguelgomez

Por su idea del realismo, los retratos son esenciales en la obra de Carmen Laffón. La colección Cajasol guarda uno muy representativo, el retrato de sus padres. Las dos figuras aparecen en el jardín de Santa Adela, en La Jara (Sanlúcar de Barrameda), ante un seto vertical, realzado por el ocre del suelo, abajo, y un luminoso amarillo, arriba. Junto a la madre, un cesto con violetas.

El Guadalquivir tiene especial protagonismo en el paisaje de la artista. La colección Cajasol guarda un principio y un final: Sevilla desde el río (1982-84) y una vista de El Coto desde Sanlúcar (1990-1992). Las dos obras se completan con Bajamar en La Jara (colección privada, Sevilla): en el río, muy cerca del mar, un antiguo arte de pesca, un corral que asoma al bajar las aguas.

Finalmente, una escultura: una mesa y una repisa, compendio del estudio, lugar de trabajo y reflexión, y también de incertidumbres porque el arte no está exento de riesgos.

‘Las mujeres de Goya’

La segunda exposición que encontramos en la sede de la Fundación Cajasol en Sevilla es ‘Las mujeres de Goya’, una muestra que presenta una colección 85 obras de arte que nos adentran en el análisis que a lo largo de su dilatada carrera Francisco de Goya realizó del mundo femenino. Se trata de una exposición que es, sin duda, una de las protagonistas de la apuesta cultural de la Fundación Cajasol para este tramo final del año en Sevilla y en Andalucía. No sólo por el peso artístico del genial Goya, también por la indudable actualidad de la temática de esta muestra. Goya no se limita a representar a la mujer como una musa o, como hacían otros artistas de la época, de formas alegóricas; él representa la situación real de la mujer en esa centuria. Denuncia situaciones injustas a las que estaba sometida la mujer, simplemente por el hecho de ser mujer, como el matrimonio por conveniencia, la prostitución, los abusos… y todo eso, hace que deje constancia, como un testigo fiel de su época, de una problemática que ya existía y que llevaba siglos existiendo, y que él denunció como ningún artista había hecho antes.

Las dos exposiciones que se pueden visitar en Sevilla estarán abiertas al público hasta el 10 de enero, con disponibilidad de visitas guiadas, con reservas en la taquilla (acceso por C/Álvarez Quintero), de lunes a viernes, de 9 a 14 horas, o en www.fundacioncajasol.com.

‘Un puente de palabras’ en Huelva

Menos tiempo queda por delante para visitar las exposiciones ‘Los Nuestros. Un puente de palabras’ en Huelva y ‘Poderío’ en Cádiz. ‘Los Nuestros. Un puente de palabras’ se trata de un recorrido por España e Hispanoamérica a través de sus escritores y sus literaturas que se han potenciado y enriquecido recíprocamente creando puentes en común a ambos lados del océano Atlántico. La exposición permanecerá abierta hasta el 27 de noviembre, en horario de 11 a 18 horas, de forma ininterrumpida, de lunes a sábado; domingo y festivos, cerrado.

Esta exposición se encuentra en Huelva con material de Juan Ramón y Zenobia nunca vistos: la antología de la poesía cubana que hizo en 1936, el diálogo que mantuvo con José Lezama Lima publicado en Revista Cubana a comienzos de 1938, fotografías y publicaciones de su estancia en Buenos Aires y Montevideo en 1948 además de las traducciones de Zenobia de la obra de Rabindranath Tagore.

Covid19 ©miguelgomez

‘Poderío’ en Cádiz

Por último, la primera en cerrar las puertas será la exposición ‘Poderío. Una historia de mujeres para mujeres’ en la sede de la Fundación Cajasol en Cádiz (Plaza de San Antonio, 14). Se trata de una muestra de trajes y de fotografías con diseños exclusivos y personales de ropas lucidas para la ocasión por algunas de las más destacadas artistas flamencas. La diseñadora Teresa Torres y la fotógrafa Beatriz Hidalgo son las responsables de esta historia de mujeres para mujeres. Mujeres que vuelcan su creatividad en artistas admiradas, convirtiéndolas en modelos, con una estética distanciada de lo tradicional y dando espacio a un nuevo tanto. Tanto la aguja como la cámara se han fijado como objetivo arrancar del interior de estas mujeres su personalidad y fuerza, por eso surge en estos trajes y en las fotografías un panorama distinto, repleto de innovación, pero con la carga de siempre del mundo flamenco, transmitiendo su fuerza, su arte, su belleza y su pasión; es decir: su poderío. Numerosas artistas han participado en esta iniciativa: Sara Baras, Juana ‘la del Pipa’, Luis Villar, Marina Heredia, Ana González, Mercedes de Córdoba, Olga Pericet, Pilar Ogalla, Ana Salazar, Rosario Toledo, Maui de Utrera, Esperanza Fernández, Anabel Rivera, María Terremoto y María Moreno.

La exposición permanecerá abierta hasta el 18 de noviembre, de 11 a 18 horas, de forma ininterrumpida, de lunes a sábado; domingo y festivos, cerrado.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Adultocentrismo: Opresión desconocida u olvidada… Hasta por las izquierdas

Las opresiones son múltiples y no pocas de ellas paradójicamente existentes y persistentes, pero a la vez realmente desconocidas u olvidadas durante largos periodos...

Entrevista al escritor y activista político nicaragüense Fabio Mendoza Obando

Crecer sin el amor de nuestros progenitores y ser emigrante son las dos circunstancias más difíciles que un ser humano puede vivir a lo...

Gento: leyenda de barrio

Antonio Gala dejó escrito en algún sitio que para estar en el mundo en los años 60 había que saber quién era Gento, aunque...

¿En serio? Matemáticas y comprensión lectora

Cada día nos enteramos de una cosa nueva. Esto no lo es tanto, porque parece lógico. Cuando alguien no entiende lo que lee, no...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Adultocentrismo: Opresión desconocida u olvidada… Hasta por las izquierdas

Las opresiones son múltiples y no pocas de ellas paradójicamente existentes y persistentes, pero a la vez realmente desconocidas u olvidadas durante largos periodos...

Entrevista al escritor y activista político nicaragüense Fabio Mendoza Obando

Crecer sin el amor de nuestros progenitores y ser emigrante son las dos circunstancias más difíciles que un ser humano puede vivir a lo...

Gento: leyenda de barrio

Antonio Gala dejó escrito en algún sitio que para estar en el mundo en los años 60 había que saber quién era Gento, aunque...

¿En serio? Matemáticas y comprensión lectora

Cada día nos enteramos de una cosa nueva. Esto no lo es tanto, porque parece lógico. Cuando alguien no entiende lo que lee, no...