Solo un 9% de los consejos de administración está presidido por una mujer.

Las conquistas en la incorporación laboral de la mujer y la igualdad de condiciones respecto a los hombres no se observan con la misma claridad en todos los estamentos de la pirámide. En el caso del sector financiero la presencia de mujeres en los comités ejecutivos se ha duplicado en tres años en España, aunque la cifra final se queda en un discreto 22% de representación. Algo más alta resulta la lectura en el caso de las mujeres que integran consejos de administración, donde alcanza un 28% del total, cinco puntos por encima de la media internacional.

“En Hong Kong y Reino Unido, la presencia de mujeres en consejos de administración no llega al 20%”

Estos datos surgen del informe Women in financial services, que desde hace ya varios años elabora la consultora Oliver Wyman. Con una visión global de la participación de la mujer en el sector financiero es evidente que, siendo destacable el crecimiento, aún queda mucho por avanzar. Eso sí, el movimiento parece constante, y resulta cada vez más patente que la diversidad de género se ha convertido para muchas compañías en una cuestión estratégica con incidencia en los resultados anuales.

Ateniendo a cifras mundiales, el número de mujeres presentes en los comités ejecutivos y en los consejos de administración de las empresas financieras representa el 20% y el 23%, respectivamente, con lo que España se sitúa por encima de la media en ambos casos. No obstante, son cifras aún pobres que no alcanzan ni siquiera un cuarto de la representación, y el panorama no mejora cuando atendemos a los roles que ocupan: según el informe, solo el 6% de los directores ejecutivos en España son mujeres, y solo un 9% de los consejos de administración está presidido por una mujer.

En el marco internacional es Israel el país que sale mejor parado de este estudio, donde sus comités ejecutivos recogen presencia femenina hasta en un 38% de los casos. Entre los mejor situados se encuentran también Australia, Suecia o Finlandia, justo en las antípodas de Arabia Saudí, China, Japón y Corea del Sur, que pugnan por cerrar la lista con los peores resultados.

Parece, por otro lado, que en el caso del sector financiero el movimiento #MeToo no tiene el mismo efecto que en la esfera artística. Puede observarse en el caso de Estados Unidos, donde el movimiento reivindicativo feminista ha demostrado su fuerza en Hollywood, y sin embargo en los salones de Wall Street y las grandes corporaciones la representación femenina no supera el 26% de representación, cifra a la que ni siquiera se acercan países como Hong Kong o Reino Unido, que se quedan en el 20%.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 3 =