Según ha informado CNN, la cantidad de casos confirmados de COVID-19 en Florida (EEUU) se ha multiplicado en más del doble durante el último mes.

Concretamente, el número de casos en niños menores de 17 años ha aumentado de 16.797 el 9 de julio a 39.735 el 9 de agosto. Esto supone un aumento del 137% según los datos del Departamento de Salud Estatal.

Los casos de menores hospitalizados ha pasado de 213 casos a 436 durante este mismo período, aumentando en un 150%.

Los niños fallecidos han pasado de 4 a 7 en este tiempo.

Son datos de relevancia, sobre todo atendiendo a la campaña que está intentando hacer Donald Trump, al señalar en sus mítines de campaña que los niños no son un vector de riesgo y que no contagian la enfermedad, una información que la comunidad científica ya ha negado en reiteradas ocasiones.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre