sábado, 2julio, 2022
24.9 C
Seville

Coronafobia: miedo en tiempos de miedo

Los expertos definen la coronafobia como “el miedo a contagiarse o padecer la enfermedad de la Covid-19”

- Publicidad -

análisis

El Repaso del viernes 1 de julio: conclusiones de la cumbre de la OTAN, Finlandia y Suecia siguen fuera, guerra en Ucrania y portadas...

En El Repaso te pondrás al día en un "santiamén". Puedes escuchar El Repaso de hoy en formato audio, pulsando aquí (no te olvides...

Pedro Sánchez ahora tiene prisa para rendir cuentas ante el pueblo, tras 4 años escondido

Pedro Sánchez ha tardado más de 4 años en dignarse a rendir cuentas ante el pueblo español. Desde junio de 2018 en que fue...

Sánchez confirma que antepone un incremento del gasto militar de 13.000 millones de euros al bienestar del pueblo

Pedro Sánchez se ha venido arriba y se ha creído que es un estadista mundial sólo porque se ha hecho fotos con Joe Biden...

¿Estamos orgullosos de la justicia española? (II)

Como era de esperar, la anterior publicación que llevaba el mismo título, no ha generado las críticas que inicialmente supuse. El hecho es, en...
- Publicidad -
- Publicidad-

Uno de los peores temores de la humanidad se hizo realidad hace dos años con la llegada de la pandemia de la Covid-19. No era la primera vez que pasaba, pero sí que hacía mucho tiempo que no sucedía nada parecido. El riesgo de contagio y de contraer una enfermedad que podía complicarse hasta el punto de matar aparecía, y aumentaba, de manera demasiado rápida como para que la sociedad lo pudiese asimilar. Mientras, los gobiernos de todo el mundo intentaban consensuar medidas para enfrentarse al nuevo virus, unas más acertadas que otras. Los seres humanos volvimos a ser conscientes de nuestra vulnerabilidad como especie, y el miedo calaba con fuerza hasta el punto de que muchos no podían seguir con su vida cotidiana por temor a contagiarse. Algo que los expertos en salud mental han venido a denominar: coronafobia.

El miedo

“La coronafobia es básicamente el miedo a contagiarse o padecer la enfermedad de la Covid-19, aunque también tiene que ver con el miedo a contagiar a las personas del entorno inmediato o compañeros de trabajo”, específica Consuelo Tomás, psicóloga directora del centro psicológico que lleva su nombre y que se ha convertido en una de las voces más activas del mundo de la salud mental a la hora de analizar los efectos de la pandemia a nivel psicológico.  La experta define un rasgo principal en las personas con miedo al contagio: “Las personas que tienen una baja tolerancia a la incertidumbre son más susceptibles a padecer este trastorno”.

Los síntomas

Las personas que sufren de coronafobia se enfrentan a un verdadero infierno: “Fatiga, cansancio, problemas en la cantidad y calidad del sueño, cambios de humor, rigidez muscular, dolores de cabeza, problemas en las articulaciones y, en algunos casos, presión arterial elevada”, son algunos de los síntomas, pero lo curioso es que estos se pueden acabar confundiendo con los indicadores propios de la enfermedad de la Covid-19. “Están continuamente pendientes de su cuerpo, autoexplorándose, y al final encuentran síntomas, aunque estos no existan de verdad, como el dolor de cabeza, la tos o el carraspeo”. señala la psicóloga.

Los más vulnerables

La presión psicológica que genera la pandemia afecta de un modo más intenso a aquellas personas que ya sufrían algún tipo de trastorno antes de la llegada del virus: “Debido a los síntomas persistentes, las personas que tienen problemas psicopatológicos como un trastorno obsesivo compulsivo o un trastorno de ansiedad generalizada tienen más posibilidades de padecer coronafobia”, explica Tomás, para quien la negatividad es uno de los lastres con los que tienen que lidiar estas personas: “Son individuos que mantienen una visión muy pesimista de la realidad. Se sienten muy angustiados porque focalizan demasiado en los problemas y además desde un punto de vista completamente negativo”. Otras víctimas de la coronafobia son los más pequeños: “Hay padres excesivamente protectores que tienen miedo y de alguna manera u otra se lo están transmitiendo a sus hijos”.

Poner remedio

Las medidas para poner remedio al miedo excesivo a contagiarse pasan por no hacer sentir culpables a las víctimas de la coronafobia: “Es muy importante no ridiculizar a estas personas y comprender que si lo están pasando mal que este problema no lo tienen a propósito sino que no lo pueden evitar”, aconseja la profesional, que también señala a la necesidad de control como causa del malestar: “La  intervención terapéutica se basa en que aprendan a manejar la incertidumbre. Es decir, que vamos a intentar explicarles que todo no se puede controlar”. La solución lejos de estar en huir y aislarse parece estar en afrontar el problema poco a poco: “Parte del tratamiento consiste en fijarse metas gradualmente y permitir que las personas se vayan exponiendo de una forma gradual a esas situaciones que temen”. Algo que resulta complicado para aquellas personas que necesitan tenerlo todo controlado. Aprender a pensar en otras cosas resulta decisivo para perder el miedo: “Hay estrategias también de distracción. Es muy importante que estas personas cambien el foco atencional en lugar de estar pensando todo el día la posibilidad de contagiarse”. Señala la psicóloga.

Una obsesión

Una de las maneras de vivir el miedo a contagiarse que tienen las personas que padecen coronafobia es la obsesión por averiguar si han contraído el virus. “Ponerse el termómetro constantemente o hacerse pruebas de antígenos de manera obsesiva”, son algunas de las prácticas que llevan a cabo para calmarse. Pero lejos de encontrar la tranquilidad, los coronafóbicos ven aumentar la tensión y el miedo por momentos hasta querer aislarse del entorno y alejarse de todo aquello que suponga un riesgo: “La ansiedad anticipatoria les empuja a dejar de realizar actividades que antes sí que realizaban como: quedar con los amigos, ir al gimnasio, ir al supermercado e ,incluso, ir a trabajar”. En este aspecto es importante que las familias entiendan que estas personas “no es que se estén separando porque haya un problema, sino porque tienen muchísimo miedo a contagiarse”. La verdad es que los medios de comunicación y los canales de información no parecen ayudar demasiado: “La sobreinformación y la desinformación que circula, sobre todo, en las redes sociales lo que hace es elevar los niveles de ansiedad”, alerta Tomás.

La propia experiencia

Otro de los factores que puede hacer que las personas generen miedo excesivo al contagio de la Covid-19 es el haber vivido una experiencia negativa cercana o en primera persona: “Si una persona ha pasado el Covid con síntomas graves o ha visto que alguien dentro de su entorno ha fallecido por la enfermedad es más lógico que se dé una reacción desproporcionada”, añade Tomás. Pero la psicóloga insiste en lo importante de mantener la calma. “Si tenemos las medidas de protección adecuadas, junto con el trabajo psicológico, estamos dotados de recursos para hacer frente a esta situación”, señala la experta, y concluye constatando una realidad esperanzadora: “Se está haciendo un esfuerzo tremendo de investigación para poder tener al virus controlado”.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

1 Comentario

  1. La hipocondría es un mal bastante habitual en bajo grado, la coronafobia es un efecto que surgió cuando Sánchez apareció en la televisión maquillado con ojeras para dar su golpe de estado contra los derechos biológicos: sustento y medios para acceder a él.
    Amenazó con que su mano no temblaría para aplastar a quien no obedeciera sus decretos de prisión y asfixia. Y así se propagó la coronafobia, en una sociedad (como todas las occidentales) decadente, que ha perdido la capacidad del libre albedrío, el esfuerzo y cierto valor necesario para afrontar la vida; todo gracias a un consumismo desaforado. Incluso gente del campo, de naturaleza ruda, acostumbrada al esfuerzo, sucumbió a la coronafobia. Porque para sucumbir a algo así, se debe estar analfabetizado funcionalmente (lo necesario para poder aprobar el examen del permiso de conducir y poco más). Si tienes un mínimo de cultura básica para conocer tu propia biología, todas esas restricciones y la catequesis del «quédate en casa y obedece», no hubiera prendido en una sociedad tan sumisa y definitivamente cobarde, crédula hasta el ridículo en los bandos televisivos comunicados por los muppets del coronavirus.
    Siento que haya coronafobia, y siento más los que han muerto por desatención médica.
    Es un teatro puro. La imaginación hace pensar en «plandemia». Sin embargo la práctica, la cotidianidad misma, certifica la tosca maniobra de control de masas.
    En fin, si no hubiera tenido un mínimo de sentido común y valor para luchar, no podría haber vivido con mi cáncer, con una pierna podrida.
    Y lo digo sin maquillarme ojeras.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Abinader posiciona a República Dominicana entre los 5 países más valorados de América en materia de Libertad de Expresión y de Prensa

Cuando un gobierno fundamenta su línea de actuación en la transparencia, la ética y la honestidad, sus presidentes no temen a los medios de...

La Sarna una Pandemia Silenciada

La escabiosis o conocida vulgarmente como Sarna, una enfermedad vinculada con la pobreza y que se ha dado especialmente en momentos como tras la...

Infierno embotellado: Erótico, grotesco y kitsch

Como buen aficionado al jazz y músicas afines, yo conocía a Suehiro Maruo por las memorables ilustraciones que decoraban la carpeta y el libreto...

El Repaso del viernes 1 de julio: conclusiones de la cumbre de la OTAN, Finlandia y Suecia siguen fuera, guerra en Ucrania y portadas...

En El Repaso te pondrás al día en un "santiamén". Puedes escuchar El Repaso de hoy en formato audio, pulsando aquí (no te olvides...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Banco Popular: el Santander podría provocar un cerco más estrecho contra Emilio Saracho y la JUR

El cerco sobre la responsabilidad de Emilio Saracho y de la Junta Única de Resolución se podría estrechar aún más por un movimiento de...

Banco Popular: las coacciones, amenazas y engaños que no quiere investigar la Audiencia Nacional

a frase de Saracho «o se declara la inviabilidad o ateneos a las consecuencias» resonó en varias ocasiones en las paredes de la Audiencia

Banco Popular: el acta de la inviabilidad infringió el Código del Registro Mercantil, pero la Audiencia Nacional no lo investigará

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ratificó la decisión del juez Calama de no investigar determinados hechos sucedidos en la reunión...

Más de la mitad de los padres han decidido no poner la pauta completa a sus hijos de la vacuna contra el Covid-19 en...

Los menores que han recibido la pauta completa de la vacuna contra el COVID-19 no llega al 50%.  Desde el Comité Asesor de Vacunas han...

Jeffrey Sachs responsable de la comisión COVID-19 en The Lancet: «Estoy bastante convencido de que el virus salió de un laboratorio de EEUU»

Jeffrey Sachs es profesor de Economía en la Universidad de Columbiaa, en EEUU, de reconocido prestigio a nivel internacional. Es director del Centro para...
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Abinader posiciona a República Dominicana entre los 5 países más valorados de América en materia de Libertad de Expresión y de Prensa

Cuando un gobierno fundamenta su línea de actuación en la transparencia, la ética y la honestidad, sus presidentes no temen a los medios de...

La Sarna una Pandemia Silenciada

La escabiosis o conocida vulgarmente como Sarna, una enfermedad vinculada con la pobreza y que se ha dado especialmente en momentos como tras la...

Infierno embotellado: Erótico, grotesco y kitsch

Como buen aficionado al jazz y músicas afines, yo conocía a Suehiro Maruo por las memorables ilustraciones que decoraban la carpeta y el libreto...

El Repaso del viernes 1 de julio: conclusiones de la cumbre de la OTAN, Finlandia y Suecia siguen fuera, guerra en Ucrania y portadas...

En El Repaso te pondrás al día en un "santiamén". Puedes escuchar El Repaso de hoy en formato audio, pulsando aquí (no te olvides...