Tras la polémica información que este fin de semana Diario16 y otros medios de comunicación publicaron sobre el control de seguridad al que el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, no se sometió en el aeropuerto de El Prat el día 7 de octubre y, después de multitud de llamadas con contestaciones evasivas y contradictorias por parte de AENA, en las que según afirman que “por seguridad” no podían dar explicaciones, finalmente, fuentes de la Guardia Civil han aclarado a este diario que la “prueba de trazas” efectivamente detecta explosivos, líquidos y sustancias prohibidas en las aeronaves y drogas, no obstante, el escáner de los aeropuertos, de altísima tecnología, se configura según las necesidades y solamente está para detectar explosivos y, según explican las mismas fuentes, por agilidad ya que el mínimo contacto con cualquier sustancia, aún no habiéndola manipulado, daría positivo en el examen.

Así, Albert Rivera, por orden o indicación de su escolta de la Policía Nacional, lo que se saltó fue una prueba de explosivos. No obstante, la pregunta que queda en el aire, es por qué un político tiene un trato especial y   puede eludir un control  de seguridad en un aeropuerto y  no es considerado, por tanto,  como un ciudadano de a pie.

Apúntate a nuestra newsletter

3 Comentarios

  1. El control que sea de lo que quieran, si llevas drogas y te las ven te empapelan.
    Es decir, todos los controles son antidrogas, y si te niegas (y el rio suena), tienes almenos la sospecha asegurada

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre