Con el inicio de un nuevo año y muchas metas por conseguir, preservar la calidad de nuestra piel con los tratamientos adecuados debería ser una de ellas.

Pasar más tiempo con la familia y los amigos. Viajar más. Comer mejor. Quizá, esforzarte por cuidar el medio ambiente. Y, por supuesto, ir por fin al gimnasio cada semana es algo que todos nos proponemos al empezar el año. La lista de buenos propósitos para el año se llena siempre de los mismos objetivos, pero ¿qué pasa con nuestra imagen? Queda claro que nos preocupa nuestra piel (el año pasado se vendieron 97 millones de unidades de productos para cuidarla, según Stanpa), pero se nos está escapando algo… “Estamos dejando de lado preservar la calidad de la piel, que es el primer paso para que se vea saludable”, señala la doctora Paula Rosso, especialista en medicina preventiva del Centro Médico Lajo Plaza.

Por eso es una buena idea aprovechar este nuevo año para regalarse o regalar un tratamiento que consiga mejorar esa calidad cutánea que menciona la doctora. La Redensificación, de laboratorios Teoxane, es una buena opción para cumplir con este propósito de 2020. “Aporta las bondades del ácido hialurónico, a nivel de hidratación y no de voluminización, al tiempo que proporciona potentes antioxidantes”, explica Paula Rosso. En concreto, la doctora destaca para este objetivo “Redensity [I], que aporta 15 mg de ácido hialurónico para rehidratar y redensificar, y un complejo de aminoácidos, minerales, vitaminas y antioxidantes que trabajan en sinergia para la reestructuración de la dermis”.

Un buen momento

Si se hace una primera sesión justo antes de las fiestas no hay problema ya que, como explica la experta “aplicado con microcánulas no deja hematomas y, además, resaltará nuestros contornos”. Después, pasadas las fechas navideñas, es perfecto para reparar la piel de los excesos. Recordemos que la Redensificación es un protocolo que se recomienda practicar en tres sesiones, con intervalos de tres semanas y dos veces al año. Sus resultados son visibles desde la primera inyección y con efectos acumulativos durante el tratamiento. Por tanto, este es un momento idóneo para empezar y disfrutar de los efectos de cara a 2020.

Entre los principales enemigos cutáneos se encuentran la radiación solar, la polución, el tabaco o el estrés, a los que estamos expuestos diariamente. Todos ellos desencadenan exceso de radicales libres y el consiguiente estrés oxidativo, causante del daño celular y el envejecimiento prematuro. Por mucho que nos lo tomemos como propósito de Año Nuevo, es imposible escapar de su acción. Es por eso que tratamientos, como la redensificación, de Teoxane, ayudan a revertir esos efectos nocivos. “Además, aporta los nutrientes suficientes para que nuestra dermis pueda producir colágeno de calidad, ya que se ha demostrado que los radicales libres no solo destruyen esta molécula sino que van debilitando la que sintetiza nuestro organismo”, añade la doctora Rosso.

Acción conjunta

Si queremos mantener el propósito de disfrutar de una piel perfecta durante todo el año, no podemos quedarnos en un solo tratamiento. Paula Rosso recuerda que la piel saludable empieza por cuidados básicos, como la limpieza diaria; usar la cosmetología correcta para cada necesidad y recurrir a diversos tratamientos que, en conjunto, proporcionen la correcta armonía facial.

Junto a la Redensificación, la doctora apuesta por “la reposición profunda de pilares para una adecuada estructura facial con ácidos hialurónicos de gran cohesividad, como Teosyal Ultra Deep, que crea volumen y remodela los contornos; o la armonización del rostro con ácidos hialurónicos muy maleables, como todos los de la gama RHA”. Todo un abanico de posibilidades para que dentro de un año, nuestro propósito beauty sea más fácil de cumplir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here