La Comisión de Exteriores del Congreso ha aprobado una proposición no de ley del Grupo Socialista, transaccionada con el Grupo de Unidos Podemos, En Comú Podem-En Marea, en la que se insta al Gobierno a que promueva en la Unión Europea y en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas “la adopción de medidas para la protección y garantía de los derechos humanos de las personas migrantes que se encuentran en Libia”.

En este sentido, la iniciativa urge al Gobierno de Unidad Nacional de Libia a que emprenda las acciones legales oportunas contra las organizaciones y personas que podrían estar incurriendo en el delito de tráfico de personas y ponga en marcha con urgencia el Protocolo para prevenir, evitar y sancionar la trata de personas, respetando y garantizando la labor humanitaria de las ONGs que efectúan tareas de rescate en el Mediterráneo.

Además, la pnl aprobada hoy también solicita al gobierno libio que autorice “la presencia y el trabajo de organizaciones humanitarias y la Organización Internacional de Migraciones en Libia, facilitando su acceso a las instalaciones y espacios en que se encuentran las personas migrantes en territorio nacional libio, así como garantizar el acceso y atención a las personas migrantes, y demanda asimismo el refuerzo del trabajo de la Unión Europea con el Gobierno de Libia en materia de apoyo y de formación del cuerpo de guarda costas libio respecto a derechos humanos y asistencia humanitaria.

Promover el diálogo con los países de origen y de tránsito de personas migrantes africanas así como con organizaciones regionales en materia de migración, del establecimiento de vías legales y seguras en el marco de la defensa y garantía de los derechos de todas las personas migrantes, y garantizar el respeto de los derechos humanos de las personas en tránsito migrante por parte de los países con los que la Unión Europea establece acuerdos internacionales, y en concreto, con aquellos con los que firma acuerdos de cooperación que incluyen cláusulas en materia migratoria, son también puntos de la iniciativa socialista acordada.

La diputada Lola Galovart, que ha defendido la iniciativa, ha explicado que esta es urgente, “porque es inadmisible el coste y el sufrimiento humanos de estas personas cuando recalan en Libia o cuando son devueltos a este país”. Libia “no es un lugar seguro porque no tiene Estado de Derecho”, sino que se trata de un país “sumido en el caos y la inestabilidad, caldo de cultivo para la proliferación de actividades criminales, cuyas principales víctimas son los migrantes y especialmente las mujeres”. Galovart ha explicado que estos migrantes “son vendidos como mercancía, y se producen homicidios, y violaciones, así como el sometimiento de estos y estas migrantes a trabajos forzados”. Ante esta situación, la UE, “en lugar de actuar inspirada por los valores y principios con los que fue creada, ha intensificado acuerdo que incumple con derechos humanos y pone en riesgo la vida de inmigrantes y refugiados”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre