Es inconcebible que en España el Gobierno de la nación y los gobiernos autonómicos no se pongan de acuerdo para eliminar o tratar de eliminar el virus que está azotando a todos los españoles. Cada día hay más contagios, cada día hay más muertos y cada día parece ser que hay más incompatibilidad entre las comunidades autónomas y el Gobierno de la nación.

Todo ello está provocando que los hospitales están prácticamente colapsados y las UCIs también les falta muy poco para el colapso.

Además falta material en los hospitales y sobre todo hay falta de enfermeras/os y de médicos y sobre todo el problema que tienen los sanitarios es que ya no pueden más, están francamente agotados porque una ola, la segunda ola, la tercera ola, les está haciendo mella.

Es necesario urgentemente contratar sanitarios porque dentro de poco habrá más hospitalizados que sanitarios; y entonces, qué van a hacer los sanitarios? Multiplicarse? Piensen señores políticos un poco en los sanitarios y los infectados (93.822 infectados hoy 25.1.21), esto es indignante y de vergüenza. Comparense los datos con la primera ola y segunda ola y observarán como se ha disparado el número de infectados y fallecidos. DE PENA. Dónde están los 25 prometidos? A veces es mejor callarse que «meter la pata».

Y si a todo esto se le añade la lentitud en las vacunación  y carencia de algunas, hay por tanto, que presionar a las multinacionales farmacéuticas para que vendan más vacunas y que éstas sean de verdad vacunas que inmunicen  a los ciudadanos para evitar que se incrementen el número de infectados del SAR-CoV-2.

El problema es político. No se ponen de acuerdo en nada. Cuando el Gobierno dice blanco las CCAA dicen negro y viceversa.

Cuando algunos hablan de libertad para hacer lo que les da la gana, desde aquí abogo por la LIBERTAD para VIVIR y la Libertad de EXPRESIÓN, y los ciudadanos conscientes dicen lo mismo.

Desde nuestra óptica falta un plan general de lucha contra la COVID-19 y las nuevas cepas que están llegando, sea la inglesa, sea la brasileña, sea la sudafricana o sea las que probablemente están por llegar.

Por todo ello, hay que hacer lo que hacen la mayoría de países europeos: el toque de queda desde las 18h hasta la 6:00 de la madrugada en todo el territorio nacional, cierre perimetral en todas las CCAA, cierre de fronteras, completar el estado de Alarma con un nuevo confinamiento en lo que queda de enero y como mínimo todo febrero siempre y cuando la curva desciende paulatinamente se irá estudiando con realismo otras medidas, pero no como en la primera ola; durante ese tiempo seguir vacunando; utilizar la app Radar COVID; realizar test y PCR; guardar la cuarentena; rastreo de las trazas del virus en las cloacas y depuradoras; contratar personal sanitario, médicos, enfermeras/os; invertir en I+D+i en investigación médica, etc. Y por supuesto, llevar mascarilla en la calle y en locales cerrados, guardar la distancia de seguridad de 2 metros y lavarse las manos las veces que haga falta y utilizar gel hidroalcoholico en las zonas comunes como ascensores, desinfectando aquellas partes que hayan tocado otras personas, etc.

En una palabra, aunque no guste a algunos PLANIFICAR con cabeza y dejarse de politiqueos baratos que solo conducen al colapso de Hospitales y UCIs y al incremento de fallecimientos. Hay que auto controlar la sociedad para vencer al virus. Y los políticos deben crear más hospitales de campaña.

A este paso más de uno saldrá en los libros de historia por su trato de favor vacunándose cargos públicos y militares, saltándose el protocolo de vacunación.

«España ha sido, es y será un país de pícaros; no hay más que leer a Cervantes».

O leer el Lazarillo de Tormes de autor anónimo, primera novela picaresca.

La permisividad de los distintos Gobiernos Autónomos y del Gobierno Central en las Navidades y fines de semana ha provocado una situación dramática; a ello hay que añadir las reuniones familiares que han llevado a toda la familia al hospital según portavoces de los hospitales.

Un dato a tener en cuenta es el aumento de infectados entre 15 y 39 años que han ingresado en los hospitales, lo que se traduce en las fiestas de jóvenes en pisos que algunos famosos y no tanto alquilan para fiestas de dos o tres días, o las fiestas en teatros, salas de fiestas, en la calle como ha ocurrido en varias ciudades. Los ciudadanos se preguntan: por qué la policía no ha cargado con contundencia contra los manifestantes negacionistas o los que han hecho fiestas y bailes en la calle? La respuesta es la permisividad y el miedo de los administradores que temen perder el puesto político.

Los ciudadan@s que se dedican a negar o a hacer fiestas son gente sin escrúpulos, imprudentes, anti solidarios, en el fondo personas que les importa todo un pito, vamos, que les da igual que mueran otras personas, mayores, de mediana edad, jóvenes y niños.

Los anti solidarios no merecen ningún respeto de las instituciones pues no han salido todavía de la adolescencia y no son demócratas y la democracia se demuestra quedándose en casa y evitando la transmisión de la infección.

¿Hay suficientes vacunas en España y en Europa? Hemos anunciado que faltan, y que Pfizer y AstraZeneca están cortando el suministro. En este sentido, todos los gobiernos tienen la obligación de unirse para obligar a las empresas farmacéuticas a la fabricación y venta de las mismas. O es que las empresas farmacéuticas están vendiendo más caras las vacunas a otros países más ricos y poderosos?

Por todo ello, toca un CONFINAMIENTO GENERAL EN ESPAÑA, y si no se hace YA!!!, me da la impresión que nos vamos a ir todos a hacer puñetas, a alguna de las DIMENSIONES existentes.

Ah! señores políticos a Vds también les va a tocar vagar por alguna dimensión, pero de las malas, pues si creen que se van a salvar están apañados. Les deseo mucha suerte en sus nuevos cometidos, espero hayan aprendido algo con tantas olas, y allá donde vayan, una vez aprendida la lección, lo hagan mejor.

Suerte, vista y al toro.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorQuè és educar?
Artículo siguienteLa comisión Kitchen aprueba la comparecencia del excomisario Villarejo en el Congreso
Licenciado en Geografía e Historia (Sección Geografía) por la Universidad de Zaragoza. Agregado y Catedrático de Bachillerato. Desde 1982 imparte docencia como Profesor Tutor de Geografía en la Licenciatura y Grado de Historia, y en la Diplomatura de Turismo en el Centro Regional de Cartagena. Profesor Tutor telemático de Geografía en las mismas carreras. Sus líneas de investigación son Climatología, Medio Ambiente y Tercer Mundo. Entre sus libros figuran: "La estadística y las Representaciones gráficas aplicadas a la Geografía", "La Comarca del Campo de Cartagena. Dependencia climática y Biodiversidad. Retos y Realidades", "El Planeta tierra en peligro (Calentamiento Global, Cambio Climático, Soluciones)". Colaborador de revistas científicas de Geografía en Universidades españolas y en el Instituto Geográfico Vasco, en las que constan algunos artículos como: “La región geográfica”; “Las temperaturas del Campo de Cartagena 1940-1980”; “Aspectos de la Degradación del Medio Ambiente: su influencia en el clima”; “Aproximación al estudio de las corrientes oceánicas y su influencia en el clima. El fenómeno de la corriente de El Niño”; “Aproximación al estudio del Subdesarrollo, Globalización, pobreza y hambre en el mundo”; “Consideraciones en torno al impacto medioambiental de las Fuentes de Energía”; “El arte de conocer el tiempo”; “Precipitación, aridez, sequía y desertificación de la Comarca del Campo de Cartagena”. Ponente y coordinador de varios cursos organizados por el Centro Regional de la UNED de Cartagena. Ponente en el II Congreso sobre Etnoarqueología del Agua en el Campo de Cartagena con el artículo “Precipitaciones, sequía y agua del trasvase en el Campo de Cartagena”. Perteneció como miembro electo al Claustro del Centro Regional de la UNED en Cartagena. Dedicado a la docencia y a la investigación geográfica.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre