martes, 26octubre, 2021
14.2 C
Seville

Condenado a pagar 3.246 euros por una «palmada en el culo» a una desconocida

La juez de Pontevedra estima en su sentencia que se trata de un caso de abuso sexual

- Publicidad -

análisis

Sánchez ha provocado que el PSOE no le interese a nadie

A nadie le amarga un dulce, dice el adagio popular. Si lo trasladamos a la política, en concreto, nadie disfruta más de un baño...

El Repaso del 25 de octubre: caso Alberto Rodriguez, simulacro en Nueva York y noticias de actualidad

Como cada día en El Repaso analizamos las principales noticias de actualidad. No te pierdas El Repaso de hoy, donde analizamos el caso de...

Sánchez comienza a gobernar utilizando métodos franquistas

Pedro Sánchez se encuentra en una situación límite en la que podría encontrarse en los próximos días sin socios en el gobierno y en...

Los gobiernos condenan al planeta a un desastre climático total

Los gobiernos proyectan un aumento colectivo de la producción mundial de petróleo y gas a lo largo de las próximas dos décadas, a pesar de haber...
- Publicidad-

La magistrada titular del Juzgado de lo Penal 3 de Pontevedra ha condenado por abuso sexual al hombre que dio «una palmada en el culo» a una desconocida. La condena asciende al pago de 3.246 euros.

La Fiscalía sostuvo que se trataba de un atentado contra la dignidad de la víctima.

Los hechos tuvieron lugar en un pub de Pontevedra el pasado 24 de febrero del año 2019, en presencia de 15 hombres pertenecientes a un equipo de futbol. En el mismo reservado se encontraba la joven, Guardia Civil recién incorporada, que estaba hablando con unas amigas.

Mientras estaban haciéndose una foto grupal, «alguien» tocó el culo a la mujer, en un acto no consentido, y según el relato, al reaccionar, los presentes se burlaron de ella, haciéndola sentir «humillada y vejada».

El hecho de que la mujer no prestase en ningún momento su consentimiento es lo que fundamenta el abuso sexual.

La prueba presentada en el juicio fue la grabación de los hechos mediante la cámara de seguridad del local.

La sentencia no es firme, por lo que puede ser recurrida.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

1 Comentario

  1. Y menos mal que era una mujer la jueza, porque recuerdo un antiguo caso de la audiencia de Pontevedra donde otro juez absolvía a un empresario por contínuos tocamientos a una empleada aduciendo que ésta acudía al lugar de trabajo con ropa ajustada y de una manera clara provocaba al empresario.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Las jugadoras de pádel se plantan en el Campeonato de España porque los chicos cobran primas que a ellas les niegan

Este año el Campeonato de España de pádel no contará con el torneo femenino. Las jugadoras se plantan porque les niegan unas primas que...

Men in Black

Como cada mañana desde que cumplió los 16, Atilano, el tío Chavos, emprende camino a la cantina. Allí, departe con otros compañeros, ellos lo...
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Las jugadoras de pádel se plantan en el Campeonato de España porque los chicos cobran primas que a ellas les niegan

Este año el Campeonato de España de pádel no contará con el torneo femenino. Las jugadoras se plantan porque les niegan unas primas que...

Men in Black

Como cada mañana desde que cumplió los 16, Atilano, el tío Chavos, emprende camino a la cantina. Allí, departe con otros compañeros, ellos lo...