La Audiencia Provincial de Salamanca ha condenado a cuatro miembros de una misma familia por simular un accidente de tráfico para intentar cobrar más de 7.000 euros de la indemnización del seguro.

Los hechos ocurrieron el 12 de febrero de 2014 en una carretera de acceso a la Salamanca. La compañía aseguradora sospechó de la existencia de una trama familiar e investigó. “Fruto de la investigación por parte de la compañía aseguradora Pelayo y alertados por la existencia de accidentes previos de características similares se reveló una trama de carácter familiar tendente a la defraudación de la compañía”, señala la sentencia.

En el juicio los cuatro acusados, que habían abonado antes 5.000 euros para hacer frente a la responsabilidad civil, alcanzaron un acuerdo con el fiscal y admitieron los hechos. Fruto de ese acuerdo se dictó una sentencia de conformidad por la que se les condena a tres meses de cárcel por un delito de estafa en grado de tentativa.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre