De acuerdo a cifras oficiales, la economía española se está desacelerando. Si las previsiones de los más pesimistas resultan ser correctas, el país pronto podría entrar en recesión. En este escenario, y si te dedicas al trading, debes utilizar el oscilador Gator, cuyo objetivo principal es facilitar la identificación de la tendencia de un mercado.

Este indicador, desarrollado por el famoso trader y analista Bill Williams, está diseñado para ejecutarse junto al indicador Alligator como herramienta complementaria.

El oscilador Gator utiliza las líneas de equilibrio del Alligator para derivar valores a un histograma “dual”. Se trazan dos histogramas, uno a cada lado de la línea cero. Mientras que el indicador Alligator dibuja sus líneas de equilibrio directamente en un gráfico de precios, el oscilador Gator muestra el histograma dual, por separado, debajo de la tabla de precios.

En el Gator, los valores positivos son la diferencia absoluta entre las mandíbulas y los dientes de Alligator (es decir, las líneas azul y roja). Los valores negativos, en tanto, se calculan como la diferencia absoluta entre los dientes y los labios (es decir, las líneas roja y verde) y luego se les da un valor negativo, para que queden por debajo de la línea cero.

Las barras del oscilador Gator están diseñadas para, en primer lugar, facilitar aun más la identificación de los diferentes estados del mercado. En segundo lugar, nos sirve para confirmar la señal ofrecida por el indicador Alligator.

La estrategia de trading utilizada para el oscilador Gator está íntimamente relacionada con el indicador Alligator. Este último, también diseñado por Bill Williams, fue creado como un enfoque integrado para el trading de mercados tendenciales.

El indicador Alligator, entonces, divide el estado del mercado en tres categorías: “dormido” (rango limitado), “despierto” (comienza a formar una tendencia), y “comiendo” (continúa la tendencia). El oscilador Gator amplía y describe dichos estados, añadiendo un cuarto: “saturado” (una advertencia de que la tendencia puede estar llegando a su fin).

Sobre este último estado, debemos decir que se utiliza cuando una tendencia está a punto de quedarse sin fuerza, por lo que deberemos tomar medidas inmediatas para salir de su posición lo más favorablemente posible. Si las barras se ponen rojas, tanto arriba como debajo de la línea cero, significa que el Gator ha vuelto a dormirse y que la tendencia ha terminado. Si esto sucede, debemos salir del mercado y esperar el comienzo de una nueva tendencia.

Armar una estrategia de trading con el oscilador Gator consiste en cronometrar. Se debe operar de acuerdo a la tendencia, en cuanto el Gator “se despierta”. A pesar de que fue creado para combinarlo con el indicador Alligator, también podemos combinar el oscilador Gator con otros indicadores para medir su eficacia.

El mejor atributo del Gator es que nos ayuda a distinguir cuándo operar en el mercado o cuándo ser pacientes hasta que se nos presente una mejor oportunidad de trading. Fue diseñador para operar en mercados tendenciales, por lo que será en este escenario donde le saquemos el máximo rendimiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 − 9 =