Dormir bien por la noche es esencial para sentirte feliz y saludable, pero comprar un colchón sin investigar primero puede acabar en muchas noches de insomnio y mañanas llenas de dolores de espalda.

Aspectos a tener en cuenta para elegir un buen colchón

Aunque los colchones pueden costar desde unos cientos de euros hasta miles, el precio no es determinante para calificar la calidad de un colchón, de hecho en la web Colchones Baratos Madrid puedes elegir entre una amplia variedad de colchones y canapés para hacerte con una buena base para tu descanso. Si optas por un colchón con ciertas características que se consideran imprescindibles y que se adapte bien a ti, seguro que el dinero invertido merece la pena. A continuación, te explicamos todo lo que necesitas saber antes de comprar un colchón.

Si te gusta una cama con rebote

Los colchones de muelles tienen esa familiar sensación. Las bobinas interconectadas son extra duraderas, pero los que tienen los muelles embolsados (cada uno cubierto con tela) reducen el efecto de ondulación que se produce cuando alguien en un lado de la cama se mueve.

Si prefieres una base más firme

Los colchones de espuma viscoelástica o látex tienen mucho menos resorte. Para determinar la calidad, ten en cuenta la densidad y el grosor de la espuma, que determinará la distancia a la que tu cuerpo se hunde sobre el colchón. Los colchones usan varias capas diferentes de espuma, con las más pesadas en la parte inferior como soporte y las más ligeras y frías en la parte superior para mayor comodidad.

Si duermes de lado

Necesitarás una superficie que soporte tu peso corporal y se adapte a la forma de tu cuerpo. Los de muelles pueden tener más alivio de presión que algunos colchones de espuma o látex, pero un colchón de espuma suave o uno con puntos de alivio de presión incluidos en la zona de los hombros y las caderas también puede funcionar para los que duermen de lado.

Si duermes boca abajo

Lo último que probablemente quiere una persona que duerme boca abajo es un colchón viscoelástico ya que puede llegar a agobiarle. En cambio, una cama más firme proporcionará un mejor soporte. Considera comprar un colchón de firmeza alta que ofrezca una completa horizontalidad, para que no se hunda ninguna parte de tu cuerpo.

Si duermes boca arriba

Querrás uno con una firmeza media, un colchón que tenga algo de elasticidad para que tu columna se mantenga en una posición con una alineación saludable. Si lo tuyo de dormir de espalda, disfrutarás de un descanso satisfactorio con cualquier tipo de colchón y canapé abatible. Además, muchas veces, estos dos productos se venden en pack como los que ofertan la web Colchones Baratos Madrid, para los que quieren comprar una cama completa.

Si duermes boca arriba, lo mejor es decidirte por uno que disponga de un refuerzo en la parte de la nuca y en la base de la columna para mantener firme tu postura, evitando adoptar malas posiciones que acabarán en dolores de espalda o de cuello.

Si tu compañero/a se mueve mucho

Considera comprar un colchón de muelles internos con bobinas embolsadas, de espuma viscoelástica o de látex. Las elecciones de firmeza media aportarán un buen aislamiento del movimiento. Pero debes tener en cuenta que estos modelos podrían ser menos cómodos en el cuerpo de una persona inquieta.

Si tiene alergias

La espuma y el látex son inherentemente antimicrobianos y resistentes a los ácaros y al moho. Si optas por un colchón de muelles, asegúrate de enfundarlo con una cubierta resistente a los alérgenos para evitar alguna reacción alérgica.

Si tienes dolor de espalda

La espuma viscoelástica y / o el látex son las mejores elecciones para los que sufren de dolor de espalda, ya que se adaptan al cuerpo y ofrecen un buen apoyo.

Si no sabes por cuál decidirte

Algunos fabricantes fabrican colchones híbridos que combina la flotabilidad de un núcleo de muelles con el aislamiento de movimiento de la espuma viscoelástica. Es una opción de lo mejor de ambos tipos que puede satisfacer a cualquier estilo de sueño y malentendidos entre parejas.

Cuándo cambiar tu antiguo colchón

Los colchones duran entre 5 y 10 años como regla general. Sin embargo, debes decidir cuándo es el momento de reemplazar tu colchón basándose en otros aspectos importantes: ¿Te despiertas con dolores? ¿Tu colchón no es uniforme? ¿Duermes mejor en otras camas, como las del hotel? Todos estos son signos de que es hora de cambiar tu antiguo colchón.

Para alargar la vida útil de tu colchón, puedes comprar un protector que evitará la entrada de polvo, derrames, alérgenos y otras sustancias.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × cuatro =