Con los altos gastos que todos tenemos no es fácil ahorrar pero si se siguen una serie de trucos y pautas puede llegar a resultar mucho más sencillo.

Separa tu ahorro del resto

Siempre hay que ahorrar algo y para ello nada como separar los gastos diarios que se tienen que afrontar para no acabar gastando de más, se trata de un consejo muy sencillo de seguir, ideal para aquellos que se inician dentro del mundo del ahorro y la cantidad dependerá de los ingresos que cada uno perciba y de las posibilidades que cada uno tenga. 

Invierte tus ahorros

El banco no da rentabildad pero sí diversos productos como los fondos, la bolsa o invertir en bitcoin, haciéndolo correctamente y conociendo las previsiones bitcoin en todo momento. Conseguirás sacar mayor rentabilidad a lo que tienes.

Establece el objetivo que tienes y el plazo determinado

Establece la cantidad que sabes que debes ahorrar siempre. Ve a una cifra m ínima porque siempre surgen otros problemas pero, dentro de todo, intenta que sea lo más alta que pueda ser posible para vuestras capacidades. Por supuesto, esto solo lo conseguirás si vas cumpliendo con el objetivo que te has marcado.

Es bueno que tengas un método concreto. Por ejemplo si te parece mucho ahorrar una determinada cantidad en un mes puedes trocear dicho ahorro, ahorrando cada día un poco más. Por ejemplo; el primer día, un euro, el segundo, dos euros y así hasta llegar a un ahorro de 30 euros el día 30 del mes. Estas cantidades cada uno las adaptará a sus posibilidades.

Las monedas cuentan

Hoy en día práticamente todo el mundo paga con tarjetas de crédito así como mediante otros medios de pago electrónicos, que ya suponen en España un volumen de pago mayor al que se realiza en efectivo, por lo que son muchas las personas que ya no usan monedas. Si vas guardando las monedas verás que al cabo de un mes puedes llegar a acumular una media de 45 euros, simplemente guardándolas.

Revisa los desplazamientos que haces con tu veh ículo

Si eres de los que usan el vehículo para hacer desplazamientos cortos deberías revisar esto. Por lo general, además del gasto que se genera con el combustible, se suma el gasto del parking, además del propio deterioro del coche que poco a poco se va acumulando así como las posibles sanciones a las que uno siempre se puede enfrenar. Como mínimo, estarás ahorrando dinero en gasolina y ganando en salud al animarte a andar y hacer por ti mismo desplazamientos cortos que antes solías hacer de manera más habitual con la ayuda del vehículo.

En la misma línea se ha de ser conscientes que apostar por el transporte público suele ser una opción más económica. Los bonos de transporte suelen ser más rentables que acabar pagando la gasolina de manera mensual, además de ser una alternativa más ecológica. También se podría contemplar la opción de compartir coche con alguien, ahorrando gastos de combustible.

Cuidado con la electricidad y el gas

A menudo tenemos enchufadas muchas más luces de las que deberíamos. Si todavía no tienes las tarifas discriminación horaria debes ver si te interesa el precio que ofrecen y si se adapta a tus patrones de consumo. Otro modo de ahorrar en la factura de la luz es ver si la potencia contratada es la que necesitas o si tienes de más, porque esto hará que el fijo en electricidad mensual baje. También debes de apagar los aparatos que se quedan en stand by  y que hacen que, por poco que sea, se acabe consumiendo unos euros de más.

Por lo que respecta a la calefacción aquí también debes revisar qué consumes. Por ejemplo, por cada grado de más que subes el termostato se incrementa un 7% el consumo de energía así que ponlo a una temperatura óptima pero no excesiva.

Ahorrar en la cesta de la compra

Ir a comprar con hambre es una mala idea porque siempre se acaba comprando de más, del mismo modo que no planificar las compras. Si haces unos menús semanales y te ciñes a ellos podrás ahorrar de manera considerable en la cesta de la compra. Puedes fijarte objetivos; intentar rebajar la compra semanal de 100 euros a 80, apurar siempre lo que tengas en la despensa, etc. Son trucos sencillos que, sin embargo, harán que lo notes considerablemente a final de mes y sin apenas esfuerzo en este sentido.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre