Sin acuerdo entre los vigilantes del El-Prat y Eulen, reunidos en la tarde del lunes, encuentro en el que han solicitado suspender los despidos a cuatro trabajadores que acudieron a la huelga, según manifiesta Juan Carlos Giménez a Diario 16, -que participa en las reuniones como asesor del comité de huelga- y ha confirmado que la empresa no da marcha atrás con los despidos. Desde este comité mantienen que los controles de seguridad del Aeropuerto de Barcelona-El Prat volverán a la huelga el 8 de septiembre en señal de protesta por las «represalias» aplicadas por Eulen contra estos cuatro trabajadores “por haber incumplido los servicios mínimos”. Además, Gimenez anuncia la interposición de un recurso en la Sala Tercera del Tribunal Supremo contra el laudo obligatorio aprobado en Consejo de Ministros, “al considerar contrario al derecho a la huelga este arbitraje e improcedente. La plantilla no aprueba este laudo”.

El domingo durante una reunión celebrada entre los trabajadores se acordó por parte de 115 vigilantes de los 350 empleados que tiene la empresa Eulen votar a favor de la huelga. Pero el asesor del comité de huelga subraya que a pesar de este acuerdo de huelga, en la reunión mantenida con Eulen, la empresa no se ha allanado, continúa con los despidos de los cuatro trabajadores, -dos de ellos multados-, “sin descartar más expedientes de despidos con el plazo abierto hasta octubre”.

Giménez explica que “el comité de huelga ha establecido que los paros serán todos los viernes de 10:30 a 11:30 horas y de 18:30 a 19:30 horas pendientes estos horarios de ampliación si no se retiran las sanciones”. “Es inaudito que en pleno siglo XXI las mujeres trabajadoras de Eulen no puedan retirarse al baño por la menstruación y tengan que soportar en sus puestos horas sin poder cambiarse”, señala el asesor del comité de huelga que también aboga por “la normalidad de los horarios de almuerzos de los vigilantes”.

El asesor de comité de huelga indica que este jueves recogerá el laudo de obligado cumplimiento en una reunión concertada con el árbitro designado por el Estado, Marcos Peña. El árbitro hará público el laudo en ese momento en Madrid, según indica Gímenez, el cual podría incluir la posible anulación de sanciones impuestas a los trabajadores, “pero mientras tanto, este martes se celebrará una nueva reunión con Eulen, a la espera de que cambien su actitud respecto a los despidos, aunque han manifestado que se acogen a la respuesta del laudo en este asunto”.

“En estos momentos Eulen indica a la Guardia Civil que realice denuncias sobre los vigilantes en El Prat, han cambiado el sistema sancionador. En lugar de abrir expedientes a los trabajadores por parte de la empresa, son los guardia civiles los que realizan las denuncias”, sostiene Giménez, que aclara “aunque volvió la normalidad al aeropuerto, las colas de viajeros en algunos momentos se siguen produciendo, así como el estrés para los vigilantes”.

La nueva convocatoria de huelga se ha registrado en el Departamento de Trabajo de la Generalitat, confirma Giménez que deberá reunirse con Eulen y el comité de huelga para acudir a un intento de nueva conciliación.

Por otra parte, Alejandro Giménez, integrante del primer comité de huelga indefinida que se inició el 14 de agosto, como reivindicación a la actualización de los salarios que tenían en 2009 los vigilantes, ha señalado a Diario 16 que “esta segunda convocatoria de huelga es motivada por los despidos, pero para ello, hay otros mecanismos de defensa de los derechos de los trabajadores alternativos a la huelga, aunque los vigilantes entendemos la posición de los compañeros que ven en riesgo su puesto”.

“Respecto a la huelga indefinida aún no la hemos desconvocado a la espera del laudo arbitral que será público esta semana. En principio, esperamos que se resuelva favorablemente hacia los vigilantes, y se reconozcan nuestros derechos, salarios y pluses laborales”, apostilla Gímenez.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre