Ángel Garrido durante la presentación de la ofrenda floral.

Comienzan los actos del Dos de mayo, fiesta simbólica importantísima para los madrileños, con más pena que gloria. El presidente en funciones Ángel Garrido cumple con el protocolo de la ofrenda floral de cada año, en una inauguración que sólo ha recordado a los ciudadanos de Madrid la ausencia de los anteriores ex presidentes de la Comunidad, unos imputados y otros dimisionarios por dudas en sus gestiones.

A la ofrenda floral han asistido también la presidenta de la Asamblea de Madrid, Paloma Adrados; el General Jefe del Mando Aéreo General y el General Jefe de la Dirección de Acuartelamiento del Ejército; miembros del Consejo de Gobierno y los portavoces de los grupos parlamentarios, entre otras autoridades.

La tradicional ofrenda a los Héroes del 2 de mayo de 1808 se ha llevado a cabo en el Cementerio de la Florida, junto al presidente de la Sociedad Filantrópica de Milicianos Nacionales Veteranos, José Luis Sampedro. Esta entidad custodia, desde hace un siglo, este histórico recinto madrileño.

Además de presentar la ofrenda, el presidente en funciones de la Comunidad Ángel Garrido ha encendido la llama votiva en honor de los héroes y, una vez dentro del recinto, donde ha estado formada la Banda de Guerra, una Sección de Honores y una escuadra de gastadores del Regimiento de Artillería Antiaérea 71, se ha dirigido a la capilla, donde ha firmado en el libro de honor, así como a la cripta en la que se encuentra la lápida con los nombres de los enterrados en el cementerio.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre