Los números de la violencia sexual contra niñas en Colombia son estremecedores. Así lo constata un estudio del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) y la Fundación Plan, que cifra en 22.794 las niñas que sufrieron violencia sexual durante 2018 en Colombia, lo que equivaldría a tres de cada mil niñas y 62 cada día y medio.

Bogotá es la ciudad con más casos de violencia sexual denunciados en 2018 con un total de 3.019, según los informes ‘No dejar a nadie atrás: ¿cómo es la situación de las niñas, adolescentes y mujeres jóvenes en Colombia en el marco de la agenda 2030?’ y ‘Datos sobre los datos: la situación de las niñas en la agenda 2030’. Sin embargo, el estudio revela que el departamento de Quindío –“13 veces más pequeño en población que Bogotá- es el lugar de Colombia con más altos índices en este tipo de violencia con una tasa de 652,9 denuncias por cada 100.000 habitantes, es decir, 6 de cada 1000 niñas son agredidas sexualmente en esta región.

Los datos apuntan a las relaciones sentimentales adolecentes como uno de los principales focos de agresiones. En este caso, el 4,1% de las jóvenes entre 15 y 19 años fueron forzadas por su pareja para tener relaciones sexuales; en el intervalo de los 20 a los 24 años, la cifra asciende a 4,5% y llegados los 25 hasta los 29 años aumenta al 5,3%.

Respecto a las agresiones sexuales en general perpetradas principalmente en hogares, calle e instituciones educativas, Notiamérica confirma que 12 de cada 100 adolescentes de entre 13 y 19 años fueron tocadas sin su consentimiento; y 18 de cada 10 entre las jóvenes de 20 y 29 años. Asimismo, la violencia psicológica figura entre las más consumadas: “el 81, 1% de las niñas de entre 13 y 14 años afirman haber sufrido algún tipo de agresión de este tipo por parte de su pareja sentimental, mientras que entre los 15 y los 24 este número fu de 68,1%”, informa la agencia.

En cuanto al matrimonio infantil, en el año 2015, una media del 4% de las mujeres de entre 20 y 49 años estaban casadas o mantenían una relación estable antes de cumplir los 15 años. También señala que un 20,6 % también se encontraba en similar situación antes de cumplir la mayoría de edad. Además, el estudio destaca que 1 de cada 10 niñas adolescentes de entre 5 y 17 años es sometida a trabajo infantil, mientras el 31% de las chicas de entre 15 y 24 años no trabajan. Por último, la seguridad alimentaria y la desnutrición crónica son problemáticas que afectan, según el estudio, a 1 de cada 10 niñas.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre