Hoy, os recomiendo un documental que a muchos les reconectará con su infancia y una de las películas más bonitas e inspiradoras que he visto nunca.

Electric Bogaloo. Película documental que analiza la trayectoria de la productora Cannon Films, una pequeña empresa que en los años 80 consiguió varios éxitos a nivel mundial con películas de distintos géneros, pero todas ellas con un toque de serie B. Con el cine de acción, consiguieron sus mayores logros y lanzaron la carrera de estrellas como Jean Claude Van Damme o Dolph Lundgren. Los dueños de la productora, los israelís Golam y Globus, son dos personajes únicos que no solo hicieron películas impensables, también fueron los protagonistas de muchas desternillantes anécdotas que todavía se recuerdan en Hollywood. Si crecisteis con “Yo, el halcón”, “He-man”, “El guerrero americano” o “Superman 4”, esta es vuestra película.  FILMIN.

La escafandra y la mariposa (Le escaphandre et le papillon). Esta película, nominada a cuatro Premios Oscar y basada en la autobiografía de Jean Dominique Bauby, tiene el argumento menos atrayente de la historia. Un editor de moda francés sufre un accidente que le lleva a padecer el síndrome de encerrado en sí mismo, lo que le hace ser consciente de todo lo que ocurre a su alrededor, pero la única parte que puede mover de su cuerpo son los párpados. A pesar de este punto de partida, este filme es una deliciosa película que se convierte en un gran alegato a favor de vivir la vida. El director Julian Schnabel, artista neoyorkino compañero de Warhol y Basquiat, realiza una obra inolvidable repleta de imágenes llenas de belleza. AMAZON PRIME VIDEO.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorComparador de seguros
Artículo siguientePalabras, palabras, palabras…
Licenciado en Comunicación Audiovisual, ha sido analista de guiones y también ha trabajado en el departamento de dirección en cine, televisión y publicidad. El trabajo como ayudante de dirección le ha permitido trabajar con directores y directoras de amplia trayectoria dentro del mundo audiovisual. Juan ha cosechado varios premios y más de doscientas selecciones en festivales nacionales e internacionales con sus cortometrajes como director y guionista. Durante un año se mantuvo en la cartelera madrileña la obra de teatro El día que decidí olvidarte, con texto y dirección suyos, una experiencia de la que guarda gran recuerdo. Actualmente, trabaja principalmente como realizador de publicidad para marcas como Bosch, Yves Rocher o Fundación La Caixa, a la vez que busca financiación para sus proyectos de largometraje.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre