domingo, 17octubre, 2021
20.8 C
Seville

China y la nueva Guerra Fría

En un mundo multipolar y muy volátil, la derrota de los occidentales liderados por Estados Unidos en Afganistán ha dado nuevos bríos y fuerza a la pretensión hegemónica de China en toda Asia. Comienza una nueva guerra fría que cambiará, con toda seguridad, el destino del planeta en los próximos años y donde Europa, muy a su pesar, queda fuera del gran juego geoestratégico en ciernes

- Publicidad -

análisis

Mucha teoría política en el congreso del PSOE, pero el precio de la luz sigue por las nubes

Avanza el 40 Congreso del PSOE tras el fiestón del primer día. Pasada la jornada inaugural –donde primaron los abrazos, besos, reencuentros de viejos...

Anne Hidalgo se presentó en el Congreso del PSOE como la gran referencia del socialismo

Anne Hidalgo, alcaldesa de París y candidata a la Presidencia de la República Francesa, ha llegado a Valencia a participar en el 40 Congreso...

Congreso del PSOE: la última oportunidad del socialismo español ante el auge de la extrema derecha

Hoy, mientras arrancaba el 40 Congreso del PSOE en Valencia, los socialistas del SPD, los verdes y los liberales anunciaban la formación de un...

El Repaso del 15 de octubre: Monarquía y PSOE, Francia y las vacunas, Prostitución

Hoy, como cada viernes, hacemos el repaso a cuatro manos: Junto a Jorge Caprile analizamos las noticias de actualidad de forma distendida. Damos así...
- Publicidad-

La reciente firma de un acuerdo (AUKUS) entre Australia, el Reino Unido y los Estados Unidos para dotar de submarinos de propulsión nuclear a la armada australiana es un aviso muy significativo a China, por parte de estos tres países, en el sentido de que Washington no abandonara a sus aliados en esta parte del mundo. Además, Washington envía un mensaje nítido al presidente chino, Xi Jinping, y le advierte directamente acerca de sus pretensiones de convertirse en potencia hegemónica en esta parte del mundo, algo que puede colisionar con los intereses norteamericanos y los de sus aliados en Asia.

Envalentonada por la reciente derrota de los occidentales en Afganistán, incluida la caótica y desordenada salida de las tropas de los Estados Unidos y otros países que participaban en la misión, y crecidos en el escenario regional por su cada vez más estrecha alianza político-militar con Rusia, China sigue adelante con sus planes para convertirse en una superpotencia que rivalice en el nuevo juego multipolar al mismo nivel que los norteamericanos y cuestionando su rol en Asia.

En el pasado reciente, todo giraba en torno al control territorial de Euroasia, pero ahora, según la ecuación  del clásico de la geopolítica Halford Mackinder (quien controla el corazón territorial controla el mundo), ahora el eje del mundo global hipercomunicado es marítimo y se halla en los mares circundantes de China.

Como señala a este respecto el analista Lluis Basset, “la diplomacia guerrera de Pekín ya no esconde sus cartas. Quiere que Estados Unidos y los europeos se vayan, que abandonen el Pacífico occidental y dejen solos a sus aliados. Traduce la doctrina Monroe al chino: Asia para los asiáticos. Taiwán, el equivalente del Berlín dividido durante la guerra fría, debe caer como fruta madura, tal como aconsejan los clásicos de la guerra, que alcanza la excelencia cuando se gana sin disparar un solo tiro”.

China, una agresiva política exterior y una carrera armamentística desenfrenada

En los últimos tiempos, China se ha batido en numerosos frentes en lo que se refiere a su política exterior y también interior. Ha acabado con el autogobierno democrático de Hong Kong, incumpliendo sus acuerdos con el Reino Unido a este respecto y por los cuales esta antigua colonia británica retornaba a China; ha incrementado su presión sobre Taiwán, sobrevolando la zona de identificación de defensa aérea de este pequeño país y las islas Pratas, también taiwanesas; ha incrementado la represión, abriendo hasta campos de concentración, contra los uigures, una minoría musulmana que malvive como puede en la China comunista; ha hecho cuantiosas inversiones estratégicas en el desarrollo de la Nueva Ruta de la Seda, un ambicioso proyecto político-económico del megalómano presidente chino; ha ocupado arrecifes en aguas territoriales ajenas en el mar de la China meridional;y, finalmente, ha incrementado su gasto militar hasta doblarlo en el 2021 con respecto al que tenía hace diez años.

El desafío chino no está por venir, ni su potencial es impredecible, sino que ya está aquí y se nos muestra con toda su fuerza. Lo explica muy acertadamente el ya citado Bassets:”Es la trampa de Tucídides, la ecuación del politólogo Graham Ellison inspirada en la guerra del Peloponeso, que narró el militar e historiador ateniense. “Cuando un poder ascendente amenaza con desplazar el poder en plaza, suenan las alarmas acerca del peligro que se acerca”, asegura el libro Destinados a la guerra: ¿pueden Estados Unidos y China escapar de la trampa de Tucídides? Joe Biden y Xi Jinping niegan tanto la ineluctable trampa como la guerra fría incipiente, pero ambos siguen imperturbables moviendo las piezas en rumbo de colisión”.

La misma OTAN, en una declaración oficial reciente, ya señalaba hace unos meses que «las ambiciones declaradas y el comportamiento asertivo de China presentan riesgos sistémicos contra el orden internacional basado en leyes», una advertencia que se producía antes de la precipitada retirada de las tropas occidentales de Afganistán. Tanto Rusia como China mantuvieron contactos previos con los talibanes y Pekín ya se apresta a firmar jugosos con las nuevas autoridades de Kabul para reconstruir el maltrecho país; el espacio vacío dejado por los occidentales en el suelo afgano pronto será ocupado por chinos y rusos.

Las anteriores guerras mundiales se jugaron en Europa y en todas, incluida la guerra fría contra la amenaza soviética, los Estados Unidos salieron victoriosos como el nuevo poder ascendente, en detrimento de una Europa que salía dividida en dos bloques y destruida materialmente, en la Segunda Guerra Mundial, y con acuciantes problemas económicos tras la implosión del bloque comunista. Ahora, en el siglo XXI, la partida se jugará en Asia y, a diferencia del periodo anterior, “la novedad actual no son tanto los jugadores como el tablero en que se juega la partida”, como agregaba Bassets.

La nueva guerra fría entre China y Occidente está servida, apenas acaba de comenzar y los aliados occidentales en esta zona del mundo, entre los que destacan Australia, Corea del Sur, Japón, la India y Taiwán, deben estar listos para próximas (y casi seguras) confrontaciones con el gigante chino. Termino estas reflexiones con unas palabras de Zhao Lijian, portavoz de Exteriores chino, durante una rueda de prensa reciente: «Vivimos un tiempo multipolar con mayor democracia en relaciones internacionales, lejos quedan los días en que unos pocos países podían dictar el rumbo del mundo». China ha regresado a la primera línea de la escena internacional y lo hace con fuerza, desafiando a Occidente y mostrando los dientes en una región que estará, a partir de ahora, sujeta a las tensiones y vaivenes políticos de un territorio en juego.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Victoria feminista: el PSOE impulsará una ley para la abolición de la prostitución

Las feministas del PSOE han logrado una gran victoria en el 40 Congreso. A pesar de que antes de que comenzara la Comisión 2,...

El PSOE no deja votar las enmiendas republicanas de Izquierda Socialista porque «desestabilizan»

Tal y como publicamos en Diario16, las enmiendas republicanas presentadas en las comisiones del 40 Congreso Federal. Fuentes de Izquierda Socialista han confirmado a...

Sánchez desembarca al Gobierno en la Comisión Ejecutiva

Uno de los debates eternos en el Partido Socialista Obrero Español es si cuando la formación está en la Moncloa, Ferraz debe tomar el...

Izquierda Socialista denuncia que la organización del PSOE le niega la palabra en el congreso

La corriente Izquierda Socialista ha lamentado este sábado que el balance de gestión de los últimos cuatro años que ha presentado la dirección del...
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Victoria feminista: el PSOE impulsará una ley para la abolición de la prostitución

Las feministas del PSOE han logrado una gran victoria en el 40 Congreso. A pesar de que antes de que comenzara la Comisión 2,...

El PSOE no deja votar las enmiendas republicanas de Izquierda Socialista porque «desestabilizan»

Tal y como publicamos en Diario16, las enmiendas republicanas presentadas en las comisiones del 40 Congreso Federal. Fuentes de Izquierda Socialista han confirmado a...

Sánchez desembarca al Gobierno en la Comisión Ejecutiva

Uno de los debates eternos en el Partido Socialista Obrero Español es si cuando la formación está en la Moncloa, Ferraz debe tomar el...

Izquierda Socialista denuncia que la organización del PSOE le niega la palabra en el congreso

La corriente Izquierda Socialista ha lamentado este sábado que el balance de gestión de los últimos cuatro años que ha presentado la dirección del...