Unai Sordo, el secretario general del CCOO, advierte en su informe sobre las próximas elecciones que “la convocatoria de elecciones generales abre una secuencia determinante en la correlación de fuerzas políticas que va a marcar la construcción de hegemonías en España para los próximos lustros”.

“CCOO y el sindicalismo confederal en general tenemos que tratar de situar propuestas coherentes con una agenda social necesaria para enfrentar la creciente desigualdad y precariedad laboral y vital de millones de personas”, advierte.

“Hay que lanzar un mensaje contundente llamando a la movilización electoral; estas elecciones no son unas elecciones cualquiera y hay que motivar el voto de las y los trabajadores, ha afirmado Sordo.

Según explica, “no se trata de contribuir a polarizar el escenario político sino, por el contrario, de reforzar la idea de que ahora mismo conceptos como la democracia, la igualdad, la cohesión, la convivencia, incluso una apelación a los valores constituyentes están siendo puestos en cuestión por los partidos conservadores”.

El escenario político resultante de las elecciones puede seguir siendo de bloqueo. CCOO tendrá que afrontar cualquier conformación de Gobierno y mayoría parlamentaria desde nuestra vocación de ser interlocutores necesarios, y eso exige combinar la toma de posición ante el momento político con salvaguardar nuestra cualidad como agente social.

El fortalecimiento de la negociación colectiva debe ser una prioridad

“Tenemos que hacer un esfuerzo, ha afirmado Sordo, para que la ciudadanía comprenda la importancia que tienen estas elecciones para el futuro de Europa y, sobre todo, para construir una Europa diferente, más justa y solidaria”. CCOO quiere ser un agente activo en esa configuración de otra Europa.

También en el mes de mayo va a celebrarse el 14º Congreso de la CES en Viena. Para CCOO, la CES debería haber mantenido una posición mucho más crítica ante las políticas antisociales que se han aplicado y debería haber liderado y canalizado la movilización sindical europea. “El actual modelo de construcción europea, ha advertido Unai, lleva necesariamente a la austeridad y la CES no ha sido capaz de denunciarlo”. Este debe ser el reto de la CES para el próximo periodo..

En cuanto al proceso de diálogo social tripartito tras el cambio de gobierno, “que había iniciado su concreción en un paquete de medidas ya avaladas por CCOO, se ha visto finalmente bloqueado y no ha producido los resultados esperados en las materias claves”, ha remarcado Sordo. Es cierto que el Gobierno tenía una precaria mayoría parlamentaria para llevar a textos legales los compromisos adquiridos, pero “ha existido una notoria falta de voluntad política para materializar las correcciones parciales de las reformas estructurales: la laboral y la de pensiones”.

El secretario general de CCOO ha manifestado que “el hecho de que se haya optado por aparcar estas medidas tiene que ver la percepción en buena parte de la esfera política (también y con mayor gravedad cualitativa en la izquierda) de que las medidas referidas a la regulación laboral tienen menos sanción o valoración pública y social, lo que ha conducido a una pérdida de valor del mundo del trabajo como categoría política”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre