Los 32.106,5 kilómetros cuadrados que conforman la comunidad autónoma catalana acaparan este 21 de diciembre la atención de medio mundo. Se dirime sottovoce mucho más que unas simples elecciones autonómicas. El parlamento que salga de las urnas este jueves volverá a multifraccionarse en un puzle de imposible encaje, más allá de que se aglutinen fuerzas en torno a cada una de las dos visiones contrapuestas que la cita conlleva.

La prensa internacional así lo ve también, y suma un segundo vector que viene dominando la consulta autonómica desde que el presidente español, Mariano Rajoy, aplicó el artículo 155 de la Constitución Española para, a continuación, convocar estas autonómicas del 21-D: no hay ni habrá un ganador claro que saque a Cataluña del marasmo institucional en que se encuentra desde hace ya años.

La prensa internacional en general, que da una importante cobertura en sus ediciones online a las elecciones catalanas, ve con unánime pesimismo una pronta solución a un conflicto que ha fraccionado la sociedad catalana en dos mitades de peso presuntamente similar.

Constitucionalistas e independentistas siguen en sus trece, y así lo recuerdan medios de referencia a nivel internacional como el estadounidense The New York Times o el británico The Guardian.

Pero muy probablemente sea la admirada BBC la que acote más certeramente en un solo titular la realidad que sobrevuelan las elecciones catalanas: “Separatistas y partidos a favor de la unidad de España se enfrentan en unas elecciones regionales convocadas desde Madrid”.

Como se aprecia en una gran mayoría de los medios internacionales que analizan esta convocatoria electoral, no pasa nada desapercibido el detalle decisivo de que las elecciones autonómicas catalanas han sido convocadas por el poder central tras anular la autonomía catalana vía artículo 155 de la Constitución Española.

El diario francés Le Monde pone el dedo en la llaga del problema catalán a través de una tribuna publicada por el historiador Ghjiseppu Lavezzi e insta a la UE a poner freno a esta dinámica endiablada: “Que la UE detenga la política de avestruces frente al nacionalismo regional”, titula el rotativo galo, dando una amplia cobertura a las elecciones catalanas.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre