La filtración del documento Catalunya per als espanyols, parte importante de la Ley de Transitoriedad Jurídica y Fundacional de la República Catalana, creada por la Genaralitat donde se especifica que los menores hijos de personas migrantes no tendrán Derecho a la nacionalidad catalana, es decir, seguirá vigente el régimen racista del Ius Sanguinis en el cual los hijos de personas migrantes heredarán la nacionalidad de los padres así como su estatus legal a pesar de haber nacido en Catalunya. Poniendo de manifiesto que las personas no españolas que vivimos en este territorio no tendremos derecho a la nacionalidad, sin embargo los españoles que hayan vivido cortos periodos de tiempo en este territorio tendrán derecho de forma automática, es decir, todas aquellas personas migrantes que vivimos hace 20 años aquí, no contamos para el voto y tampoco como población nacional; por otro lado, nuestros hijos tampoco tendrán Derecho a ser catalanes, es decir, un madrileño, por el hecho de ser español, tiene derecho a ser catalán cuando un menor nacido en el territorio o una persona migrante que vive acá hace 10 años, no tiene derecho. Hace tiempo que este debate existe desde que el medico Alfonse Arcelin desafio el racismo intitucional del  ayuntamiento de Banyoles.

Sin embargo, no me molesta el tufo racista del texto. No me extraña pues son argumentos que he escuchado desde hace mucho tiempo en Madrid: Se trata del complejo relato racial, relato que no ha sido sometido a la crítica pública, que sigue estructurando el imaginario colectivo y funcionando como fundamento ideológico de los privilegios de la blanquitud en las esferas sociales, culturales, económicas y políticas de Catalunya. Sin embargo, la creación del blanco catalanista como  también el españolista, de esa subjetividad moderna naturalizada , invade las relaciones interpersonales,  institucionales y la consciencia en la gestión del espacio público: acondimentados con ideas de Negri, Chomsky, Ciseck o Gramsci.

Lo que sí me molesta es que haya catalanes no blancos que muestren asombro con formas calculadas de contención que son una reacción de miedo y oportunismo para parecer integrados y aceptados en el meastrem catalán. La filtración del documento ha hecho que algunos colectivos comiencen a participar en un debate limitado a los catalanes blancos. Entre los migrantes, los nuevos charnegos, hay mucho miedo todavía a significarse y enojar al amo. Es la razón de que las muestras de indignación sean cuidadosamente cogidas con papel de fumar. El miedo se explica por la enorme estructura clientelar que ha desarmado a la inmigración en lucha. Hoy serían imposibles los encierros del 2001 en la Iglesia del Pi.

La clase política de derecha o izquierda, a los medios (TV3, RTVE, ara, vanguardia, avui, la SEXTA, RAC1) y al nacionalismo (JxS) nunca les interesó abrir este debate y dar la voz a los colectivos migrantes, impidiendo así dotarles de sentido de pertenencia y sujeto político. Más allá del folklore típico, no permiten que las voces, sueños o visiones de los catalanes negros, gitanos, pakistaníes, magrebíes, latinoamericanos: el 29% de la población menor de 50 años opinen en sus meriendas de blancos (tertulias). Los pobres argumentos de  Arrufat, y su sorpresa ante el escandalo lo ponen de manifiesto.

Como decía Miriam Makeba en su disco «A lutta continua» ; cuídate de quienes aparentan sorpresa ante el Apartheid, porque dicha sorpresa esconde cierta complicidad. Esa misma sorpresa subestimó a Donald Trump y sus ideas abiertamente racistas ¡Qué ingenuos! La filtración del documento ha abierto el debate y muchos migrantes que simpatizan con el procés comienzan a repensar el papel instrumental a la que algunos quieren dar continuidad. De hecho, con esta publicación, el soberanismo se ha pegado un tiro en el pie. Habían conseguido anestesiar a muchos migrantes con las buenas formas (ja parlarem) que invaden todo con discursos calculados y vacíos. Una de las consecuencia es que la sociedad se acostumbra a escuchar a tios tom y los idealiza. lo que hace que la Sociedad  piensen que los catalanes no blancos que hablamos aquí, tenemos que expresarnos de tal manera que simpaticemos con la totalidad de los catalanes blancos y sus migrantes progress tio Tom y eso es absurdo.

¿Dónde está la indignación del 15-M o la cooperativa Cal África? El discurso de los migrantes a este respecto es muy débil y refleja un imaginario violado. Basado en una ideología falsa que reproduce los mismos esquemas de la casta criolla y paternalista de Bolívar en su día en Choco-Colombia u hoy Dilma en Bahia-Brasil. La Ley de trasitoriedad pone al descubirreto la complicidad y nula diferencia entre los que llevan camisetas de Tomas Sankara y los de corbatas de Armani. Entre la izquierda soberanista que nos había jurado que catalanes son todos aquellos que viven y/o trabajan en Catalunya. Y por otro lado, la burguesia esclavista que mantiene monumentos a Antonio López y se los niega a Arcelin. Es una complicidad entre colonos, que reafirma el racismo de la catalanidad desde lo institucional. El independentismo institucional, a partir de documentos como éste, constituye una continuidad a las mismas políticas racistas de la España unida del regimen del 78 que dicen pretender superar.

Como decía Martin Luther King en su libro: Porque no podemos esperar, más miedo que el KKK, me dan los buenos ciudadanos blancos que callan mientras cuelgan a un negro. A los catalanes no blancos sólo les está permitido indignarse contra el sionismo, detrás de todos los males, incluido la marcha de Neymar al PSG, asesinatos machistas, Trump, Merkel, Rajoy, Susana Diaz, GURTEL, Obiang, Obama, los recientes repugnantes atentados islámicos y la guinda del pastel: contra el PP y por extensión contra todo lo español. Amén de una distorsión y amnèsia historiográfica sobre 1777, sobre El negro de Banyoles, copito de Nieve, los catalanes en Guinea Ecuatorial, etc. Olvidando que el Virrey Amat i Juniet un catalan parte central en la conquista y explotación española de África, Filipinas y América.

Esa amnesia constituye una muestra de integración que nos permite recompensas, promoción, proyección y subvenciones. Ser Catalán no blanco y no actuar así es incómodo y no granjea amistades. De modo que la independencia sin ser hegemónica entre los catalanes no blancos, acaba siendo vista como la única obción. Este éxito se debe también a Xavier García Albiol, presidente de Partit Popular, quien en pugna con Plataforma per Catalunya, echó a un sector de los inmigrantes en brazos del cesecionismo.

Los interrogantes planteados por mujeres blancas como Federica Monseny o Clara Campomor a la República española en 1931, regresa hoy ¿en qué estaremos mejor las mujeres que con la monarquía del Alfonso XIII?. Ya no se discute el voto sino el sentido de pertenencia de los hijos de los catalanes no blancos, que no viven en Sarrià, Sant Gervasi, Sants, Gràcia o Pedralves sino en Cornellà, Santa Perpetua, Badalona, Besòs, etc. Y aunque sus madre se cubran la cabeza, no pertenecen a ninguna religión. Porque una religión que previo a su presentación en sociedad ya anuncia que invisibilizará y excluirá a una parte amplia de sus fieles, es comprensible que no pueda recibir el apoyo de éstos. La idea de primero apoyenos cuando no pueden votar y luego veremos fue rechazada por Buckman durante la Revolucion de Haití en 1789, los mulatos eran tan cristianos como Napoleón, pero estos últimos los masacraron cuando pidieron libertad. Los esclavos (sin papeles) se dieron cuenta que seguir creyendo en el mismo Dios de sus opresores, era suicida y propio de esclavos afectivos enfermos de una falsa tautología.

Los catalanes no blancos seguen viviendo en tugurios y guetos, con el mayor porcentaje de desempleados, padeciendo violència, abusos policiales y redadas, yendo a las peores escuelas y recibiendo la peor educación. Escuchando Regeeton y Rap de West Barna en los parques y no la l´Estaca de LLuis Llach . Esas son las banderas y el Rap de los guetos que no podemos esconder en ninguna estelada. Si realmente los catalanes no blancos, nos creemos sujetos políticos; no andaríamos justificando a gritos el grado de nuestra oposición ni el sentido de nuestro voto en un hipotético referéndum. Esta actitud, no sólo fortalece una epistemología del relato eurocéntrica del privilegio blanco, sino que además dispersa la rabia de los esclavos y condiciona el sentido de partenencia buscando tranquilizar al opresor. Parafraseando a 2Pac; ya va siendo hora de que el amo se ofenda e incluso llore. Los catalanes blancos, gallegos, vascos o madrileños blancos como ciudadanos libres: ácratas, comunistas, sociatas, fachas,  troskos, podemos, pijos, feministas, jipis, indepes, peperos o de Albert Rivera, legítimamente se oponen a las políticas de sus gobiernos. Lo hacen y nunca nos explican sus razones ¿acaso la CUP dio razones de su idilio con los que ellos mismo denominan la derecha más corrupta de Europa? Sólo una elite con un secuestro mental justifica la razón de su libertad. Si Robespierre y la Revolución han decidido ejercer el derecho a decidir cortando la cabeza del rey e instaurar una república, los nuevos charnegos también aspiran a cortársela a Napoleón para ser libres.

Porque como demuestra la filtración del documento Catalunya per als espanyols, el problema del racismo es que es institucional y con independencia de que lo impulsen o silencien burgueses con cuentas en Andorra o jipis con cien perros, treinta flautas o asambleas infinitas. Lo importante es que no es el resultado de una religión ni secta, ni acto de fe rastafari: no es una cuestión moral, sino una decisión política de la que el sistema político Catalan y por extensión español se beneficia.

6 Comentarios

  1. Fantastico Abuy !!!! Necesitamos un periodismo que permita los no blancos un discurso de autoridad. Este reflexion me ha emovcionado cuando puedas pasate por Badalona a comer al bar

  2. «Se trata del complejo relato racial, relato que no ha sido sometido a la crítica pública, relato que sigue estructurando el imaginario colectivo y funcionando como fundamento ideológico de los privilegios de la blanquitud en las esferas sociales, culturales, económicas y políticas del territorio. Sin embargo, la creación del blanco español, de esa subjetividad moderna naturalizada que invade las relaciones interpersonales, las instituciones nacionales y la conciencia española bien pensante…»
    TE SUENA?? Es igual que el segundo párrafo de tu «artículo».
    Abuy, por favor, no vayas copiando por ahí artículos sin citar al autor. Aún puedes rectificar. Estas a tiempo.

  3. Abuy…excelente soy catalana de Tarrassa y mi marido de Chile me he emocionado…porque sufro por mis hijos adolescentes que tambien ya estan abducidos por el indenpendindenfo.Gracias porfin alguien desde la izquierda dice la verdad. Pero ten mucho cuidado esta gente son muy rencoros y te cierran las puertas, por eso la gente no habla.yo abogo por la convivenci Si dices aIgo…cualquier cosa; te convièrten en un facha amigo de Rajoy. Lo que mas me da rabia es que todo ese proceso lo lideran fuerzas de izquierda como Ada Colau, la CUP, psc o Icv…que son mas papistas que ……

  4. Yo no creo en bandos; tanto catalanes como españoles han sido criminales en Rif pero he. Reconocer que el articulo es muy bueno y habla muy clarito aunque se ha quedado corto por miedo. Llamo a la reconciliacion

  5. La «Ley de Transitoriedad» es un copia y pega de la actual constitución española, que sirve durante el proceso de independencia hasta que se redacte la constitución propia en el proceso constituyente.
    Así pues, efectivamente, durante un período breve, después de declarada la independencia y esta consolidada, este texto serviria.
    ¿Pero alguien cree que Catalunya va a tener una constitución rancia como la española?
    ¿Un país con la tradición libertaria, solidaria como este?
    Donde incluso la «derecha» está más a la izquierda que el PSOE y como mínimo, aunque sea por esnobismo – que yo diria lo es por educación, por tradición de estar a la vanguardia – es progre.
    Paz y tranquilidad.
    Y si, planteémonos al lado de quien queremos posicionarnos, de los colonos, del opresor o del pueblo de acogida. Y si nos hemos equivocado de pueblo, quizás algunos podrán elegir. Mientras no seamos independientes, los catalanes no podemos elegir.

  6. ¿Alguien se cree que en una hipotética Cataluña independiente van a cambiar las relaciones sociales, el poder económico, la forma de hacer política…? En el gobierno español en este momento hay sinvergüenzas corruptos, pero en otro momento habrá otras personas como también las ha habido antes y las habrá en posteriores legislaturas.
    Pero en una Cataluña independiente pasaría lo mismo. En el gobierno de la Generalitat ha habido catalanes sinvergüenzas y corruptos, lo mismo que antes ha habido otros gobiernos y después habrá otros. Y habrá, o no, corruptos gobernando.
    Ser independentista catalán no conlleva una manera de gobernar. La ideología no es delimitar el territorio, que es lo único que tienen en común quienes forman el frente independentista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre