Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM).

El Consejero de Sanidad de la región de Castilla La Mancha ha facilitado hoy la cifra de 898 fallecidos que podrían haber sido por causa del COVID-19 en residencias de ancianos.

Esta mañana de sábado Castilla La Mancha ha presentado una novedad en el reporte de sus cifras oficiales. Concretamente las autoridades sanitarias han informado por primera vez del dato de personas «sospechosas» de haber fallecido por COVID-19. Un dato que, hasta ahora, no era incorporado en los datos que diariamente se estaban dando desde el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España.

Esta cifra haría referencia a las personas fallecidas en residencias de ancianos situadas en las cinco provincias castellanomanchegas.

Concretamente, los datos harían referencia a las provincias de esta manera:

  • De los más de 400 centros de atención a mayores que hay en la región, 217 tienen al menos un caso confirmado como positivo por COVID-19
  • 62 casos responden a la provincia de Toledo
  • 55 casos responden a la provincia de Ciudad Real
  • 36 casos responden a la provincia de Cuenca
  • 35 respoden a la provincia de Guadalajara
  • 29 responden a la provincia de Albacete

El total de positivos en los centros de mayores, desde que comenzó la pandemia, es de 3.417 personas. Y el total de fallecidos confirmados es de 675.

Ha sido el consejero de Sanidad quien ha planteado la posibilidad de que, además de los 16.349 casos de contagios confirmados, podría haber 14.000 más -sospechosos y no confirmados- pero con síntomas.

En las últimas 24 horas Castilla La Mancha ha reportad 352 nuevos contagios y 61 fallecidos más.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre