El tercer macroestudio de seroprevalencia realizado a nivel estatal ha confirmado que la presencia en los territorios del nuevo coronavirus es muy dispar.

En Castilla – La Mancha el 9.6 % de la población tiene anticuerpos, una cifra que prácticamente dobla la media nacional, que se encuentra alrededor del 5,1% (en Baleares, Murcia o Asturias), mientras que en territorios como Galicia no llega al 2%.

Dentro de la región castellano manchega, Cuenca ha presentado datos del 11% y Albacete del 10.8%. Toledo un 8,6% , Ciudad Real un 9,1% y Guadalajara el 9,8%. Solamente supera a Castilla-La Mancha la comunidad de Madrid, que tiene un 11,7%.

Estos datos vienen a confirmar que la mayor presencia del virus se encuentra en el centro de la península.

Por detrás de Castilla- La Mancha están las regiones de Castilla y León con un 7,8% y Navarra con un 6,6%.

Por provincias, la que arroja datos más elevados es Soria, con un 14,4%, seguida de Segovia con un 12,4%, Cuenca con un 11,4% y Albacete con un 10,8%.

Los datos sobre la presencia de anticuerpos muestran el porcentaje de personas que han estado en contacto con el virus de manera directa. Sin embargo, en la medida que la inmunidad todavía no está demostrada, no significa que en estos territorios tengan que dejar de guardar las medidas de seguridad, ni siquiera las personas que han dado positivo a los test de anticuerpos, ya que se han dado casos de nuevos contagios en personas que ya habían superado la enfermedad. Por eso, se sigue haciendo un llamamiento a mantener las medidas de seguridad, también para aquellas personas que han presentado anticuerpos por COVID-19.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre