Carlos Sainz, el Español de Hielo, también habría ganado hoy en Monza si hubiese estado a los mandos de un Ferrari.

Maravilloso en la clasificación del sábado, Carlos Sainz había conseguido subir hasta la sexta posición, con un McLaren, con muchos coches más potentes detrás.

Y parecía que ya estaba cantado, que lo quería terminar al menos en esa posición, porque una vez más estaba derrotando a los RedBull, Verstappen venía muy atrás y Albon, el recién llegado a la escudería de los hermanos mayores del toro rojo, tenía una sanción de 5 segundos y también iba detrás de Carlos.

Parecía que estaba hecho, y aunque por supuesto merecía más

-Carlos Sainz merece enormemente un podium, Carlos Sainz merece enormemente una victoria-

los puntos eran importantes para su escudería en su lucha contra Renault en el mundial de constructores y para él en su pulso personal con Pierre Gasly.

Al entrar en boxes en la parada obligatoria para cambiar neumáticos un mecánico ha fallado en el momento de apretar las tuercas de la rueda. Gran drama. Algo tan pequeño como el aleteo de una mariposa ha dejado a Sainz fuera de carrera… Pobre mecánico, se sentirá espantosamente mal: La tristeza y la desilusión de todos los seguidores de el Español de Hielo, y la previsible lluvia de reproches que le caerá. McLaren en el Gran Premio de Monza 2019 no ha estado a la altura de su piloto número 1, el gran Carlos Sainz, el Español de Hielo. A ambos, escudería y piloto, les esperan juntos aún muchas alegrías y triunfos.

Felicitamos a Charles Leclerc por su victoria magnífica, pero repetimos que estamos seguros de que Carlos Sainz al mando de un Ferrari también habría sido capaz de hacer lo mismo.

Tigre tigre

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × cinco =