El escritor Carlos Ruiz Zafón ha fallecido en su domicilio de Los Ángeles tras luchar varios años contra un cáncer de colon. Ruiz Zafón, de 55 años, ha sido uno de los autores más leídos y seguidos en todo el mundo desde que publicó ‘La sombra del viento” primera novela de la tetralogía de la saga del Cementerio de los libros olvidados y bestseller , con más de quince millones de ejemplares vendidos en 36 idiomas diferentes.

Había sentido los primeros síntomas en un viaje a Londres en enero de 2018 y se trasladó a los a los EE. UU. para recibir tratamiento. Desde entonces combatió duramente contra la enfermedad.

‘La sombre del viento’ se ha convertido en la segunda novela más leída en español, después del Quijote. A ese libro le siguieron otras tres novelas de la tetralogía –El juego del ángel, 2008; El prisionero del cielo, 2011, y El laberinto de los espíritus, 2016, ambientadas todas en una Barcelona gótica, misteriosa, cuya trama comienza a principios del siglo XX.

Ruiz Zafón estudió con los jesuitas en el colegio de San Ignacio de Sarrià de Barcelona, Mientras estudiaba Ciencias de la Información y ya en el primer año le surgió una oferta para trabajar en el mundo de la publicidad. Llegó a ser director creativo de una importante agencia de Barcelona hasta que en 1992 decidió abandonarla para consagrarse a la literatura.

Decía no saber a qué se debía su vocación tan temprana; pero recordaba que, aunque en su familia no hay ninguna tradición literaria (su madre era ama de casa), para su padre, un exitoso agente de seguros, “el mundo de la lectura y de los libros era muy importante”.

Su primera novela, ‘El príncipe de la niebla’, de 1993 obtuvo el premio Edebé. Carlos Ruiz Zafón, fascinado por el cine y Los Ángeles, donde finalmente ha fallecido, usó el dinero del galardón para cumplir su sueño y partir a EE.EE, donde vivió varios años escribiendo guiones al tiempo que continuaba sacando nuevas novelas.

Las tres siguientes novelas dedicadas a la litera juvenil fueron: ‘El palacio de la medianoche’ (1994), ‘Las luces de septiembre’ (1995) (estas, con su primera novela, forman la ‘La trilogía de la niebla’ que posteriormente serían publicadas en un solo volumen) y Marina publicada en 1999, al que guardaba especial predilección.​  

La sombra del viento

En 2001 publicó su gran novela, ‘La sombra del viento’, que Ruiz Zafón presentó al premio Fernando Lara 2000. Aunque este lo ganó Ángeles Caso con Un largo silencio, Ruiz Zafón quedó finalista y Editorial Planeta decidió publicarla a insistencia del también desaparecido Terenci Moix, que fue uno de los miembros del jurado de aquel concurso literario.

Traducida a numerosos idiomas, la novela, cuya introducción en España fue en un principio difícil y lenta, se convirtió en una de las españolas más vendidas en el mundo, con más de 15 millones de ejemplares. ​ A pesar de las numerosas ofertas que ha recibió, Ruiz Zafón siempre se negó a autorizar que la novela sea llevada a la pantalla.

Decía no necesitar el dinero que eso le daría, además consideraba que sería casi como una “traición” a sus lectores. Además, creía “que era imposible hacer una mejor película que la que uno va a ver cuando empiece a leer la novela, por eso, sería redundante, irrelevante y totalmente innecesario.​

Ruiz Zafón dijo en una entrevista en El País: “Mi método de trabajo está dividido por capas. Escribo como se hace una película, en tres fases. La primera es la preproducción, en la que creas un mapa de lo que harás; pero cuando te pones a hacerlo ya te das cuenta de que vas a cambiarlo todo. Luego viene el rodaje: recoger los elementos con los que se hará la película; pero todo es más complejo y hay más niveles de los que habías previsto. Entonces, a medida que escribes, ves capas y capas de profundidad, y empiezas a cambiar cosas. En esa fase es cuando empiezo a preguntarme: ‘¿Y si cambiase los cables, o el lenguaje, o el estilo?’. Ahí creó la tramoya, que para el lector ha de ser invisible: el lector ha de leer como agua, le ha de parecer todo fácil… Pero para que sea así hay que trabajar mucho.”​

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre