El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acaba de jugar una buena baza de ingeniería política con la candidatura, ya oficial desde ayer por la tarde, de su vicepresidenta de Economía, Nadia Calviño, para presidir el Eurogrupo. De conseguirlo, ganará una posición crucial en plena negociación de los fondos europeos de reconstrucción y saldrá reforzado a la hora de redactar los Presupuestos Generales del Estado, con el nuevo rol de la vicepresidenta como el mejor hilo con el que atar el acuerdo con Ciudadanos y el visto bueno de los empresarios.

Calviño es la más liberal del Gobierno y quien mejores relaciones tiene con el mundo empresarial y el propio Ibex-35. De hecho, como publicó Diario16, hasta su jefe de prensa en la Vicepresidencia es un ex responsable de comunicación de empresas del Ibex.

Los rivales

La candidata española para presidir el Eurogrupo disputará por el cargo con el irlandés Donohoe y el luxemburgués Gramegna.

Calviño figura como favorita en  las quinielas. Aun así, la vicepresidenta ha esperado al último día para mandar la carta formal para postularse a ese cargo, que es compatible con sus actuales responsabilidades en el Gobierno.

Una buena baza de ingeniería política con la que Sánchez espera que su voz tenga más peso ante las negociaciones con las ayudas ante la crisis del Covid-19.

Moncloa ya hizo ayer oficial la candidatura:

Rivalidad

Para casi nadie es un secreto que es Calviño la ministra más alejada de cualquier propuesta de Unidas Podemos y del propio vicepresidenta Pablo Iglesias.

Calviño es favorita para presidir el Eurogrupo

Sánchez siempre tuvo claro que la presencia de ambos en el Gobierno compensaría la representación de votantes de la izquierda desde la postura más moderada hasta la más progresista.

Así Sánchez, también en ese equilibrio que ahora espera conseguir en Europa con Calviño al frente del Eurogrupo, acepta medidas de Unidas Podemos como el ingreso mínimo vital, mientras da la traste – en la línea de su vicepresidenta Económica- con la reivindicación de Iglesias para un impuesto para los ricos. Una propuesta que, por lo menos de momento, como adelantó Diario16, tendrá que esperar.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre