Los fenómenos atmosféricos adversos que hemos tenido a finales de invierno y comienzos de primavera, traducidos en olas de frío, precipitaciones abundantes en forma de lluvia y nieve, vientos de más de 100 Km/h en muchos lugares, tornados, olas marinas de más de 8 metros de altura, entre otros fenómenos atmosféricos han sido producto de lo que se denomina Calentamiento súbito estratosférico” que vamos a intentar analizar en las breves siguientes líneas, qué es y como afecta a España.

En primer lugar debemos situarnos en el lugar que se produce, que no es otro que la ESTRATOSFERA; ésta es una capa alta de la atmosfera situada entre 10-20 Km sobre el nivel del mar y que se prolonga hasta los 50 Km de altura.

Como su nombre indica se debe , según Irene Santa en el Tiempo.es, a una subida de la temperatura muy rápida que se produce en esta capa de la Atmósfera. Se denomina “súbito” cuando el incremento de temperatura es de más de 25 ºC en menos de una semana.

Este calentamiento no nos afecta directamente, pero sí las consecuencias en cadena que origina, produciendo una perturbación en el “vórtice polar”; aquí el viento gira antihorario, es decir, en sentido contrario a las agujas de un reloj alrededor del polo y en su parte interna queda retenida una masa de aire muy fría. El vórtice polar se mueve e incluso se rompe y de esta manera todo el aire frío que tiene en su interior se desplaza sobre los continentes.

En este sentido, la circulación atmosférica sufre cambios y en la superficie de los continentes sus consecuencias, y según los científicos, se producen dos semanas después los fenómenos atmosféricos indicados al comienzo de estas líneas.

Cientificamente está demostrado que este súbito calentamiento estratosférico se produce  por la llegada de ondas planetarias de capas más bajas de la Atmósfera. Así,  las cordilleras, los contrastes térmicos entre la tierra y el mar , el fenomeno del Niño, provocan ondulaciones en la circulación atmosférica que son las denominadas “ondas planetarias”, éstas pueden llegar hasta la estratosfera polar y entonces se produce el “calentamiento súbito estratosférico”.

Este fenómeno se origina, generalmente, en el invierno boreal por la diferencia de temperatura entr e el Ecuador y el Polo.

Por otra parte, este fenómeno  suele ocurrir cada 3 o 4 años como media. Cuando ocurre, como este año, provoca abundantes lluvias, nevadas, viento en la Peninsula Ibérica, con olas de frío polar, como las ocurridas este invierno-primavera en España, Europa y Norteamérica, sin embargo, en el Ártico las temperaturas suelen ser más altas de lo normal.

 En ambos hemisferios hay vórtices y, tanto en la troposfera como estratosfera, están presentes, siendo el primero más grande que el segundo. La peculiaridad del vórtice estratosférico es que se forma en otoño y desaparece en primavera cada año, mientras que el primero persiste todo el año. El vórtice polar confina el aire frío en la zona del polo, de modo que cuando se rompe parte de este aire se descuelga a latitudes más bajas y suele producir fuertes olas de frío en Europa o Norteamérica.

Normalmente cuando se produce un desplazamiento del vórtice polar, tanto Canadá como Estados Unidos suelen sufrir olas de frío importantes, aunque Europa puede no quedarse atrás.

El aire frío también llegará a España, aunque no lo hace como en el resto del continente europeo. Se notó más tarde, al comienzo de marzo, y fue de forma fría, con anomalías de temperaturas que pueden estar hasta 6ºC por debajo de lo normal, especialmente en el nordeste peninsular.

 Las temperaturas fueron anormalmente bajas en Centroeuropa, registrandose entre -12 y -16ºC en algunas zonas. Algunas ciudades como Berlín tuvieron máximas de -3ºC y mínimas de -10ºC; Varsovia  -6ºC de máxima y -12ºC de mínima; Estocolmo registraró-12ºC de mínima y en Ámsterdam fueron de -7ºC.

Además, normalmente cuando se produce este calentamiento súbito estratosférico y se produce un movimiento del vórtice polar, se suelen formar anticiclones de bloqueo en Escandinavia. Esto provoca que las borrascas entren a través de un «pasillo» atlántico llegando a España y provocando más lluvias. Por tanto, marzo comenzó, lluvioso y continuó así porque ese anticiclón se mantuvo estacionario, según ABC.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorAusencia de sensibilidad entre los moradores del mundo
Artículo siguienteReady, Spielberg?… WOW!
Licenciado en Geografía e Historia (Sección Geografía) por la Universidad de Zaragoza. Agregado y Catedrático de Bachillerato. Desde 1982 imparte docencia como Profesor Tutor de Geografía en la Licenciatura y Grado de Historia, y en la Diplomatura de Turismo en el Centro Regional de Cartagena. Profesor Tutor telemático de Geografía en las mismas carreras. Sus líneas de investigación son Climatología, Medio Ambiente y Tercer Mundo. Entre sus libros figuran: "La estadística y las Representaciones gráficas aplicadas a la Geografía", "La Comarca del Campo de Cartagena. Dependencia climática y Biodiversidad. Retos y Realidades", "El Planeta tierra en peligro (Calentamiento Global, Cambio Climático, Soluciones)". Colaborador de revistas científicas de Geografía en Universidades españolas y en el Instituto Geográfico Vasco, en las que constan algunos artículos como: “La región geográfica”; “Las temperaturas del Campo de Cartagena 1940-1980”; “Aspectos de la Degradación del Medio Ambiente: su influencia en el clima”; “Aproximación al estudio de las corrientes oceánicas y su influencia en el clima. El fenómeno de la corriente de El Niño”; “Aproximación al estudio del Subdesarrollo, Globalización, pobreza y hambre en el mundo”; “Consideraciones en torno al impacto medioambiental de las Fuentes de Energía”; “El arte de conocer el tiempo”; “Precipitación, aridez, sequía y desertificación de la Comarca del Campo de Cartagena”. Ponente y coordinador de varios cursos organizados por el Centro Regional de la UNED de Cartagena. Ponente en el II Congreso sobre Etnoarqueología del Agua en el Campo de Cartagena con el artículo “Precipitaciones, sequía y agua del trasvase en el Campo de Cartagena”. Perteneció como miembro electo al Claustro del Centro Regional de la UNED en Cartagena. Dedicado a la docencia y a la investigación geográfica.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre