Después de que intervinieran en rueda de prensa el Director General de Salud Pública y el Consejero de Sanidad, Emiliano García Page ha tomado la palabra.

Su tono, desde el primer momento, era bronco, molesto. Se le notaba claramente incómodo. Y las declaraciones que ha realizado se ha dejado ver claramente que el mensaje que daba iba más allá de lo que podrían entender los ciudadanos que siguieran la rueda de prensa.

Es lamentable que se mezclen intereses

Nada más comenzar a hablar ha indicado que “es lamentable que a veces se mezclen intereses, y que sería realmente importante que hubiera únicamente interés sanitario, disciplina y lealtad sanitaria por parte de toda la población, particularmente por parte de quienes tienen alguna responsabilidad pública”. No se sabe a qué o a quién se refería, pero sin duda era evidente que estaba tratando de lanzar un mensaje concreto a alguien.

“Consideren que hoy el 85% de toda la información que se está transmitiendo en redes sociales, a veces a través de malas decisiones, es absolutamente falsa. La primera petición que le quiero hacer a la opinión pública y a los ciudadanos es que confíen en los servicios sanitarios”.

Malestar con las decisiones de los alcaldes a nivel local 

A continuación ha anunciado reunión con todos los alcaldes de la región: para trasladar y compartir líneas de trabajo y para establecer niveles de coordinación y solidaridad, ha señalado. “Lo peor que puede pasar en una crisis de esta naturaleza es que la gente decida ir por libre, es lo peor. No todas las decisiones que se toman con carácter aparentemente preventivo, previenen. Al contrario: complican otras muchas decisiones”. Evidentemente aquí se ha mostrado muy molesto, posiblemente con los ayuntamientos de la región que han tomado medidas estos días. Tampoco ha dejado claro en qué complicaban y a qué decisiones se ha referido.

Alerta serena

“La actitud que yo personalmente quiero trasladar como presidente es la de tener una alerta serena. No arreglaremos nada actuando de una manera absolutamente indisciplinada y menos aún de manera absolutamente interesada”. Ha dicho. Una vez más, lanzando un dardo, que acusaba de tener intereses a la hora de tomar medidas contra el coronavirus. No se entiende a quién se refería, ni el por qué.

“Hoy ha fallecido una señora de 84 años que ya estaba aquejada. Tenemos que intentar evitar que las decisiones que salen de la cadena sanitaria se traduzcan en mayores complicaciones”.

Someter las decisiones al visto bueno del gobierno regional 

“Es determinante que las comunidades autónomas no tomen decisiones sin la autoridad sanitaria nacional. Esto, créanme que me parece sustancialmente importante. La misma disciplina que me marco como presidente -no hacer nada que no esté pactado, estudiado y decidido con el ministerio de Sanidad- no tomarla porque complica mucho. Por la misma regla de tres le pido a todas las instituciones municipales y provinciales, y a todas las instituciones que todas las medidas que quieran tomar las consulten y cuenten con la autorización previa de la autoridad sanitaria.”

Gente “desaprensiva que va a lo suyo”

“En esta sociedad abierta hay gente desaprensiva que va a lo suyo y por libre y que lo único que buscan, importándole muy poco la histeria que se genera en la opinión pública es su propio interés. Hay que tener mucho cuidado. No sólo nos estamos jugando un problema sanitario sino muchas más cosas. Hay gente que está tomando decisiones a corto plazo, hipotecando a medio y largo plazo el futuro de la comunidad autónoma”. El tono ha ido aumentando en enfado, pero seguía sin entenderse a qué o quién se refería con estas graves y duras acusaciones.

“No crean que se va a lavar un niño más las manos por estar en casa” 

“No crean ustedes que se va a lavar un niño más las manos por estar en casa que lo que se las está lavando en los centros educativos”. “Hay que someterse a una disciplina científica y especialista”. Ha afirmado.

Sobre el cierre de escuelas, Page se ha mostrado sorprendido, apuntando al hecho de que no ha sido consensuado entre las comunidades autónomas.

Da por hecho el presidente que la mayoría de la sociedad española conoce las medidas que hay que tomar. No obstante ha explicado que se duplica el personal para atender por teléfono, que está funcionando muy positivamente. Incluso ha valorado triplicar la cantidad de personal.

Decisiones proporcionadas y “gente que quiere estar quince días de vacaciones”

Pero a continuación ha dicho que  es importante que las decisiones se tomen de manera proporcional, “hay un malentendido en la gente que piensa que por tomar decisiones antes de tiempo puede evitar los riesgos. No se equivoquen: Madrid ha tomado decisiones (…) que en los próximos días le corresponderán al conjunto de España. Vivimos en una sociedad abierta que ha decidido no confinarse en casa. Tan de riesgo es que los niños jueguen en el parque como en el recreo. Punto. Hay que hablarle claro a la gente. Sobre todo a la gente que lo que pretende es tener quince días de vacaciones”.

Así ha señalado que la gente tomaría otras decisiones, seguramente, si el coste sanitario dependiera de ellos. Una afirmación que tampoco se entiende y que, de nuevo, parecía ser un mensaje lanzado a alguien concreto, pero no ser de carácter general.

“No está permitido que ninguna institución vaya por libre”. Ha dicho. Pero nuevamente no se ha referido a nadie en concreto. Nuevo silencio, nueva acusación velada para sorpresa de quienes escuchaban las palabras del presidente.

Nivel de mortalidad mínimo. Infecciones también en el “botellón”

Page ha querido hacer hincapié en que el número de mortalidad de este virus es mínimo y que por ello se quería referir a la población más vulnerable. Y ha señalado que no se le puede pedir mayor exigencia a los sectores privados en comparación a la que se pide al sector público.

Ha explicado que los jóvenes suelen no presentar síntomas, y que se pueden estar suspendiendo actividades, cuando por ejemplo “no se suspende el botellón”. Y que los contagios se pueden producir en cualquier lugar, no sólo en las aulas. Claramente ha criticado las medidas que han tomado algunos consistorios, a la hora de paralizar las actividades que congregan a grupos de personas.

“Por favor, frialdad y confianza”, ha señalado, “es muy fácil que la epidemia sanitaria se convierta en epidemia política e intereses…” ha subrayado.

“Queremos pedir que quien tenga uno sólo de los síntomas que se dirijan al sistema sanitario”. “Hoy el sistema sanitario de Castilla La Mancha está respondiendo a todo el que se acerca a plantearnos una duda o un problema”. Ha querido subrayar. “nuestro sistema está dando a basto. Estamos en disposición de ayudar a comunidades vecinas”.

Sobre las decisiones económicas, “También tienen que ser perimetradas. no vale todo, ni vale el negocio a cuenta del virus”. “Me someto a lo que plantee el gobierno de España en cuanto a medidas fiscales se refiere (…). En el empleo el gobierno de la comunidad autónoma prefiere adoptar medidas de estímulo directo, ampliando los planes de empleo, antes que asumir otro tipo de gastos faltos de perimetración, en la parte que le compete al gobierno de la comunidad autónoma. Me gustaría que las adminsitraciones no se dejen llevar por la demagogia”.

No se muestra favorable a la suspensión del Corpus o la Semana Santa

“Supongo que los alcaldes tienen la misma capacidad de contagiarse que el resto de los humanos” No sé si saben algunos que están tomando decisiones que les deberían llevar a tomar decisiones sobre el corpus o la semana santa. No me gustaría que lo hicieran. Tienen que saber que la fase crítica es para las dos próximas semanas. Que cabe esperar un cambio, lo digo con prevención y prudencia, a partir de dos semanas”.

Se negaba a cerrar colegios. Pero después han tenido que anunciarlo 

La decisión que se ha tomado en Madrid respecto a la enseñanza es básicamente de transporte. Estamos abiertos a analizar caso a caso aquellos centros escolares en donde haya un caso, dos o tres. La experiencia nos ha demostrado que la prudencia ha comportado una eliminación por completo del riesgo, sin extremar. Hay que considerar que la prohibición no es lo más preventivo, puede ser lo que más complique o disperse el virus. No vamos a plantear la suspensión educativa escolar, no lo descargartamos a medio o largo plazo. Lo haremos cuando tengamos el aval de las autoridades. Acaba de producirse la publicación de una noticia falsa en Castilla León que ha causado mucho desasosiego.” Estas afirmaciones han tenido que modificarse momentos después, cuando desde el gobierno de Castilla La Mancha ha tenido que anunciar que, efectivamente sí, se suspenden las clases a partir de mañana en toda la región. 

“Me importa más que en los colegios se laven las manos tres o cuatro días, que se les deje sueltos en las calles, parques o centros comerciales. Se me podrá acusar de muchas cosas pero no de hacer demagogia.”

“Vamos a prohibir los viajes escolares. Lo siento incluso por mi hijo. Tanto fuera como dentro de España. Incluso el programa de viajes escolares dentro de la comunidad autónoma. El mayor problema es evitar el movimiento. Cuando la gente se dispersa es imposible (controlar)”.

La decisión del rector de la Universidad de Castilla La Mancha “ha ido por libre”

Page ha criticado duramente la decisión del rector de la Universidad de Castilla La Mancha como  “el peor ejemplo de disciplina con la autoridad sanitaria”. Es absolutamente increíble que “se abone el modelo de universidad virtual”, ha dicho. Y ha confesado que le han recomendado ser comedido a la hora de hacer su declaración pública. “Me hubiera gustado mucho que la Universidad de Castilla La Mancha se hubiera sometido a lo dictaminado por la Consejería de Sanidad y el Gobierno”.

“no hay motivo para que ustedes vengan a una rueda de prensa” y la universidad actúe de forma a distancia, ha dicho. El mismo día que Sánchez daba una rueda de prensa por vía telemática. Ademas, ha subrayado que a día de hoy no había un sólo caso de infección en la universidad, y que si se da en adelante, será como consecuencia “del descontrol”.

Le ha dolido no haber recibido una llamada del rector, y así lo ha manifestado en la rueda de prensa de forma contundente.

Ya en la parte de las preguntas ha lanzado dudas: si estas decisiones tendrían que ver con las elecciones universitarias, o con el hecho de que muchos profesores no vivan en Castilla La Mancha (y ha lanzado que quizás habría que plantearse la obligatoriedad de que los profesores de la universidad tuvieran que residir en la región). Incluso ha señalado al hecho de que si el rector tuviera en su poder algún informe científico que le avale para tomar la decisión y no lo ha comunicado, podría ser planteable incluso con el Código Penal.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre