El presidente de extrema derecha de Brasil, Jair Bolsonaro, ha autorizado al Ministerio de Defensa la celebración de los 55 años del golpe de Estado que dio paso a la dictadura militar en el país.

“El Presidente no considera el 31 de marzo de 1964 un golpe militar. Él considera que la sociedad se reunió, civiles y militares, cuando percibieron el peligro que el país estaba viviendo en aquel momento. “Nosotros conseguimos recuperar y recolocar a nuestro país en un rumbo que, salvo mejor juicio, si eso no hubiera ocurrido, hoy tendríamos algún tipo de gobierno que no sería bueno para nadie”, afirmó Otávio Rêgo Barros durante una rueda de prensa en el Palacio del Planalto , en Brasília.

“Nuestro Presidente ya ha determinado al Ministerio de Defensa que haga las celebraciones debidas en relación al 31 de marzo de 1964, incluido un orden del día, patrocinado por el Ministerio de Defensa, que ya fue aprobada por el jefe de Estado”, afirmó Rêgo Barros.

Sin embargo, el portavoz de la Presidencia brasileña subrayó que no hay previsión de ningún tipo de acto conmemorativo en el Palacio de Planalto en esa fecha.

 

HISTORIA

El golpe militar que depuso al entonces presidente brasileño João Goulart ocurrió el 31 de marzo de 1964, y fue el inicio de la dictadura que duró 21 años.

Durante ese período, no hubo elección directa para el cargo de Presidente, el Congreso Nacional fue cerrado y la prensa local censurada.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre