La Junta de Accionistas de Banco Santander continúa convocada para el próximo día 3 de abril a pesar del estado de alarma y del confinamiento o cuarentena a que la ciudadanía se ve obligada a cumplir para evitar que se propague el coronavirus. Esta es la razón que ha movido a un accionista minoritario a enviar una carta (Burofax) a Ana Patricia Botín reclamando la suspensión de la Junta de Accionistas.

En la misiva, a la que ha tenido acceso Diario16, el accionista minoritario le indica que suspenderla sería «un acto de responsabilidad que debe usted acordar cumpliendo con sus deberes de diligencia y lealtad y en consonancia con la declaración del estado de alarma y las suspensiones que han sido acordadas por la generalidad de los gobiernos internacionales, el gobierno de España y sus comunidades autónomas», afirma el accionista que, además, pone el ejemplo del Parlamento de Cantabria que decidió suspender la actividad de dicha institución. También recuerda en la carta la suspensión o aplazamiento de las elecciones autonómicas en Euskadi y en Galicia o las primarias demócratas en algunos estados de los Estados Unidos.

Según se indica en la comunicación a Ana Patricia Botín, el mantenimiento de la Junta de Accionistas «sería un acto de manifiesta irresponsabilidad por su parte y por el Consejo de Administración difícilmente justificable ante la situación actual, salvo que su único deseo sea celebrar una junta “inaudita parte” sin la participación de los accionistas privándoles de sus derechos a asistir, intervenir y votar», afirma el accionista quien, además, recuerda la contradicción que supondría la no suspensión de la Junta mientras el Grupo Santander está tomando medidas preventivas con la prohibición a los empleados de celebrar convenciones y reuniones, tal y como aparece en la página web del Santander.

Resulta cuanto menos sorprendente que, como bien dice el accionista remitente de la carta a Ana Patricia Botín, mientras el país está paralizado, se están cancelando todos los eventos deportivos, la ciudadanía no puede salir a la calle, la Junta del Santander continúe convocada. Los accionistas del banco no pueden desplazarse a la capital de Cantabria porque el decreto de alarma así lo indica. Los medios telemáticos no sirven porque, ¿cómo podrán los accionistas indicar al notario que quieren intervenir o que quieren incluir un asunto fuera del orden del día? Es imposible. ¿No será que la presidenta del Santander pretende frenar cualquier movimiento que hagan los grandes accionistas viendo el precio actual de la acción?

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre