Los empleados del Santander vuelven a mostrar la verdad de la realidad que se vive en la entidad presidida por Ana Patricia Botín, en esta ocasión revelando lo que se esconde detrás de la campaña «La Remontada» en la que, en un ejercicio de marketing de manual, el banco pretende asimilar los valores que ha representado Rafa Nada de sacrificio, fuerza, voluntad, liderazgo, de no creer jamás en la derrota y de juego limpio con los que se utilizan en el Santander, una entidad que es la antítesis de lo que representa el, quizá, mejor deportista español de todos los tiempos.

Sin embargo, esa campaña esconde algo mucho más trágico y han sido los empleados y empleadas los que lo han denunciado a Diario16. «Nos hacen creer con la tremenda campaña publicitaria que lo que la señora Botin llama “La Remontada” consiste en apelar al espíritu luchador de la sociedad española y que el banco busca acercarse a los autónomos y empresarios para reactivar la actividad en sus negocios y animar a la sociedad a comenzar a incentivar el consumo. Nada más lejos de la realidad. Realmente, “La Remontada” consiste, una vez más, en una campaña encubierta que lanza el banco de forma interna para aumentar la productividad de los empleados que desde que comenzó el estado de alarma no ha sido la deseada por el banco», afirma una empleada con un tono de resignación.

Otro trabajador nos indica que «bajo el lema “La Remontada” se nos va a pedir a partir del lunes la venta de tres productos diarios por empleado. Lógicamente, y siguiendo las directrices del banco, esta campaña viene acompañada de una presión feroz para el empleado por parte de los mandos intermedios y directores de zona que ya está comenzando en la red comercial».

Este hecho lo corrobora otra empleada, distinta de la anterior, que da detalles de cómo se está organizando esa presión inhumana a los trabajadores para hacer «La Remontada»: «Desde esta misma mañana [por el viernes] tenemos que pasar previsiones de venta de esos tres productos a partir del lunes a los directores de zona, videoconferencias diarias al final de la mañana para reportar, uno por uno, y cada uno de los empleados cuántos productos has vendido, instrucciones de colocar los productos a toda costa, dar explicaciones ante los superiores del motivo por el que no se han alcanzado las ventas solicitadas, todo ello bajo amenazas de despidos y represalias que se están produciendo ya a los compañeros que no han presentado unas previsiones acordes a lo establecido de 3 productos diarios e, incluso, amenazas de que esta campaña servirá para que el banco tenga en cuenta en un futuro que empleados son los que producen y cuáles no».

Esto es lo que, según el testimonio de más de 15 empleados y empleadas de diferentes puntos de la geografía española, realmente hay detrás de “La Remontada”. «La sociedad, los autónomos y las pymes no les importan nada al banco, únicamente aumentar su productividad. Toda la campaña publicitaria es un engaño para, una vez más, machacar a los empleados con amenazas y miedos», afirma con contundencia un veterano trabajador.

Apúntate a nuestra newsletter

10 Comentarios

  1. La remontada a la cual alude el Sanladron el primero que la va a tener es Rafa Nadal no hace falta decir porque $$$$$.Despues se vera quien remonta esperemos que la gente no se deje engañar por los empleados del sanladron debido a las apretadas que les van a dar sus superiores para que vendan a los pobres incautos productos con engaños.Ya se vio como hizo la botina con el ROBO del Banco Popular.

  2. El Santander como no remonte y mucho en el precio de las acciones y el dividendo,dudo mucho que remonte en otros aspectos,porque como no remonte en lo primero se ira al puto infierno pues la gente no es tonta y sabe recordar.que se lo pregunten a los mas de 1200.000 españoles robados del Banco popular y que se fueron a otros bancos.Si esta señora botina o como se llame devolviera lo robado a sus autenticos dueños,entonces creo que podria remontar.Señora lo que hace remontar las cosas es la CONFIANZA,sin esta no hay nada que hacer.

  3. Buen “botín” trincaron con la “maniobra” del popular. Cuidado que siguen intentando vender productos “tóxicos”, pasan comisiones “a traición”, que te prometen que no vas a tener…la máscara y los guantes blancos, por desgracia muy presentes en éstos tiempos, les quedan que ni al pelo a muchos de sus empleados.

  4. Hace 4 años que no trabajo en el Santander. Al leer este artículo,he revivido el infierno que era aquello y especialmente cuando lanzaban una campaña de este tipo. Es un banco que vende la relación con el cliente, el asesoramiento,etc., Pero la realidad es que es un banco que solo va a colocar productos y al corto plazo, para lo que utiliza técnicas mafiosas con el empleado.
    Si algún empleado me lee, solo decirle que no tenga miedo a las amenazas de despido, ya que eso sería lo mejor que los podría pasar en la vida. La vida lejos del Santander es maravillosa.

  5. La mafiosa del Sanladron,cuidado con esta malvada que despues de robar el Banco Popular quiere seguir con sus fechorias,no le basto con robar a mas de 1200.000 españoles.

  6. Pues yo soy empleado del Santander y es mentira todo lo que sale en este artículo, o por lo menos la forma de exponerlo. Lo que el Santander quiere, igual que cualquier empresa es que sus empleados trabajen. Se nos exige realizar un trabajo igual que a cualquier empleado que cobra por ello, pero de ahí a recibir presiones… Por supuesto que los vagos tienen el peligro de ser despedidos pero los que curramos estamos muy tranquilos y pensamos que no es justo que los que no hacen nada cobren lo mismo que los que sí lo hacemos. Por cierto, no sé qué le pasa a Diario 16 con el Santander. Cuando se ve este tipo de ojeriza, la información publicada carece de toda credibilidad.

    • Empleado del SAN actualmente y lo que se indica en este medio es totalmente cierto. Tu debes de ser uno de esos latigadores intermedios o un cafre con suerte que cuando esta se te acabe te comeras las palabras como puños.

  7. Cuando ves a prácticamente todos los comerciales comentando entre nosotros la insoportable persecución a todas horas y en todo momento, con reuniones diarias a primera y última hora con la principal finalidad de apretar, la cantidad y el número de parámetros objetivados son exagerados, empleados con tratamiento, ansiolíticos, antidepresivos, psicólogos, psiquiatras, sin poder vivir, lo que pasa aquí no es normal.
    Yo no tengo nada con diario 16, pero sí que conozco al banco. Y este es el único medio que dice de forma clara lo que pasa, y lo que se dice aquí es totalmente cierto.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre