Foto: Carmen Marchena

En Diario16 estamos recibiendo desde hace tiempo la preocupación de los accionistas minoritarios del Santander respecto a la situación de la entidad en los últimos años. Hay que recordar que estos minoritarios no son especuladores, sino que disponen de unos pocos títulos que están invertidos a modo de ahorro. Se trata, en su gran mayoría, de trabajadores, autónomos, pensionistas que han metido una parte del dinero ganado con su trabajo para lograr una rentabilidad un poco superior a la que se obtiene con una cuenta corriente.

Uno de estos accionistas nos indicaba lo siguiente: «Soy accionista desde hace muchos años, y también mis padres, hijos y  hermanos, pues la fe que teníamos en las acciones Santander era grande y viene desde los tiempos de Emilio Botín. Después de tantos años en que la acción llegó a estar a más de 14 euros, nosotros compramos a 10, 9, y 8 euros las más caras y con un rendimiento del dividendo de hasta el 7% sobre ese precio. Después de tantos años debería estar la acción a 20 euros, pero ni con crisis ni sin crisis, tan solo baja, baja y baja, lo mismo que los dividendos hasta llegar a este año que los han suspendido, ¡inaudito!

» Si mi compra ascendía a 40.000 euros, hoy tengo 8.000 y así los demás miembros de mi familia. No, no somos capitalistas sino pequeños inversores que hemos ahorrado con mucho sacrificio y tiempo de nuestro trabajo.

» “Por sus frutos les conoceréis”. Ha quedado demostrada la incapacidad de la Sra. Ana P. Botín y su equipo para gestionar la empresa. Lamento por su padre que un día creyó en ella y le ha defraudado. Lo mejor que puede hacer es echarse a un lado y buscar un equipo gestor mejor cualificado».

Este estado de alarma es generalizado entre los accionistas minoritarios y la petición de que Ana Patricia Botín se eche a un lado y se busque un nuevo equipo gestor es ya un clamor entre quienes no tienen otros intereses como los grandes accionistas.

Andrea Orcel, la gran esperanza de los minoritarios

Recordemos una vez más la frase que un pequeño accionista le dijo a Ana Patricia Botín en la Junta de Accionistas del 2019: «Ana, si el banco va tan bien, ¿por qué baja tanto la acción?». Esta es la preocupación de los pequeños inversores del Banco Santander que están viendo perplejos cómo la entidad en la que confiaron para invertir como un modo más de ahorro, no como un sistema especulativo, lleva perdido un 70% del valor en bolsa desde que la actual presidenta accedió al cargo tras la repentina muerte de Emilio Botín.

Diario16 se ha puesto en contacto con algunos de estos pequeños accionistas para comprobar de sus propias palabras cómo ven la situación del Santander y es sorprendente cómo todos coinciden en un nombre: Andrea Orcel.

La fama de buen gestor y de ser uno de los mejores banqueros del mundo hizo que los pequeños accionistas vieran al italiano como la esperanza para revertir la situación en la que la gestión de Ana Patricia Botín ha llevado a la primera entidad española.

Uno de estos pequeños inversores afirma que es sorprendente lo ocurrido con Orcel puesto que «cuando contratas a alguien sabes a priori las condiciones en que lo haces. Por eso no es comprensible. Es un grave error lo que han hecho. El apellido Botín tiene cosas positivas y negativas, pero, tal y como está el banco desde el año 2014, colocar al mando a alguien diferente sí que era positivo».

Otro de los accionistas minoritarios consultados, directivo de banca jubilado, afirma que «el anuncio de la contratación de Orcel me provocó satisfacción porque Orcel es un hombre que daba más valor a las grandes operaciones que quería hacer y que iban a repercutir positivamente en el valor de la acción».

Respecto a los posibles conflictos con Ana Patricia Botín y su pérdida de poder, otro accionista afirma a Diario16 «que ya el Financial Times criticó duramente el nombramiento de la señora Botín como presidenta porque las dinastías en la banca eran cosa del pasado. La gestión del actual Consejo es una lacra que se demuestran en las cuentas y la deriva de la acción y por eso la llegada de Orcel iba a suponer un impulso muy fuerte para el banco. A todo esto hay que sumar los escándalos judiciales en los que está involucrado el banco y que está costando a los accionistas miles de millones de euros en litigios. Es necesaria una limpia en el actual Consejo y que los cargos los ocupe gente capacitada para entender cómo funciona el sistema financiero del siglo XXI. Por ejemplo, los métodos del señor Benjumea y del señor Echenique eran absolutamente contrarios a las más elementales normas de buen gobierno corporativo. Andrea Orcel lo sabía y, quizá, por eso se dieron cuenta de que iban a perder el poder real del banco por la más que probable buena gestión de Orcel».

Respecto al proceso judicial de Orcel contra el Santander, este accionista afirma a Diario16 que «no me sorprende lo que está ocurriendo. Esperemos al día de la vista, pero, solo con las pruebas que ha aportado Orcel, las conversaciones grabadas y los documentos que demuestran que sí hubo intención de contratarle, además de las reuniones que tuvo con el que iba a ser su equipo, en un país normal serían suficientes para que el Santander fuera condenado. Sin embargo, en España todo puede ocurrir. ¿No publicasteis vosotros que hay jueces que tienen un acierto del 100% a la hora de archivar causas contra el Santander? Pues eso es lo que se puede encontrar Orcel en los tribunales».

Todas estas cuestiones que comentan estos pequeños accionistas son trasladables a una gran mayoría silenciosa de minoritarios que tiene muy difícil colocar estas cuestiones fuera del orden del día de la Junta. Sin embargo, lo que queda claro es que Andrea Orcel dio esperanzas a los pequeños accionistas de que el italiano era el hombre clave para revertir la situación.

Apúntate a nuestra newsletter

7 Comentarios

  1. Cien por cien verdad lo que dice el artículo y la Sra Botín no se da aún por aludida. ¿Cuándo se va a enterar? Es una fracasada en la banca, que se dedique a otra cosa, su vocación verdadera la está esperando y no es su puesto actual.

  2. A mí también me engañaron campeones valores por el valor de 4400 € y hoy por hoy están en 700 € soy una pensionista no sé qué tengo que hacer

  3. No solo ha arruinado al Banco, en muchos casos a clientes directamente con productos de terceros y pobres empresas aquellas que caen donde ella puede ahorcar a los demás perjudicados

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre