En la Audiencia Nacional, el pasado 20 de noviembre, se realizó un “baile” de jueces especialmente relevante para los juicios que más afectan al Partido Popular, a todas luces una estrategia político-judicial que coloca una oscura sombra sobre la supuesta independencia del poder judicial.

Uno de los jueces que forma parte del “baile”, Juan Pablo González, podría ser recusado por su afinidad con el PP, afinidad indiscutible ya que participó en hasta cuatro cursos de la  “Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales” (FAES), según publica este miércoles El Plural, fundación conservadora vinculada al partido popular y que preside José María Aznar, llegando a compartir mesa con un imputado en el caso Gürtel, Carlos Clemente Aguado, exviceconsejero de Inmigración de Esperanza Aguirre en la Comunidad de Madrid.

La Fundación del PP (FAES) contaba con patronos vinculados a los papeles de Bárcenas en la época en la que Juan Pablo González participó en los cursos, personajes como Mariano Rajoy, Ángel Acebes, Esperanza Aguirre, Francisco Álvarez-Cascos, Javier Arenas, Jaime Ignacio del Burgo, Jaime Mayor Oreja, Eugenio Nasarre, Rodrigo Rato y Federico Trillo-Figueroa formaban parte del patronato.

Juan Pablo González fue designado el pasado 20 de noviembre por la Sala de Gobierno de la Audiencia Nacional para formar parte del tribunal que juzgará cuatro piezas separadas del Caso Gürtel.

Al mismo tiempo, también era apartado el magistrado Julio de Diego, uno de los magistrados responsable  de haber citado a declarar a Mariano Rajoy en el primer juicio de Gürtel.

El pasado de González, estrechamente vinculado al PP, podría llevar a una recusación, como ya ocurrió con Concepción Espejel y Enrique López.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre