La revista científica The British Medical Journal ha publicado un artículo donde recoge la alarma de los pediatras israelíes. Concretamente, el artículo, que puede leerse aquí, explica cómo los expertos han advertido «que las escuelas deben reabrirse con precaución» ante la evidencia que están mostrando los datos, donde los niños pequeños están aumentando en casos de infecciones por COVID-19.

Según explica el artículo científico, «los pediatras en Israel, donde van por delante en la vacunación de adultos, han informado de un fuerte aumento de las infecciones por COVID-19 entre los jóvenes, con más de 50.000 niños y adolescentes que han dado positivo en el mes de enero, más de lo que Israel ha visto en cualquier momento durante la primera o segunda ola».

Preocupación por parte de los pediatras de Israel

El ministro de salud de Israel, Yuli Edelstein, en unas declaraciones hechas para el Jerusalem Post, explicó que el gobierno había recibido «una carta de la Asociación Israelí de Pediatría donde advierten de que están muy preocupados por la tasa de enfermedad de los estudiantes más jóvenes». Según han señalado ya algunos expertos isralíes, el aumento de los casos en niños se debe a la variante británica, que es más contagiosa y que se ha extendido con mayor facilidad entre los grupos de edad más jóvenes.

Precaución al reabrir escuelas

Según Cyrille Cohen, jefe del laboratorio de inmunoterapia de la Universidad Bar-Ilan de Israel, y miembro del comité asesor de ensayos clínicos de la vacuna contra la COVID-19 en Israel, «las cifras que se recogen desde la aparición de la variante B1.1.7 del Reino Unido en Israel desde mediados de diciembre, la proporción de nuevos casos diarios contabilizados por niños menores de 10 años había aumentado casi en una cuarta parte» (un 23%). Basándose en estos datos, Cohen ha pedido precaución respecto a la reapertura de las escuelas.

No está demostrado que sea más peligrosa para la salud

Como se viene informando desde que se identificó la variante británica, a pesar de ser más contagiosa, no supone -por el momento- que las infecciones causen más complicaciones.

Sin embargo, también es cierto que en Israel se ha tenido que abrir la primera unidad de Cuidados Intensivos por COVID-19 para niños en el mes de enero.

Casos parecidos en Italia

Según cita el artículo, casos y advertencias similares están dándose en Italia, tras el aumento de casos en la localidad de Corzano, situado en la provincia norteña de Brescia. El pasado día 3 de febrero se informó de que el 10% de su población (1.400 habitantes), dieron positivo al virus, y entre ellos, el 60% de los casos eran niños de edad escolar -primara e infantil-.

Los expertos consideran que muchos de estos niños podrían haber sido los causantes de las infecciones de sus mayores.

Roberto Burioni, profesor de virología en el Hospital San Raffaele de Milán, publicó en sus redes sociales el siguiente mensaje: «La variante inglesa es mucho más contagiosa y requiere precauciones mucho mayores», según recoge The BMJ.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre