El Ejército ha decidido, sin opción a recurso, expulsar al presidente de la asociación de militares “45 sin despidos”, Jenner López, para callarle la boca tras las múltiples denuncias de acoso y abuso que se dan dentro de las fuerzas armadas.

Tras 24 años de servicio, medalla al mérito militar, misión internacional, vigilancia de vías tras el atentado del 11M, limpieza de chapapote, 4 años de vigilancia de frontera en Ceuta, ni un solo arresto en toda su carrera militar, finaliza la vida militar de este cabo.

De todos los expedientes abiertos desde que comenzara a denunciar en los medios los atropellos de las fuerzas armadas, ninguno es efectivo, a pesar de tenerle seis meses sin empleo y sueldo.

“El día 23 se hace la propuesta y el 24 de junio se realiza mi expulsión”, explica a Diario16 Jenner López.  “No me han dado ni la opción de alegar. Hace quince días se presentaron dos militares en mi casa con la notificación. Se dice que es una falta muy grave “por negarse a presentarse al reconocimiento al Gómez Ulla”. La realidad es que le avisan que vaya a esa cita médica una semana después de la cita puesta por el propio Ejército. Jenner López presentó alegaciones. No han servido de nada.

Le han dado el alta obligatoria para poder ejecutar la expulsión porque estaba de baja psicológica desde el primer expediente sancionador hace más de dos años.

Margarita Robles

En un comunicado del propio afectado enviado a nuestro medio,  “algunos dirán que el Ministerio de Defensa gana una batalla quitándome de en medio, yo pienso que no, pienso que han perdido, queda demostrado que eliminar a quien alza la voz muestra que su intención plena es la de seguir haciendo y deshaciendo a su antojo y que nadie se entere de puertas para afuera”.

López lamenta que “todo esto lo haya consentido la ministra de Defensa, Margarita Robles”. Según explica, “ella me aseguró que había que acabar con la Justicia Militar, pero que no podía porque no tenían mayoría”.

Jenner pide a los soldados que “ahora os veré desde fuera, desde el ámbito civil, y no quiero seguir escuchando que las Fuerzas Armadas son un nido de fachas, para combatir esa idea sois los soldados demócratas los que tenéis que alzar la voz, los que tenéis que señalar hasta silenciar aquellos ultras que se piensan que defender España es lo que le dicta un tío a caballo.”

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorInmune a la verdad
Artículo siguienteReunión histórica en Derechos Sociales para la Agenda 2030 y la reconstrucción social y económica de España
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

3 Comentarios

  1. Más de dos años de baja médica, seguro que cuando cobraba la nómina a fin de mes de eso no se quejaba. Que busque trabajo en lo civil a ver si le consienten tanto como los militares.

  2. Un caradura menos, lleva años siendo una lacra, aprovechándose del sistema. Le deberían hacer devolver todo lo que ha ganado estando de baja, que no sin sólo los dos últimos años

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre