Foto: Transparencia Internacional

Uno de los aspectos más importantes de la investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) es el papel clave que tuvieron los grandes bancos internacionales para canalizar el dinero de la corrupción en Venezuela, principalmente en Petróleos de Venezuela (PDVSA) durante la presidencia de Rafael Ramírez, el ex ministro que está perseguido y reclamado por varios países por delitos relacionados por la corrupción y que en España fue protegido en Ávila por congresistas y senadores del Partido Popular y con la presunta intervención de Ignacio López del Hierro, tal y como publicó en exclusiva por Diario16. Recientemente, Venezuela ha reclamado la extradición de Ramírez a Italia, lo que se suma a las causas que tiene abiertas por la Fiscalía de Florida, Nueva York y Texas, por delitos relacionados con la corrupción y el blanqueo de capitales.

Hay que tener en cuenta que la información hecha pública por ICIJ proviene de los propios bancos, a través de los Reportes de Actividades Sospechosas (SAR, por sus siglas en inglés) que las entidades entregaron a la Red de Control de Delitos Financieros (FinCEN) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

Los documentos analizados por ICIJ muestran que de Venezuela salieron más de 600 millones de dólares de sociedades públicas, tanto durante la época de Hugo Chávez como de Nicolás Maduro:

Evidentemente, esto es sólo una parte muy insignificante del dinero que los bolichicos y los jerarcas chavistas sacaron para saquear Venezuela y para poder llevar hoy una vida de multimillonarios, principalmente en España. Diferentes cálculos realizados por distintas firmas calculan que el dinero que se sustrajo de Venezuela a través de la corrupción, sobre todo de PDVSA, podría llegar a superar los 100.000 millones de dólares. Para que esto pudiera llevarse a efecto, para poder blanquear u ocultar semejantes cantidades era necesario que los bolichicos dispusieran de las herramientas financieras que sólo los grandes bancos internacionales pueden proporcionar. Esas herramientas y estrategias fueron creadas por empresarios españoles que hoy presiden sociedades de capital riesgo. Este asesor español fue fichado de la City de Londres para conseguir una verdadera red de blanqueos que un documento en poder de Diario16 fue calificada como una compleja estructura societaria conformada por sociedades domiciliadas en diversos territorios. En referencia a las empresas de uno de los socios de Ramírez, la Policía detectó la entrada de un importante volumen de fondos con origen en Portugal, Luxemburgo y Hong Kong en apenas dos años.

Por ejemplo, en un informe de la UDEF presentado ante la Justicia, la Policía detectó diferentes transferencias que llegaron a cuentas del BBVA del socio de Rafael Ramírez de dinero relacionado con PDVSA. Desde Suiza se recibieron 5 cobros por 1,35 millones de euros. Desde Liechtenstein, esas cuentas fueron el destino de 2 transferencias por valor de 7,5 millones. También se utilizó la ruta irlandesa para recibir 3,1 millones de euros. Este socio del expresidente de PDVSA, que reside en España, también recibió en esas cuentas del BBVA 11,06 millones procedentes de Portugal y Hong Kong. Como se puede comprobar, dinero que llegó a través de paraísos fiscales o países con fiscalidad muy laxa.

Los informes SAR desvelados por ICIJ revelan el papel que esas grandes corporaciones financieras de Europa y Estados Unidos han jugado como cómplices necesarios del expolio al pueblo venezolano, todo ello a pesar de las duras leyes anti-blanqueo. Sin embargo, el pastel de Venezuela era tan grande que entidades más pequeñas, como el CBH y al Grupo Julius Baer suizos también ayudaron a los bolichicos a sacar el dinero sucio para establecerlo en cuentas que ocultaban el origen de los fondos. Al menos uno de estos bancos fue «reclutado» por el asesor español de Ramírez, el procedente de la City, al que le une relación familiar y de amistad, lo cual está en proceso de investigación policial. El ICO, que maneja fondos del pueblo español, debería tener cuidado con las inversiones de la compañía de capital riesgo que preside este ciudadano español.

Uno de los bancos clave fue el Espirito Santo, siendo Portugal un país muy utilizado por los jerarcas chavistas, tal y como hemos publicado en Diario16, en referencia a Nervis Villalobos, Diego Salazar u Omar Fariaz según se indicó la instrucción que la jueza de delitos económicos Canólic Mingorance realizó para la investigación de Banca Andorra. Igualmente, informes de la UDEF, a los que ha tenido acceso Diario16, revelan cómo otros ciudadanos venezolanos residentes en España utilizaron la ruta portuguesa para introducir dinero en las cuentas de sus empresas en Luxemburgo por valor de más de 6 millones de euros procedentes de PDVSA, dinero que ocultan de forma ilícita a socios, administradores incluso a la justicia. Estos documentos han sido reclamados a Diario16 por parte de las fiscalías de Nueva York, Florida y Texas que, como ya hemos referido, tienen causas abiertas contra Rafael Ramírez.

Por su parte, grandes bancos como JP Morgan Chase o Standard Chartered, desde Nueva York y Londres, procesaron transacciones con dinero venezolano. Un 70% de esas operaciones se realizaron con dinero público procedente del Ministerio de Hacienda o PDVSA.

Wall Street y Londres jugaron un papel muy importante en el saqueo de Venezuela por parte de los jerarcas chavistas. La Reserva Federal de los Estados Unidos ha concedido a los grandes bancos el poder de convertir diferentes divisas en dólares para enviarlas a otras entidades o empresas. Movimientos de varios empresarios y jerarcas venezolanos hizo que algunos bancos emitieran los informes SAR alertando de pagos sospechosos. Sin embargo, las investigaciones internas de los grandes bancos, según se demuestra con los documentos hechos públicos por ICIJ, son aleatorias e ineficaces porque pueden pasar años hasta que consiguen detectar el origen ilícito de las transacciones, es decir, cuando ya no se puede hacer nada y, por supuesto, han cobrado elevadas comisiones por esos «servicios especiales».

La impunidad con la que viven estos bolichicos es una consecuencia directa de la ineficacia y de la falta de control, real o interesada, de los grandes bancos, porque está claro que un monto de dinero de este calibre no podía escapar de los controles internos de estas grandes entidades.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre