Los  avales del Gobierno para dar liquidez a autónomos, pymes y empresas frente a la crisis del coronavirus está operativa desde este lunes .

Una iniciativa que ayudará a aguantar el tirón de la pandemia ante la crisis sin precedentes mundial tanto desde el punto de vista de la Salud Pública como de la economía.

Los  avales del Gobierno para dar liquidez a autónomos, pymes y empresas frente a la crisis del coronavirus está operativa desde este lunes y garantiza préstamos concedidos desde el 18 de marzo. Es una de las medidas que ha tomado el Gobierno para intentar paliar el impacto del Covid-19 en la economía.

Entidades financieras

Los avales están disponibles tras suscribir el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y las entidades financieras varios convenios de colaboración. Esta línea tiene una dotación de hasta 100.000 millones de euros. El primer tramo activado tiene un importe de 20.000 millones y la mitad se reserva para garantizar préstamos de autónomos y pymes. Los empresarios ya han pedido que se amplíe a 50.000 millones.

Hasta poner en marcha estos avales, el Consejo de Ministros reforzó las líneas del ICO ya operativas, doblando a 400 millones la financiación específica para el sector turístico en todo el país, e incrementó en 10.000 millones la capacidad de préstamo en el resto.

Pago de salarios y facturas pendientes

Con estos avales, el ICO garantizará los nuevos préstamos y las renovaciones concedidos por entidades financieras a empresas y autónomos para atender las necesidades de financiación derivadas de pagos de salarios, facturas, necesidad de circulante u otras necesidades de liquidez, incluyendo las derivadas de vencimientos de obligaciones financieras o tributarias.

Quedan excluidas del objeto de la línea las unificaciones y reestructuraciones de préstamos, así como la cancelación o amortización anticipada de deudas preexistentes.

No pueden condicionar el préstamo

Las entidades financieras deberán mantener abiertas las líneas de circulante de sus clientes hasta el 30 de septiembre. Además, deberán transferir a sus clientes el beneficio derivado del aval público, en forma de menores intereses o mayor plazo, entre otras opciones. Asimismo, no podrán condicionar la aprobación de los préstamos a la contratación de ningún otro servicio o producto.

Para asegurar un adecuado reparto de los avales entre los operadores financieros (entidades de crédito, establecimientos financieros de crédito, entidades de pago y entidades de dinero electrónico) se ha aprobado una distribución separada de los dos tramos.

El importe se distribuirá entre cada entidad financiera en función de su cuota de mercado a cierre de 2019, por un lado, en relación al crédito a autónomos y pymes y, por otro lado, a grandes empresas, según la información comunicada por el Banco de España. También tendrán acceso a esta línea las entidades financieras que a final de año no tuvieran saldo de crédito registrado. Se les reservará una cuota agregada del 1%.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorEl 58% de los hospitalizados en Ifema han sido dados de alta
Artículo siguienteLos datos del fin de semana confirman la curvan descendente del coronavirus
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre