La Arqueología en los Andes Sudamericanos con sus nuevos descubrimientos y el cambio climático exigen respuestas   de la Arquitectura para abordar los desastres naturales y el desarrollo integral de la humanidad.

Nueva Orleans, EEUU, esta semana es el epicentro de uno de los debates más importantes de este año: ¿Cómo la arquitectura y su sector educativo van a responder a los efectos del cambio climático?.

La conferencia, organizada por ACSA – Association of Collegiate Schools of Architecture) reúne a líderes internacionales de la Educación para discutir el rol de las escuelas de arquitectura y su responsabilidad con el futuro. Entre los conferenciantes se encuentran Iñaki Alday, arquitecto español y decano de la Tulane School of Architecture), Karen Seto, urbanista y profesora en la Yale University, y Richard Sommer, arquitecto y profesor de la University of Toronto), entre otros.

El cambio climático conlleva una serie de peligros que debemos afrontar como especie. El agua se convertirá en una amenaza urgente con una naturaleza contradictoria; sufriremos su exceso en forma de inundaciones y aumento del nivel del mar; pero también sufriremos su ausencia en forma de sequías. Esa doble cara del agua y cómo sobrellevarla será uno de los puntos clave de la cita.

También se planteará la necesidad de promover la investigación interdisciplinaria en las universidades como algo urgente. Hoy más que nunca los museos están en el centro de las problemáticas culturales, sociales y económicos de la sociedad contemporánea, advierte la Unesco.

Hace tres años, en La Habana, después de intenso debate sobre el desarrollo de la Cultura de América Latina y el Caribe a través de políticas y poéticas de la museología, todos los asistentes coincidieron que hoy más que nunca, los museos están en el centro de las problemáticas culturales, sociales y económicas de nuestra sociedad. Documentos del 40º Simposio del Comité Internacional para la Museología (ICOFOM) y el 25º Encuentro Regional de ICOFOM, indican que es la única organización que, desde 1946, representa a los museos y sus profesionales, agrupa a más de 37.000 miembros y se organiza en Comités Nacionales, que representan a 141 países y territorios.

Teniendo en cuenta esta filosofía de acción para impulsar la Educación, las poblaciones y comunidades del Perú, particularmente las que están al pie de la Cordillera Blanca, en los Andes del Noreste, vienen impulsado el Museo Municipal de Caraz, capital de la provincia de Huaylas, donde las investigaciones y hallazgos del Pre Incanato, pueden variar los horizontes de la investigación que solo se había concentrado en Chavín de Huantar y el Valle de Conchucos. Es notable el esfuerzo de la población de Chacas y la fundación del ejemplar sacerdote italiano Hugo De Censi, guiado por la literatura y el peregrinaje de Julio C. Tello, el padre de la Arqueología de los países andinos.

En este nuevo horizonte, el investigador Hernán E. Osorio Herrera, explica el acelerado deshielo de los nevados, empezando por El Huandoy y Huascarán (6,766msmm), han sepultado decenas de miles de seres humanos y todo signo de vida en sucesivos terremotos en décadas recientes.

Osorio Herrera, poeta, escritor, periodista, con experiencia en economía y finanzas desde el Banco de la Nación, fundó en los sesenta Radio Claridad, un modelo de comunicación que instituyó programas con ´ participación de los más destacados profesionales, comuneros y autoridades locales, estudiantes de los colegios «2 de Mayo» y «Santa Inés», llegando a constituir un tácito movimiento cívico por el turismo y el desarrollo social.

En su reciente libro, nos habla de: «La historia de un ayer que se abrió en febrero de 1929. Es una recopilación de toda la información que recibió «de boca de mis amigos indios que me la entregaron como los cuentos de sus abuelitos”. «Versiones que las guardé por recomendación especial de mis padres, QEPD»

Explica que aprendió de las poblaciones de las cordilleras a respetar sus grandiosas guacas y edificios, sus Tok’ápus, Kíllk´has, Kípus y Yupanas; y sus silentes Chullpas techadas con enormes lajas de piedra sobre soportes verticales de corpulento granito “construidas” con el apoyo de la Tita K’ág’tsa que “arreaba” las piedras para colocarlas en el lugar designado y; las Yupínq’úná -señales, huellas y marcas-, dejadas por el dios de su veneración considerada “sagradas”.

Ichick Nuna y Wáyllash – Márka

Ichick Nuna, la diminuta momia, al parecer la más pequeña que ofrece la museografía arqueológica de Wáyllash-Márka, en los Andes del NE de Perú, abre nuevos espacios para la investigación de los orígenes de América. México posee un pieza similar de mayor dimensión.

¿Porqué del nombre Wáyllash-márka?. Wáyllash-márka es el nombre preincaico (resultado de una representación mental concebida por el hablante que lo construyó impactado por la belleza del territorio que fusionó sus ojos, mente y corazón), compuesto de dos palabras:

Wáylla; conjunto de prados, hermoso, grande y fértil, con pastizales y variada vegetación. Márka; región vasta, importante, con gobierno independiente que aglutina caseríos, aldeas, allk’as y, Yungas: Valles cálidos al pie de los Andes habitado por personas con privilegios.

Osorio Herrera, complementa el testimonio vivido con los campesinos con la fotografía como arte que perenniza un presente que se convierte en pasado. Revisa diversos aspectos del panorama de su terruño, y otros, como el rostro de esta nativa de Caraz, de 115 años de edad, simbolismo de una raza invencible como los Andes donde vive.

Primeras Conclusiones

Las Bibliotecas y Museos, forman un Binomio esencial, que siguiendo las investigaciones de la Unesco y principales universidades, se van convirtiendo o deben ser los motores del desarrollo local.

Las bibliotecas y museos no pueden seguir siendo depósitos cerrados, tienen que ser puertas abiertas, motores del cambio, centros cívicos. No estamos afirmando nada nuevo. Sigamos el sueño y las acciones de Hernán Eduardo Osorio Herrera, quien expresa su agradecimiento a su familia y a la comunidad que contribuyó a plasmar el Museo de la Cultura Wáyllsah-Márka, al pie de los nevados del Huandoy y el Huascarán.

La Cultura Wáyllash-Márka, plantea la necesidad de ampliar las investigaciones sobre el origen y desarrollo del hombre en América Latina, sumando a los descubrimientos de Julio C. Tello, en Chavín de Huantar, también en la Región Ancash, Valle andino de Conchucos, donde la investigación de la Universidad de Boloña sigue presente siguiendo las lecciones escritas el sabio italiano Antonio Raimondi.

Desde Cusco y Puno, Oruro y Potosí, Chan Chan y Sipán de Trujillo – Lambayeque, Lima, Quito, la Amazonía y de otras regiones de Latinoamérica siguen muy el desarrollo de iniciativas ecológicas y de protección del rico Patrimonio de la Cultura Universal y exigen de los Estados y de Unesco, un mayor dinamismo porque el apocalipsis está hoy con nosotros.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 4 =