El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes un real decreto ley por importe de 774 millones de euros con medidas urgentes para paliar los efectos de las distintas catástrofes naturales que han afectado a numerosas zonas del país durante el verano, como los incendios declarados en agosto en Gran Canaria.

La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha dado a conocer estas ayudas en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que ha destacado que, a pesar de la situación política de bloqueo y repetición de elecciones, el Gobierno “está a la altura”.

Así, ha asegurado que “este es un gran país” cuyo Gobierno, “incluso en funciones”, se afana en atender las necesidades más perentorias de los ciudadanos que acaban de sufrir estos días los efectos de las inundaciones e incendios con “todas las fuerzas”, la Unidad Militar de Emergencias, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los voluntarios que se ofrecieron a ayudar en la emergencia.

Celaá ha justificado la necesidad del Real Decreto Ley (que convalidará la Diputación Permanente) en las “catastróficas” consecuencias del “último y letal” episodio de lluvias, las inundaciones, pero también por otras inundaciones y graves incendios registrados en España desde junio. Para ello, ha añadido se ha aprobado un “amplio” paquete de medidas para paliar estos efectos.

La ministra ha repasado algunos de los eventos que estarán atendidos por el Real Decreto Ley, tales como las tormentas e inundaciones de julio en Orense; o los gravísimos incendios forestales de agosto en Canarias o en junio en el Bajo Ebro y, finalmente los “gravísimos” efectos de la DANA que no ocurrían desde hace 140 años en Comunidad Valenciana, Murcia, Andalucía, Baleares o Madrid.

Estas zonas serán declaradas gravemente afectadas por una emergencia de Protección Civil para poder atender “rápidamente a los afectados” como “muestra de la voluntad del Gobierno” con los desfavorecidos.

Por otra parte, el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha asegurado este viernes que el gran incendio forestal declarado el pasado 17 de agosto en Valleseco, que afectó a 9.200 hectáreas y obligó a evacuar a 10.000 personas, podría haberse provocado por un fallo eléctrico.

Sin embargo, ha recalcado que “aún no hay un informe definitivo” que esclarezca con garantías las causas de este gran fuego.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 2 =