sábado, 28mayo, 2022
22.9 C
Seville

André Gide, yo confieso

Los cuatro volúmenes que recogen el monumental ‘Diario’ del escritor francés durante medio siglo suponen un exhaustivo recorrido analítico por las décadas más turbulentas del siglo XX

- Publicidad -

análisis

El Repaso del 27 de mayo: análisis sobre las principales noticias y portadas

Cada día en El Repaso analizamos las principales noticias, echamos un vistazo a las portadas, tanto nacionales como internacionales y comentamos en directo la...

La revisión de los indultos y los errores del Tribunal Supremo

El foco mediático vuelve a sobrevolar el emblemático edificio del Tribunal Supremo. Lo hace después de que este martes la Sala Tercera anunciara que...

Javier Hurtado, el propagandista de Putin del PP

La derecha española va camino de convertirse en la Familia Addams. La fauna de estrafalarios o siniestros personajes que se han ido sumando a...

Putin planea matarnos de hambre y de frío

Primero cierra el grifo del gas, después corta el suministro de trigo y maíz. Putin planea exterminarnos de frío y de hambre. El dirigente...
- Publicidad -
- Publicidad-

André Gide (París, 1869-1951) ocupa de manera estelar una figura central en la cultura francesa del pasado siglo XX. La concesión del Premio Nobel de Literatura en 1947 vino a reconocer la trayectoria literaria de un autor total, que abarcó con maestría casi todos los géneros, desde el relato y la poesía, a la novela o la crítica literaria, pasando por el ensayo, el teatro, la literatura de viajes o la autobiografía. La editorial DeBolsillo culmina ahora, con la publicación de los volúmenes III y IV del Diario del autor francés, la edición íntegra de esta monumental obra, referente del pensamiento de un autor clave para entender en toda su dimensión y complejidad el proceloso siglo veinte.

Esta edición, con traducción de Ignacio Vidal-Folch y prólogo y adaptación de notas de Ignacio Echevarría, supone la publicación, por primera vez en castellano, del texto completo de la obra cumbre de su autor. Los cuatro volúmenes constituyen una crónica pormenorizada y sincera de la vida pública y privada de una figura central de la cultura francesa.

Gide inició su Diario a los 18 años (exactamente el 4 de octubre de 1887) y lo concluyó sólo seis días antes de fallecer, el 21 de noviembre de 1950,  con la siguiente anotación: “No. No puedo afirmar que, al terminar este cuaderno, todo habrá de concluir… Tal vez tendré el deseo de agregar algo todavía… En el último instante, agregar algo todavía”.

El pasado 2021 esta misma editorial publicó por primera vez en España los dos volúmenes iniciales de la que sin duda es la obra más importante de André Gide: su Diario. El primero, correspondiente a los años comprendidos entre 1887 y 1910, mostraba la adolescencia y juventud del autor, y el segundo, de 1911 a 1925, la primera etapa de su vida adulta. En los dos volúmenes restantes, el III (1926-1935) y el IV (1936-1950), aborda el último cuarto de siglo de su existencia, en edición fijada por la Bibliothèque de La Pléiade en 1996, anotada en el original por Martine Sagaert, pero prologada y adaptada por Ignacio Echevarría en la traducción de Ignacio Vidal-Folch.

En estos dos últimos libros de su Diario se aprecia perfectamente a un Gide cuya vitalidad ya no parece ser tan desbordante como en sus años de juventud y cuyo compromiso político no hace más que acarrearle incontables problemas. En las seis décadas que estuvo escribiendo su Diario en miles de páginas, ahora agrupadas en España por Debolsillo en cuatro volúmenes, el autor de Los cuadernos de André Walter se dedicó a anotar toda clase de impresiones, reflexiones y observaciones sobre cuanto acontecía tanto en su interior como a su alrededor. En los dos primeros volúmenes podemos apreciar a un escritor lleno de vitalidad que luchaba por abrirse camino en el mundo, pero en estos dos últimos volúmenes correspondientes a las últimas décadas de su vida descubrimos a otro que empieza a retirarse de la escena pública para vivir su intimidad de un modo más sosegado. Este proceso de aislamiento interior arrancó, tal y como se percibe en el Volumen III, con el rechazo social que experimentó al anunciar públicamente su adhesión al comunismo.

DeBolsillo culmina, con la publicación de los volúmenes III y IV del Diario, la edición íntegra de esta monumental obra, referente del pensamiento de un autor clave

Sin embargo, en el volumen IV, Gide cambia totalmente de postura. Y es que, tras un viaje de varios meses a la URSS, renegó públicamente del comunismo, lo cual le valió la enemistad de casi toda la izquierda europea. Esto, sumado a la imagen pública que se dibujó de él como poco comprometido con Francia durante la Ocupación alemana, hizo que Gide cayera en un silencio profundo respecto a los temas públicos. Además, el 17 de abril de 1938 murió su esposa Madeleine, de quien se había alejado físicamente, pero que continuaba ocupando un enorme espacio en su corazón. Tras insertar fragmentos de su Diario en revistas, plaquettes e incluso en el interior de algunos de sus libros, Gide se planteó publicar una versión íntegra en 1930, evitando de este modo las falsificaciones o manipulaciones que pudieran hacerse tras su muerte. Sin embargo, su mujer le pidió que no lo hiciera.

El autor respetó el deseo de su esposa, hasta que André Malraux y Martin-Chauffier le propusieron publicar sus Obras completas en Gallimard e integrar en cada título un segmento del Diario. Gide aceptó, pero suprimió los pasajes concernientes a su mujer y sustituyó algunos nombres por iniciales o seudónimos. Fue en 1939 cuando, por consejo de Jacques Shiffrin, decidió publicar en La Pléiade una versión definitiva, que tuvo una segunda edición crítica en 1996 y que es la que Debolsillo ha usado para la traducción que ahora, con la publicación de los volúmenes III y IV, queda completa. De este modo, al fin los lectores en castellano pueden acercarse al siglo XX francés de la mano de un autor imprescindible. “Una extraordinaria, una insaciable necesidad de amar y de ser amado: creo que esto es lo que ha dominado mi vida, lo que me ha empujado a escribir; necesidad casi mística, además, porque aceptaba que no encontrase, en vida, su recompensa”, escribió el escritor francés el 3 de septiembre de 1948 en su Diario.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -

últimos artículos

Diagnóstico precoz del Parkinson. Se detectan biomarcadores en lágrima

La noticia es muy importante, se analizan por primera vez la lágrima individualizada de pacientes con párkinson para detectar biomarcadores tempranos de la enfermedad Un...

Una reina de una saga de Reyes

Había ido a pasar el fin de semana de trabajo para varias entrevistas y aunque tenía la agenda demasiado apretada, bien podría disfrutar de...

¿Periodismo?

Dúdenlo. El caso Kylian Mbappé ya es una mancha más a los valores periodísticos. Y, por tendencia y por desgracia, no será la última....

Manifiesto; De la pobreza democrática a la tierra sin mal

El presente documento se constituye en las bases y principios, en las síntesis fundantes o fundacionales, de la “escuela correntina de pensamiento” que surca...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Soros en el Foro de Davos: «Podemos estar ante el comienzo de la Tercera Guerra Mundial y nuestra civilización puede no sobrevivir»

El multimillonario George Soros ha intervenido en el Foro de Davos para "alertar" de la importancia que tiene derrotar a Rusia de manera urgente....

José Antonio Zorrilla, embajador de España retirado, imparte una conferencia sobre la guerra en Ucrania: «Lo siento si os quito la inocencia»

José Antonio Zorrilla cuenta en su currículo con una larga experiencia en el ámbito de las relaciones internacionales. Ha sido diplomático y cónsul general...

Estados Unidos compra millones de dosis de vacunas para el «nuevo virus» de la viruela del mono

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos acaban de firmar un acuerdo por 119 millones de dólares que se destinarán a la compra de vacunas...

El mensaje urgente de Ignacio Ramonet (Le Monde) sobre la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU y las aves de «destrucción masiva»

Ignacio Ramonet es periodista, catedrático de teoría de la comunicación y especialista en geopolítica. Actualmente es director de Le Monde Diplomatic en español. En...

El editorial del New York Times que gira el relato sobre la guerra en Ucrania: «La guerra se está complicando y EEUU no está...

El editorial con el que abrió su edición el New York Times el 19 de mayo ha supuesto una sorpresa tanto para sus lectores...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Diagnóstico precoz del Parkinson. Se detectan biomarcadores en lágrima

La noticia es muy importante, se analizan por primera vez la lágrima individualizada de pacientes con párkinson para detectar biomarcadores tempranos de la enfermedad Un...

Una reina de una saga de Reyes

Había ido a pasar el fin de semana de trabajo para varias entrevistas y aunque tenía la agenda demasiado apretada, bien podría disfrutar de...

¿Periodismo?

Dúdenlo. El caso Kylian Mbappé ya es una mancha más a los valores periodísticos. Y, por tendencia y por desgracia, no será la última....

Manifiesto; De la pobreza democrática a la tierra sin mal

El presente documento se constituye en las bases y principios, en las síntesis fundantes o fundacionales, de la “escuela correntina de pensamiento” que surca...