El consejero andaluz de Educación, Javier Imbroda.

La Consejería de Educación de Andalucía repartirá, más de un mes después de establecerse el estado de alarma por el coronavirus, un total de 5.600 tabletas digitales entre alumnos de Bachillerato y Formación Profesional en centros docentes ubicados en zonas socioeconómicas especialmente vulnerables para que puedan seguir sus tareas académicas y en contacto con el profesorado de forma telemática.

Andalucía cuenta con más de 1,8 millones de alumnos escolarizados en el presente curso 2019-2020, de los que casi 118.000 pertenecen a Bachillerato y más 13.000 de Formación Profesional Básica. La brecha digital afecta en la actualidad al 23,3% de los hogares andaluces, una de las comunidades autónomas con la tasa más alta de hogares sin ordenador junto a Castilla-La Mancha, Extremadura y Galicia, según el reciente informe Brecha digital y educación: retos de equidad en la enseñanza en línea, presentado este abril por el Gobierno central dentro de su programa Agenda 2030.

Las Ampa acusan al consejero Javier Imbroda de “elitista” por relacionar la falta de recursos del alumnado con problemas de motivación

El sindicato CGT ha realizado un estudio en el que eleva a 18.000 los alumnos andaluces que están a día de hoy sin docentes, a los que hay que sumar 650 interinos sin trabajo entre la adjudicación de plazas del 12 de marzo y la siguiente que quedó anulada tras el decreto del estado de alarma. Este sindicato asegura que las bajas de docentes siguen incrementándose conforme avanza el periodo de confinamiento domiciliario, ya sea por estar afectados por coronavirus u otras enfermedades, además de las solicitudes de permisos de maternidad y paternidad.

También las madres y padres de alumnos han mostrado estos días su malestar con la gestión del consejero de Educación, Javier Imbroda. La Confederación andaluza de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado por la educación pública (Codapa) lamenta que el máximo responsable andaluz de Educación “dé la espalda” al alumnado afectado por la brecha digital y tilda de “elitista” que Imbroda relacione la falta de recursos con problemas de motivación.

Codapa recrimina a Imbroda que vuelve a ignorar a las familias, quienes han reclamado reiteradamente desde el estado de alarma no avanzar el currículo mientras dure el confinamiento ni evaluar los contenidos impartidos a distancia para garantizar la equidad de la enseñanza, “en jaque debido a la existencia de hogares que carecen de internet, dispositivos digitales o nivel sociocultural para apoyar el estudio a distancia”.

Pero, lejos de atender las propuestas de las madres y padres, el consejero de Educación antepone “criterios academicistas frente al bienestar del alumnado”, según la Codapa, ya que su principal objetivo es seguir avanzando materia desde casa y examinarla, pese a reconocer la existencia de brecha digital y social, al tiempo que recrimina las críticas de la mayor asociación representativa de las madres y padres de Andalucía.

Inversión de un millón de euros

La Consejería de Educación ha anunciado este lunes que negocia con distintos operadores la ampliación de esta medida a más alumnos de otras etapas educativas. Estos dispositivos portátiles se suman a las 5.600 tarjetas SIM distribuidas también durante el confinamiento domiciliario por el Ministerio de Educación y Formación Profesional.

En esta primera fase, la Consejería de Educación distribuirá a partir de esta semana, a través de las Delegaciones Territoriales y de los equipos directivos de los centros, tabletas digitales de la marca Huawei modelo T5, principalmente a los estudiantes de Bachillerato y de ciclos formativos de grado superior de Formación Profesional, “por ser enseñanzas finales de etapa y con el objetivo de que puedan continuar su proceso de enseñanza- aprendizaje on line”.

Los alumnos y alumnas que recibirán estas tabletas han sido identificados previamente por los equipos directivos de los centros ubicados en zonas Eracis (Estrategia Regional Andaluza para la cohesión e inclusión social), que son los que conocen mejor la situación de sus estudiantes. La Consejería de Educación no facilita el dato del alumnado sin posibilidad de acceso a ordenadores o tabletas digitales en la actualidad.

Estos dispositivos portátiles se entregarán en condición de préstamo y, una vez que las clases se reanuden de manera presencial, se devolverán a los centros. La Consejería de Educación ha invertido un presupuesto de más de un millón de euros en este proyecto.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Y Como estos alumnos no tienen wifi en casa, se van a poner» en contacto con los profesores de forma telepática » . Articulista lo has clavado , no hay otra forma. Habrá que preguntarle a Imbroda si cree en la telepatía no sea que crea y lo haya hecho con buena voluntad.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre