«»Andalucía no se rinde» es una convocatoria a un gran debate social abierto a la participación de toda la sociedad andaluza.» Así comienza el manifiesto que se ha presentado desde el sector de Adelante Andalucía liderado por Teresa Rodríguez.

El objetivo es abrir un debate participativo para «repensar» Andalucía y ofrecer una nueva herramienta política desde la perspectiva feminista, de clase, ecosocialista, andaluza y andalucista.

Este proyecto se plantea «desde abajo», de manera cooperativa y asamblearia. Por ello, se presenta la convocatoria para un debate asambleario en todas las comarcas de Andalucía, de manera «tranquila y decidida» para «elaborar conjuntamente las bases» del proyecto.

El proyecto descansa sobre un decálogo que marca los ejes fundamentales: el primer punto es el soberanismo, partiendo del concepto fundamental de que Andalucía es una nación y tiene derecho a autogobernarse de manera libre y soberana.

En segundo lugar, el pilar del andalucismo, entendido como un «movimiento socio-político que asume diferentes formas de lucha y de reivindicación. Es un proceso de liberación que se da desde abajo y cuyo protagonista es el pueblo auto-organizado». Un andalucismo vinculado a la paz y a los Derechos humanos, solidario con los demás pueblos y que busca alianzas con todos los trabajadores y trabajadoras desde una perspectiva internacionalista y anti-imperialista. El andalucismo comprende a toda persona que viva y trabaje en Andalucía, «venga de donde venga».

Un cuarto pilar, el feminismo andaluz, «que nace de las experiencias de las mujeres andaluzas, desde sus luchas por la emancipación y la soberanía, desde los cuidados y las resistencias».

Un proyecto que se propone actualizar la historia propia de la clase trabajadora andaluza, defendiendo el posicionamiento de Andalucía en la vanguardia de la revolución ecosocial y poniendo en marcha la agricultura sostenible.

La defensa de los servicios públicos es el octavo punto del decálogo. «No nos resignamos a una Andalucía en la que el beneficio empresarial o el lucro privado estén por encima del bienestar de las personas», señalan.

Un proyecto que nace con el claro objetivo de ser alternativa a la derecha y a la «izquierda», afirmando que no participarán de gobiernos liderados por fuerzas neoliberales, donde incluyen al PSOE.

El décimo punto del decálogo sella los fundamentos del proyecto en los principios republicanos.

«Creemos en el derecho del pueblo andaluz, como de todos los pueblos del mundo, a decidir su propio destino». «Pero también creemos en una soberanía política que vertebre una soberanía económica, una soberanía cultural, una soberanía alimentaria, una soberanía energética y todas aquellas que sean necesarias para construir una sociedad andaluza justa y equitativa». «La defensa de ese derecho a ser un pueblo soberano, con plena capacidad para autogobernarse, se hace en consecuencia con lo que somos: una Nación». Así se presenta un proyecto que tendrá su primera conferencia el próximo fin de semana, en formato online

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Cuando el chulo indecente y machista Manuel Muñoz Medina, (3 M de hombre) que intentó, no abusar de Teresa Rodríguez, sino humillarla por ser mujer y eficiente, fue condenado por abuso, me sentí engañado por la Justicia, la condena debió ser por intento de degradación y humillación a la mujer, que es lo que intentó el repugnante ricachón, este puerco me demostró que Teresa Rodríguez y su grupo político debía de hacerles daño a él y toda esa gentuza que le acompañaba cuando el intento de degradación y que le rieron la “gracia”.

    Teresa Rodríguez no parece ser una persona manejable, se ha separado de Podemos por esa razón y este le ha devuelto el desplante porque le tiene respeto, en vez de tanta ruptura deberían haber hablado y negociado una postura común. Ambas posturas rompen la izquierda. Podrían haber ofrecido un “En común Andalucía”

    Los pactos desvirtúan las ideas, pero consiguen una aproximación que la soledad no consigue.

    Aún ganando no podrán hacer su “decálogo” con lo que desvirtuarán sus ideales.

    Así y todo, le deseo mucha suerte.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre