Carlos Cano dijo: «En Andalucía, que es un pueblo de contrastes, se encuentran muchos motivos para conmoverte. Es tierra de grandes miserias y hermosas grandezas. Resulta cualquier cosa menos indiferente. Ser andaluz, para mí, es la forma cultural de ser persona». Hoy es el día de Andalucía, el día en que todos reivindicamos nuestro ser, nuestra alma andaluza, el momento del año en que, desde Almería hasta Huelva, desde Córdoba a Cádiz, pasando por Sevilla, Granada, Jaén y Málaga todos los corazones y las gargantas se emocionan al escuchar o cantar «¡Andaluces, levantaos! / ¡Pedid tierra y libertad! / ¡Sea por Andalucía libre, / España y la humanidad!».

Consulte AQUÍ el NÚMERO 0 del nuevo Diario16 Andalucía

Sin embargo, Andalucía ha perdido en el último año algo que está implícito en la conciencia del pueblo andaluz: la libertad. La llegada de la extrema derecha a las instituciones ha convertido la amenaza en oscura realidad y los andaluces vemos, día a día, cómo las parcelas de libertad conquistadas con tanto esfuerzo y con tanto sacrificio se van convirtiendo en minifundios que hace más necesario que nunca el grito de ¡Andalucía Libre!

No se trata de invocar a referentes patrióticos o nacionalistas. Andalucía es lo que es por España, por ser parte del orbe de la humanidad. Sin embargo, la libertad no se puede poner en almoneda para sostener las sillas del poder.

Andalucía ha sido, por más que el pesimismo tremendista tan propio de nuestra idiosincrasia afirme lo contrario, referente en muchas cosas y en muchos aspectos que, posteriormente, se han trasladado al resto del país. Andalucía fue pionera en la reivindicación de las libertades. En Andalucía se redactó y firmó el primer documento legal basado en los avances de la Revolución Francesa y la Revolución Americana, la Constitución de Cádiz. En Andalucía se produjo la rebelión de Riego, de la que ahora se cumple su bicentenario, contra la tiranía de un Borbón, Fernando VII. Andalucía vertió sangre por la libertad y la democracia. Andalucía fue pionera en su Ley de Memoria Histórica o en sus políticas de lucha contra la violencia machista. Y, sin embargo, en los últimos tiempos Andalucía está siendo noticia por, precisamente, la regresión a los tiempos en que no había libertad.

«¡Andaluces, levantaos! / ¡Pedid tierra y libertad! / ¡Sea por Andalucía libre, / España y la humanidad!». Es el momento en que Andalucía y su pueblo no pueden estarse quietos, no pueden estar pasivos ante lo que está ocurriendo en la actualidad. Los andaluces y las andaluzas no deben permitir que los ultras conviertan su tierra en el campo de experimento de los regresores, principalmente, porque Andalucía y sus gentes no son así.

Ha llegado el momento de la revolución de las conciencias, de la rebelión de la ética contra la tiranía, de la libertad frente a la persecución de lo justo. Los andaluces y andaluzas no pueden permitirse que haya gobernantes que antepongan su cargo a la dignidad, que aprueben leyes en contra de las políticas de igualdad real porque haya alguien que niegue que en España hay una emergencia social y las mujeres continúen siendo asesinadas. No se puede permitir que desde los organismos de poder se siga negando la dignidad a quienes fueron víctimas de la represión de la dictadura. No es de recibo que se pueda llegar a mirar con pasividad el desmontaje del Estado del Bienestar. ¿Cómo es posible que se vaya a condecorar en el día de hoy a una persona misógina que con sus comentarios o escritos puede llegar a alimentar el machismo más cerril? Eso no puede ser posible en una tierra como Andalucía.

Por eso, ¡Andalucía Libre! Libre de homofobia, de machismo, de violencia contra las mujeres, de racismo, de falta de oportunidades.

Sin embargo, para que esa revolución de las conciencias se produzca y alimente el espíritu de la libertad y la democracia, es necesario que quienes no se sienten representados por lo que está ocurriendo en la actualidad tengan una voz de progreso, dispongan de un lugar donde el poder se sienta incómodo porque vea que puede ser controlado. Ese lugar debe hallarse en el cuarto poder. Por esta razón, desde estas páginas libres e independientes de Diario16, quiero anunciar que en los próximos meses de la primavera volverá a editarse Diario16 Andalucía, con un equipo de profesionales que cubrirán, analizarán, reflexionarán sobre las informaciones de la región, tanto a nivel provincial, local y autonómico. Es un proyecto que pretende cubrir el espacio progresista de la información y cumplir con el deber de la prensa: el control del poder, desde la libertad y la independencia, con el modelo del nuevo periodismo con el que trabajan todos los profesionales de los medios editados por Multimedia Ediciones Globales.

El nacimiento, en este caso renacimiento, de un medio de comunicación siempre es una buena noticia para un régimen democrático porque la libertad de prensa es un elemento fundamental a respetar por los distintos poderes y por los organismos público-privados que hacen posible el sostenimiento equitativo de un medio de comunicación.

Andalucía siempre libre, España y la humanidad.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre