América vive etapas muy difíciles, en las cuales  se ha asistido al divorcio entre Estado y sociedad, tema cada vez más vigente en estas tierras del Pacífico.

El Libro de las Sospechas, de  José María Salcedo – editor, periodista, escritor, cineasta – nacido en la España de la Guerra Civil,  nos muestra la visión de un Perú en formación, con énfasis sobre lo ocurrido en el último medio siglo, en cuanto a la delincuencia política organizada para desbancar recursos del Estado y  quebrantar DDHH.

En más de tres mil páginas, empieza y  termina afirmando lo que  dijo en: “De la Utopía a la Ironía, cuando nos ofrece un manual de la incorrección política”

En esta síntesis, evita que la fragilidad de la memoria, pueda olvidar, que en este país sudamericano, cinco presidentes   hayan sido internados a los penales o están en camino, por   traicionar  el respaldo popular. Por ejemplo, cómo llega a la cárcel un Fujimori, que traiciona el respaldo popular y pasa a ser  condenado a 25 años de prisión.

La verdad no es una quimera. Existe. Depende quién sea el emisor y  la sociedad. Por cierto, para informarse de la  realidad no es fácil, porque es explicable la cruel indiferencia…  que es perversa para la vital cohesión de una nación.  

José María Salcedo, confiesa  que cuando comenzó a escribir lo que ahora son  cuatro tomos de ESCRITOS 1977-2017,  el estaba por  cumplir  30 años de edad. Suponía entonces  que era vagamente socialista, aunque más socialista pre marxista que marxista. Socialista utópico, que comenzó con grupos de estudios  de doctrina social de la Iglesia.

Sus crónicas tienen un  tono humorístico pero con sarcasmo y cierta maldad contra sus antihéroes. La  escritura como  venganza contra  la adversidad, versión 2015.

De la utopía a la ironía  se fue ampliando hasta convertirse en IV Volúmenes, que la Universidad Ricardo Palma ha publicado, gesto  poco usual, en donde la relación sociedad- Estado  es cada vez más  frágil e invadida por el individualismo extremo.  

El primer libro de esta Biblioteca condensa  crónicas relacionadas con la resistencia “de gente de abajo”, gente trabajadora que lucha por proteger sus derechos y  su derecho al  trabajo. Y el cuarto – El libro de las sospechas – ofrece una visión muy diferente a las explicaciones entonces dominante, cómo fue el fin de Fujimori con la inagotable catarata de  los vladivideos (documentos filmados por el “asesor de inteligencia”, sobre Alberto Fujimori.

Cómo fue que el Perú  eligió a Toledo, con la compra de miles de votos,  y otros casos sobre los cinco presidentes de este país,  más  conferencias y artículos se tiene un documento para una biblioteca breve  de un ciudadano del mundo.

Uno de sus primeros héroes de ese primer libro es Fabián Carbajal, un dirigente que con más de noventa años, fue quien le dio título al primer libro: Se sufre pero se goza. El último de la serie es, “Inútil es decir que  te he olvidado”, conjunto de pasajes autobiográficos.

Lo que no varió nunca fue el lenguaje del tiempo. Las migraciones, que son el viaje hacia  la esperanza, son también una forma de huir.

 La Odisea de Celendín….Algunos proyectos como una  compleja red del agua recorre aldeas, caseríos  o  simple  hitos de la provincia cajamarquina, cien kilómetros de  multiplicación de rio y manantial, cien kilómetros de huida de la eterna adversidad.  La historia de cómo las aguas del río Sendamal dejaron de ser ajenas o un simple capricho decorativo de los  dioses no es solo la historia de una irrigación.

Es la biografía de un pueblo que decidió sacudirse de la esclavitud de la naturaleza y, con ella, de las promesas incumplidas  o del único horizonte de la marcha hacia afuera, por una tortuosa  carretera, sin volver la vista atrás.

Extrañas historias de un país extraño. El tsunami Fujimori. Es un intento de análisis de lo que estaba ocurriendo con el Perú y porque elegía a un extraño personaje, fuera el circuito político convencional, para  terminar después preso por quebrantar los DDHH. El régimen cayó  estrepitosamente en 2000. Huido al Japón, luego retorna a Chile,  extraditado al país de donde huyó, condenado a prisión. Un magma inagotable de cargos, denuncias y condenas judiciales, políticas, sociales y morales.

El autor, remarca, que al  momento de cerrar esta edición, la historia de Perú vuelve a regalar una sorprendente ironía. Los expresidentes  Alejandro Toledo, tiene órdenes de captura por millonarios actos de corrupción, al igual que Alán García, cuya salud mental, oculta en la conservadora sociedad,  opta por el suicidio.

El mismo sendero sigue Ollanta Humala, abanderado anti fujimorista, también la justicia lo requiere por compromisos ilegales con  una empresa transnacional  brasileña, y sociedad peruana siguiendo de  cerca el mismo camino para Pedro Kuscynski, socio de los  grupos económicos y políticos más conservadores de América toda.

Las tumbas de Uchuraccay.  La primera edición  apareció en Lima 1984, a un año de la masacre de los periodistas en ese paraje andino de Ayacucho en la época más dura del  terrorismo y su represión militar. El  autor, JMS, era entonces el  director de Marka, un medio que alentaba la unidad de la Izquierda peruana, tan necesaria en esa  etapa y siempre, que llegó a tener  ediciones más allá de los  150 mil ejemplares, en un país con alto índice de analfabetos funcionales y no  funcionales.

Lo que dijo y no se dijo  sobre cómo fue esa muerte, en muchos casos para ocultarla más que esclarecerla, para el autor esa connotación  fue el contenido del informe de la Comisión Vargas Llosa. Y con dolor se refiere al Informe de la Comisión de la Vedad y la manera la memoria de Luis Morales Ortega, el héroe, sin duda, de los Mártires  de Uchuraccay.

Antes que ingresara  a la imprenta, el  texto se envió a los personajes mencionados para que hicieran descargos. Casi cincuenta páginas del texto publicado se dedicaron a recoger esas  versiones, algunas casi un plan de libro en sí mismas.

José María Salcedo, escritor, periodista de medios escritos, radio, televisión y Cine, siempre con su vocación docente, compartió su experiencia y conocimientos. Por ejemplo,  el fundador de Psicoanálisis Estival, Jorge Zavaleta Balarezo, siempre recordó a JMS en su afán de  promover el  cine latinoamericano. La labor iniciada en Perú  continuó en la Universidad de Pittsburgh, en Pensilvania, y desde 2017 mantiene sus ediciones en Emmitsburg,  pequeña ciudad en las estribaciones del Cacoctin, nombre que los nativos conocen a los Apalaches que recorre desde Alaska hasta Maryland, y pueblos que siguen muy de cerca las ambivalencias del continente y la esperanza  de consolidar la vida individual  y colectiva del planeta Tierra.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre