Se atribuye a fallos técnicos, errores informáticos el hecho de que en León se diera la victoria electoral a Falange. Dos días después del 26M todavía no se podía conocer el número real de concejales. Hasta el martes estaban pendientes del resultado de 12 mesas para poder saber si finalmente Vox obtendría concejal en la capital.

También ha habido problemas en el recuento de los resultados para las diputaciones y los cabildos insulares en Canarias. Pasadas 48 horas en El Hierro se habían contabilizado poco más de la mitad de los votos.

No fue hasta el martes a las cinco de la tarde cuando pudieron conocer en una localidad de Valencia (Tavernes de la Valldigna) los resultados electorales.

La CUP, por ejemplo, denunció que en la web de Interior se habían esfumado 56.000 votos y los resultados provisionales no cuadraban con las cuentas que ellos mismos estaban recopilando.

En Ibiza, los socialistas piden hoy a la Junta Electoral que el recuento de votos de 11 mesas electorales sea revisado, ante posibles errores que podrían darle la victoria, en lugar de la que hasta el momento parecía haber tenido el Partido Popular.

En Madrid también se han producido sonados errores. Se espera que no afecten al reparto de concejales, pero han sido llamativos resultados como los que se dieron en la zona de Ferraz, donde se encuentra la sede del PSOE. Allí según el recuento, la Falange habría sido la fuerza más votada: pero no solamente ese ha sido el dato sorprendente. Según los datos publicados, en este lugar formaciones como PSOE, Más Madrid, Ciudadanos o Vox no habrían obtenido ni un solo voto. Algo difícil de creer.

Algo similar ha sucedido en otras mesas electorales como las del barrio de Chamartín, San Blas y Puente de Vallecas, donde el aumento de Falange ha llamado la atención de manera sospechosa.

Versión del Gobierno

Desde Moncloa señalan que es un problema habitual que los votos emitidos no coincidan con los datos publicados en la web oficial del Ministerio de Interior. Explican que en la web solamente son visibles los votos necesarios para conseguir las concejalías, dejando los restos sin publicar, aunque hayan sido escrutados. No obstante, han señalado que Scytl y Vector, empresas que han ganado el concurso para realizar las tareas en estas elecciones, arrebatándole a la histórica INDRA el contrato, presentará la suma total de votos tan pronto como puedan verificarla.

El problema del recuento a nivel local se extiende y sube a un nivel superior: los resultados electorales para conformar las diputaciones provinciales. Precisamente estos organismos dependen del número total de concejales obtenidos por cada formación a nivel provincial. Y lógicamente, sin tener los datos de los primeros, es imposible conformar la segunda.

En Ourense, por ejemplo están aún pendientes de poder conformar la Diputación provincial, ante la falta de datos verificados. Y de ello dependerá si mantienen el poder en ella el Partido Popular o lo pierden después de 30 años.

No es la primera vez que sucede algo así, pues en las elecciones anteriores de 2015 las diputaciones tuvieron que esperar una semana para poder ser formadas ante la falta de datos oficiales.

Syctl le ganó el concurso a Indra

En el mes de enero Scytl ganó la adjudicación, adelantando así a Indra. El presupuesto inicial para encargarse de los resultados electorales era de 12 millones de euros (sin IVA) y esta empresa ofrecía hacer los servicios por 7,24.  De esta manera, abarataba los costes en un 20%, frente a los 9 millones que pedía Indra.

Dentro de los puntos para elegir la empresa, el del presupuesto tenía un peso del 70% en la valoración.

Denuncias públicas en Cataluña

Precisamente las redes sociales han sido un lugar donde los comentarios y las alertas se han dado de manera notable desde la misma noche del domingo. Una de las voces de alarma las daba Jaume Morron, un usuario que se preocupó por analizar los datos que estaban siendo publicados en la página web y que ha hecho viral los análisis que parecen ser, hoy podrían confirmarse ante el reconocimiento de los fallos en el recuento por parte de esta empresa.

Todo comenzó con este tuit, según señala Jaume Morron para Diario16.com :

La voz de alerta se daba el martes, 28 de mayo, a las 11.38 de la mañana. Fue entonces cuando Morrón comienza a comparar el dato de votos emitidos en Cataluña  y en toda España en las elecciones locales del 26M con la suma de los votos a cada candidatura. En principio, esos datos deberían ser idénticos, y la sorpresa de Morrón llega cuando no coinciden. Los datos, sin embargo, sí coincidían en el caso de los resultados de las europeas.

Esta fue la tabla sobre la que Morrón realizó su análisis, obtenida de la página web del Ministerio de Interior.

Efectivamente, al comprobarlo puede verse que los datos no encajan. Al comparar los datos de la web relativos a los resultados provisionales con el resumen de los resultados de Cataluña, se producía el desfase.

El desfase era de 314.497 votos. No aparecían asignados. Fue en este momento cuando se produjo la denuncia pública de la CUP: el Ministerio de Interior les asignaba 56.000 votos menos de los que ellos tenían en base a sus cuentas.

Morrón considera que «lo que puede haber ocurrido es que en la tabla «resumen por candidaturas» no se han volcado los votos que no suman para obtener escaño-concejal. Pero no se da ningún tipo de información al respecto, lo que sin duda supone una chapuza.»

Otro de los ejemplos claramente visibles fue el caso de JuntsxCat en L’Hospitalet: los 3.486 votos no estarán previsiblemente incluidos en los 573.463 que se les asignaban. Y es que los fallos también se han producido a nivel municipal: son errores pequeños, pero existen. En esta localidad de L’Hospitalet faltaban 66 votos por asignar. 

En esta web es donde se pueden comprobar todas las denuncias que han sido realizadas.

Esta misma mañana aparecía alguna corrección: por ejemplo, ahora se indica, donde antes decía «RESTO», ahora dice «RESTO CON ESCAÑOS». Pero queda pendiente todavía reubicar los votos que habían «desaparecido» en las formaciones políticas correspondientes, como el caso mencionado de la CUP.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 5 =