miércoles, 8febrero, 2023
10.2 C
Seville

Alberto Olmos: jaque al ministerio de cultura

Javier Puebla
Javier Pueblahttp://www.javierpuebla.com
Cineasta, escritor, columnista y viajero. Galardonado con diversos premios, tanto en prosa como en poesía. Es el primer escritor en la historia de la literatura en haber escrito un cuento al día durante un año, El año del cazador, 365 relatos que encierran una novela dentro.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

La noticia me llega rebotada a través de La Esfinge, una de las musas más míticas de Tigre Manjatan:

el  Ministerio de Cultura dará 5.000 euros a 100 escritores para gastárselos en juergas. Es un buen titular, y al principio, como el escritor y articulista Alberto Olmos bien sabe, incita a la sonrisa.

Los escritores somos gente juerguista; también juerguista. Abrí el enlace del artículo enviado por La Esfinge con esa sonrisa optimista que buscaba Olmos y algunos muy buenos recuerdos de la época en la que las fiestas del libro con motivo de la Feria eran una maravilla: genial Ramdon en aquella fiesta del Teatriz en el 2014, generosa siempre Planeta, elitista Alfaguara…, y empecé a leer con una muy pequeña y prudente esperanza: si repartían un millón de euros, de los Fondos Europeos, claro, quizá podría aspirar a algo. Llevo años trabajando en un libro bastante imposible: LAS CARPETAS DEL TIEMPO, un pulso a la muerte y al paso de los años, y una bequita quizá podría ayudarme a dedicarle un par de meses exclusivos y acabarlo.

Enseguida me di cuenta que no. Y recordé otras becas, otras convocatorias… a la pólvora de Rey sólo tienen acceso los validos. Pero lo curioso de la beca, en el artículo se dice que será de 10.000 euros y dos meses para cien escritores o ilustradores o traductores, es que debe utilizarse para salir al extranjero y hacer de embajada de España (hasta ahí bien) pero que no puede gastarse en alquilar una casa porque a quien se le conceda la beca tiene que conseguir una institución extranjera que acepte su visita (y por lo tanto que le invite). Y además, explica Olmos, el dinero no se puede ahorrar para pagar el cole de los críos o la hipoteca, o el arrocito que nos preparamos en casa porque las ventas de nuestros libros no dan para mucho más. No; nos explica el escritor y articulista, que los 10.000 pavos hay que fundírselos. En ese punto no creo que sea para tanto, seguro que se puede hacer alguna trampita y guardarse unos billetitos para pagar el cole del criajo (pero hay que hacer la trampita, y así somos todos iguales). Pero lo que sí parece incuestionable es que del pesebre con paja made in Europa van a comer los mismos de siempre.

Me ha gustado mucho el artículo; en general es una maravilla el trabajo que Olmos hace desde su atalaya bautizada como Mala Famaa favor de la auténtica y casi invisible literatura española, pero es lo que hay. Los buenos escritores no interesan, las plazas para comer todos los días ya están copadas, y cuanto más mediocres y menos artists sean los nuevos autores: mejor que mejor. Como en aquella película de Woody Allen, sátira de James Bond, en el que el neoyorquino quería inventar una bomba para matar a todos quienes midieran más de un metro cincuenta, y así quedarse con todas las mujeres guapas del mundo. Esa bomba la tiraron en España Prysa y alrededores hace muchos años; y aunque han perdido poder todavía les quedan muchos viejos francotiradores dispuestos a volarle la cabeza a cualquiera que haya dedicado su vida entera a escribir y pueda convertir en bajitos y enanos a sus satisfechos protegidos.

(Mecanografía:MDFM)

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído